- Los retos del medio cupón. Cincuenta y a mucha honra
-

Ellos son el alma de la fiesta

-

Éstas son las elegidas

  Detrás de la portada
  Triunfadoras universales
-

La premiación

TENDENCIAS
PROTAGONISTAS
-

Gael entre la ficción y la realidad

- El monitor
  Degustación visual
- Los cinco imprescindibles de...
LA CARACAS DE...
- Eddy Marcano
MODA
-

Heredera modelo

-

Moda en la calle

GASTRONOMÍA
- Francia se come en Cumaná
- Barra libre
VIVIR MEJOR
SALUD
- Pilates. Mente y cuerpo en armonía
BELLEZA
-

Spa para niñas. Las Chicas también quieren divertirse

DECORACIÓN
-

Claves para
elegir un sofá

TECNOLOGÍA
-

Comunicado
en cualquier parte

COCINA
- Dulces con higos
MASCOTAS
-

Liberarse
del estrés

PUNTO Y APARTE
CRIMENES
HOROSCOPO
HUMOR
MENTE Y ESPÍRITU
CRUCIGRAMA
crucigrama.shtml
ARCHIVO
CONTACTENOS

 

Los invitados a esta galería tienen algo en común: la creatividad para hacer que una celebración sea inolvidable. Garotas, bailoterapeutas y superhéroes van más allá del esperado trencito de la hora loca

Por Pablo Blanco. Fotos Natalia Brand

Pasan los años y la conocida "hora loca" de las fiestas venezolanas está más vigente que nunca. Quiéranlo o no, quienes en estas tierras son invitados a una clásica celebración de boda, graduación o 15 años ya saben que, en algún momento de la noche, el Dj de turno comenzará a variar la selección musical paseándose en tiempo récord (ya que el asunto jamás dura exactamente una hora) por una diversidad de géneros que "obligará" a los presentes a lucirse con sus habilidades dancísticas. Entrado el calor, se gesta espontáneamente una costumbre inmortal: hacer el trencito. ¿Le suena familiar? Pues bien, si tiene mucho tiempo que no asiste a una fiesta, sepa que, en la mayoría de los casos, el mencionado popurrí y la acostumbrada cadena humana no han sido, en lo absoluto, erradicados. Lo que sí ha cambiado, durante este milenio, son los invitados especiales a tales festejos. Se trata de los servicios que ahora usted puede contratar para que su celebración, con trencito y todo, tenga un sello distinto. Empresas que han sido formadas entre artistas del baile, la actuación y demás acrobacias ofrecen a sus usuarios shows a domicilio con una duración de entre 20 y 60 minutos, por costos que oscilan entre los 1.500 y los 10.000 bolívares fuertes. Las opciones incluyen clases de danza del vientre, recreaciones de La Guerra de las galaxias, obras de teatro basadas en la vida del agasajado, sesiones de bailoterapia y retro, entre otras. La noche puede tornarse más divertida de lo usual, bolsillo mediante. He aquí siete alternativas.

DANDO SHOW
Imagine que su pequeño hijo celebra su cumpleaños en el salón de fiestas de su edificio, cuando, de repente, Spiderman lanza su telaraña desde el PH y comienza a bajar, piso por piso, hasta unirse a la celebración haciendo gala de sus habilidades gimnásticas con sendos saltos mortales. Eso si no se aparecen Batman y Robin o el temible Darth Vader, el malo de la saga cinematográfica La guerra de las galaxias, quien puede propiciar una inesperada pelea de espadas. Una de las promesas de Producciones Extremo es recrear, para fiestas infantiles, las hazañas de los superhéroes de la Meca del Cine. Por un lapso de tres horas, aproximadamente, el cumpleañero y sus invitados podrán crear su propia película en compañía de los personajes en cuestión. Karen Archila, ejecutiva de ventas de la empresa, comenta que "la idea era romper con la clásica imagen del recreador infantil. Cuando vimos que funcionaba muy bien comenzamos a ocuparnos de crear entretenimientos que fuesen igual de atractivos para los adultos. Así fue como incluimos los openings para celebraciones de 15 años, una tendencia muy al uso en Estados Unidos (en el mejor estilo del reality show My Super Sweet 16 del canal por suscripción MTV). La muchacha puede entrar en una carreta, cargada por un par de gladiadores romanos y presenciar la pelea de otros dos que luchan por su amor. Aunque el que más nos piden, actualmente, es la apertura tipo Hollywood, en la que las quinceañeras hacen su aparición en la fiesta como toda una celebridad, perseguidas por un grupo de paparazzo o disfrazadas de artistas como Marilyn Monroe". Para celebraciones de bodas, esta compañía ofrece una alternativa que, según menciona Archila, ha sido todo un hit. "Los cuentacuentos han sido altamente aceptados. Se trata de personas que entran a la fiesta relatando cómo se conocieron los novios. Esto previa reunión con un grupo de familiares cómplices que dan todos los datos necesarios para armar la narración, incluyendo como personajes a muchos de los invitados que vayan a asistir a la recepción". Tal irrupción a la velada puede ser temática. Hay, por ejemplo, el cuentacuentos chino, que entra con un dragón. También se ofrecen los narradores estilos egipcio y gitano, entre otros. Eso sin contar los bailarines que entran haciendo el pasito de moda de décadas de los setenta y ochenta".

"Suelo ofrecer lo que se denomina bailoterapia de las décadas, que se pasea, en 45 minutos, desde los sesenta hasta 2008"

DE LOS DART A RICKY MARTIN
¿Está usted preparado para corear y bailar Only You, Detén la noche o Tú la vas a perder? Pues entonces disponga su garganta y, especialmente, su esqueleto porque el bailarín Pedro Moreno, artífice venezolano de lo que se conoce como bailoterapia (aeróbicos a partir del baile), le introducirá en una máquina del tiempo en la que usted y él serán las estrellas del lugar. "Suelo ofrecer lo que denomino la bailoterapia de las décadas, que se pasea, en 45 minutos, desde los sesenta hasta 2008. Así que de Los Dart y Los 007 paso a Henry Stephen con el inolvidable Limón, limonero, después voy con lo mejor de Donna Summer, Gloria Gaynor y el clásico I Will Survive. De los ochenta son fijos los temas de Karina, Yuri y Guillermo Dávila. Y en los noventa no falla Technotronic, pongo a la gente a moverse como los 'guoperós' de Radio Rochela. En esa misma década incluyo el infaltable Ilarié de Xuxa y El Meneíto. Para llegar al presente abro con el tema reggaetonero La Vecinita de Vico C, incluyo, luego, Todos me miran, de la mexicana Gloria Trevi, y termino con Pégate, de Ricky Martin, con un grupo de samba que me acompaña".

Para fiestas infantiles el artista ofrece coreografías y recreaciones de series como Somos tú y yo, de Venevisión, o The Jonas Brothers, de Disney Channel. Pero no todo es baile en esta performance de Moreno. Como todo showman que se precie, el instructor convierte su participación en una demostración de destrezas sobre el escenario. Así pues, por década, va cambiando, acrobáticamente, de vestuario y atuendos hasta quedar con el look más contemporáneo que, según cuenta, es el de rapero. El asunto, a petición del cliente, puede incluir máquinas de humo o de burbujas, turbinas de papelillo, fuegos artificiales y hasta un par de pantallas de plasma donde se verán registrados los invitados y también se proyectarán videos musicales de cada época. Todo lo anterior es modificable: la bailoterapia puede ser de una sola década y el número de bailarines varía de uno a ocho. Sin mencionar que los efectos tecnológicos a incluir quedan a juicio de quien solicita el servicio.

¡QUÉ VIVAN LOS SETENTA!
Hace cuatro años, a un grupo de cuatro instructores de baile se le ocurrió ir a animar una recepción en la Quinta Campo Claro. Se trataba de una fiesta de graduación del colegio Los Arcos a la que estos artistas entraron camuflajeados como cuatro invitados más. A las 12 de la noche, dieron inicio al espectáculo coreográfico que los ha identificado desde entonces, inspirado en la década de los setenta. Desde entonces se les conoce como Losarroceros.com. Blanka Martínez Brea, miembro fundador de este colectivo bochinchero, relata lo que ofrecen. "Nuestro fuerte es recrear los setenta, es lo que más nos piden. Pero dependiendo de la ocasión incluimos también un recorrido por los ochenta y hacemos guiños con la música que está de moda actualmente, aunque colocamos sólo un tema de reggaetón, para que el asunto no se torne monótono. Nos vamos ataviados con el típico vestuario psicodélico compuesto de pelucas de afros, pantalones campanas y coloridos estampados". Para darle un toque de humor al asunto, uno de los bailarines de Los Arroceros.com personifica a Charlie Mata (extinto personaje de Radio Rochela), por aquello de que sus atuendos siempre fueron de los setenta. "Entramos con fuegos artificiales fríos y comenzamos a dirigir una coreografía súper sencilla para que todos nos sigan. Posteriormente, ponemos en práctica el trencito para repartir el cotillón ordenadamente y luego dejamos que cada quien baile como quiera hacerlo".

GAROTAS Y GAROTOS
Cuando los invitados a una boda ya pasaron por la Hora Loca creen que todo va a culminar. Eso hasta que llegan las garotas de Simone Samba Show. Doce mulatas venezolanas, brasileñas, colombianas y cubanas, hacen su entrada triunfal ataviadas con diminutos trajes de gala estilo Las Vegas. Les sigue la intérprete brasileña Simone de Nevado, quien entra cantando de la mano de los novios en compañía de los músicos. Felipe Nevado, quien regenta la movida junto a su esposa, lo explica mejor. "En cada show hacemos un recorrido por la música típica de todo Brasil, desde Bahía hasta Río de Janeiro. Primero las chicas reparten el cotillón y muchos se animan a tomarse una foto con ellas. El momento cumbre es cuando un garoto invita a bailar a la novia y una garota hace lo propio con el novio. Si bien siempre queremos que la gente se sume a la algarabía desaforadamente, cuidamos que nuestra presentación tenga como sello la elegancia. Porque además de la conocida samba de salón, lo que ejecutamos es un concierto con músicos de alto calibre. Las presentaciones en graduaciones son un poco más picantes, la banda incluye más batucada, el asunto es más movido. En celebraciones de 15 años se prepara un número para que el garoto baile con la cumpleañera". En la misma onda carioca se encuentra la empresa Wilma y sus divas samba show, que, además de las acostumbradas beldades del ritmo, también se preocupa por incluir números especiales de fornidos bailarines. "Lo de incluir garotos es una tendencia que, según tengo entendido, tiene, apenas, meses", comenta la colombiana Wilma Martínez, directora de la agrupación. "Parte de la presentación incluye una demostración de capoeira (expresión artística afrobrasileña que mezcla danza y arte marcial). Van vestidos con el clásico pantalón blanco, sin camisa y con un chaleco de tela brillante. Todo en una onda muy masculina. En las graduaciones, así como en las bodas y 15 años, esta presentación ha sido todo un hit, especialmente para las damas".

MIL Y UNA NOCHES
Muy en boga está incluir una demostración de danza del vientre en las celebraciones locales. Las chicas de Danzarabia lo saben, es por ello que ofrecen una variada gama de números basados en esta disciplina. Ethel Deutsch, venezolana de ascendencia polaca, comunicadora social y bailarina de danza contemporánea explica el concepto del grupo que dirige. "Hacemos un show que varía, esencialmente, en el número de bailarinas: de una a cinco. La idea es que la presentación sea elegante y artística, queremos deslastrarnos de ese concepto que asocia la danza del vientre con algo poco refinado. Si estamos en una boda comenzamos a invitar a bailar, primero, a las damas, luego, a los niños y, posteriormente, a los caballeros. El resultado suele ser que todo el mundo termine de pie acompañándonos, lo cual es bastante satisfactorio para nosotras. Usualmente bailamos al ritmo de un compacto que llevamos a la fiesta en donde se encuentra una compilación musical de 20 minutos. A petición del público podemos incluir también instrumentistas en vivo. Por lo general son un ejecutante de la darbuka (instrumento de percusión de origen árabe), acompañado por un violinista y otros dos percusionistas. Las quinceañeras -previos ensayos- pueden abrir su fiesta con una demostración dancística junto al grupo. Podemos presentar pequeñas obras de teatro coreográficas. Igualmente tenemos un servicio para despedidas de solteras, el cual contempla una demostración de cinco minutos a cargo de una bailarina y una hora de clases de danza del vientre para las asistentes".

Puro teatro
¿Se imagina una obra de teatro basada en su propia vida? Si se decide, la gente de Tactus Pro le armará lo que se conoce como Teatro a la medida, que contempla desde el libreto hasta una puesta en escena que incluye sus primeros años de vida y las personas que han marcado su existencia, como la cariñosa abuelita y hasta el perro de la casa. La actriz Anabella Troconis, fundadora y directora general de esta productora de espectáculos, explica: "Para presentar obras de teatro en una casa, por lo general, se hace una pregira para evaluar el espacio con el que los actores van a contar. Ya en plena celebración, estos últimos entran a la fiesta como unos invitados más, acomodando algunos muebles para luego dar lugar a la presentación. No llevamos escenografía, se trabaja con los elementos que tengamos disponibles en el hogar de turno. Y aparte del teatro a la medida, ofrecemos una selección fija de obras como Secreto a voces, de Toti Vollmer, y Gregor McGregor, de Lupe Gehrenbeck. También estamos reofertando, para piñatas, montajes infantiles que ya han estado en cartelera como Meñique, de Tabla 7 Producciones, o Cortocircuito, de Garuart Producciones".

El precio del bochinche
Los espectáculos de Producciones Extremo tienen un costo que oscila entre los 1.500 y los 7.000 bolívares fuertes. El Spiderman trepador de edificios puede cotizarse en 2.500 bolívares fuertes, con una recreación para los pequeños invitados que dura tres horas. El espectáculo de las garotas de Simone Samba Show, que, en promedio, dura una hora, se oferta entre los 1.500 y los 2.000 bolívares fuertes. Por 45 minutos de espectáculo la samba de Wilma y sus divas está por el orden de los 1.000 a los 1.300 bolívares fuertes. Las bailoterapias de Pedro Moreno, con la misma duración, se ofertan a partir de los 1.200 bolívares fuertes y pueden ir aumentando hasta los 5.900 bolívares fuertes, dependiendo del número de bailarines y artilugios técnicos que lo acompañen. Por colearse en una rumba, Los Arroceros.com cobran 1.500 bolívares fuertes, para ofrecer un show de 40 minutos. Las bailarinas de Danzarabia, por una presentación de 25 minutos, ofrecen unas tarifas que varían entre los 600 y los 2.550 bolívares fuertes, dependiendo del número de talentos. Por último, el teatro a domicilio de Tactus Pro está entre los 7.000 y los 10.000 bolívares fuertes, a excepción del espectáculo Gregor McGregor, cuyo cartel incluye a Elba Escobar, Adolfo Cubas y Anabella Troconis, un elenco estelar que eleva, considerablemente, la cotización anterior.

Señas
•Producciones Extremo. Telf.: 943.5626.
Sitio web: www.produccionesextremo.com
•Simone Samba Show. Telfs.: 237.1530 / (0416) 208.6204.
•Vilma y sus divas Samba Show. Telf.: (0424) 215.7193.
Correo electrónico: divas_samba_show@hotmail.com
•Pedro Moreno. Telf.: (0414) 331.4382.
•Los Arroceros.com. Telf.: (0416)816.7280.
Sitio web: www.losarroceros.com
•Danzarabia. Telf.: (0424) 225.1293.
Sitio web: www.danzarabia.com.ve
•Tactus Pro. Telf.: 839.9885.
Sitio web: www.tactuspro.com


Ver también en Encuentros:
- Los retos del medio cupón. Cincuenta y a mucha honra
- Éstas son las elegidas
- Detrás de la portada

- Triunfadoras universales
- La premiación
 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso