Actitud positiva: salud para el cerebro
La neurociencia ha demostrado que una vida integral positiva beneficia al cerebro a corto, mediano y largo plazo. Por el contrario, el sedentarismo y el estrés causan estragos irremediables

ESTAMPAS

09/04/2021 06:00 pm



Consuelo Fermín

En medio de tanto estrés, ansiedad y desmotivación que ha generado el Covid -19, estamos empeñados en buscar alternativas que nos hagan enfrentar esta crisis mundial de la mejor manera.

En nuestras indagaciones nos hemos topado con los planteamientos realizados por la Doctora Wendy Suzuki, profesora de Neurociencia y Psicología en el Centro de Ciencias Neuronales de la Universidad de Nueva York. Además es Licenciada en Fisiología y Anatomía Humana de la Universidad de California, quien sostiene que una vida activa mejora el funcionamiento del cerebro.

De acuerdo a sus investigaciones, reseñadas en el libro titulado “Cerebro activo, vida feliz” afirma que tanto el sedentarismo como el estrés traen graves consecuencias a nuestro cerebro. Por ejemplo, personas bajo un intenso estrés postraumático, literalmente están matando sus células, ya que su hipotálamo se reduce bajo estas emociones negativas.


Wendy Suzuki: una vida activa mejora el funcionamiento del cerebro


Y es que la pandemia ha revelado como muchas personas han sufrido de severas depresiones, ataques de pánico y ansiedad paralizando sus vidas. Según la experta, estas emociones negativas elevan los niveles de cortisol en el cerebro, lo que mata literal a nuestras células cerebrales. Una persona bajo condiciones de estrés, “su hipocampo y las dendritas comienzan a marchitarse, lo cual es terrible para la anatomía y salud del mismo”

Frente a esta realidad, está el hecho biológico de que los seres humanos estamos diseñado para movernos y estar activos, y contrariamente la pandemia nos impone una nueva forma de vida. El confinamiento nos encierra en nuestras casas, y por ende el sedentarismo entra a nuestras vidas como un enemigo silencioso y dañino.

Por lo tanto, la solución que nos propone esta experta es “más deportes y mejor alimentación”. Lo positivo de esta propuesta es que es permanente en el tiempo, económica y fácil de hacer. Solo se requiere tomar la decisión y dar un paso al frente.

Una vida activa genera células que mejoran la memoria

Y nos atrevemos a afirmar esto, pues mientras nos ejercitamos, estamos estimulando neurotransmisores positivos, responsables de mejorar nuestro estado de ánimo como la endorfina, la dopamina, la serotonina y noradrenalina.

Por otro lado, el ejercicio nos ayuda a beneficiar a nuestra corteza prefrontal, región donde se centra la capacidad de concentración. En sus propias palabras:

(…) al hacer ejercicios estimulamos el nacimiento de nuevas células cerebrales (…) Al hacer ejercicios nacen nuevas células cerebrales que funcionarán mejor que las células que llevan en tu hipocampo desde que naciste.


Incorpora los ejercicios a tu rutina diaria

Según los resultados de las investigaciones de Suzuki, mientras hacemos ejercicios, nacen nuevas células cerebrales en la región del hipocampo, contribuyendo a mejorar nuestra memoria, por lo tanto reduce la posibilidad de sufrir a largo plazo de Alzheimer. En sus propias palabras:

(…) ¿Quieres tener memoria a largo plazo? Si la respuesta es Sí, es un asunto crítico. Es decir, te estoy diciendo que la actividad física regular puede hacer que tu memoria mejore porque estimula el nacimiento de células cerebrales (…) Haciendo ejercicios de manera regular, mejora el funcionamiento de la memoria instantánea, antes de alcanzar la edad dorada. Se mejora la fortaleza, el tamaño, el número de sinapsis y la capacidad de memorizar el hipocampo.

La idea es incorporar en nuestras vidas una rutina diaria de ejercicios que logre aumentar nuestra capacidad cardiorrespiratoria, de lo contrario no será suficiente. Recomienda Suzuki, que si necesitas tener una actitud positiva y estar concentrado en una reunión de trabajo, lo ideal es hacer una rutina de ejercicios previo a la junta.

Mejora tus relaciones personales con los ejercicios

Recomendaciones
Para contrarrestar los efectos negativos que la rutina diaria, el estrés, la tensión por la crisis, te damos las siguientes recomendaciones:

1.- Realiza una rutina diaria de 50 minutos a una hora que sea capaz de elevar tus niveles cardiorrespiratorio.
2.- Verbaliza tus emociones: Hazle saber a tus seres queridos que los amas, dile lo importantes que son para ti. Verbalizar tus emociones te permitirá desarrollar relaciones más profundas.
3.- Mejora tus hábitos alimenticios.
4.- Lee un buen libro.
5.- Realiza cualquier actividad que te relaje como pintar, hacer jardinería, escribir, entre otros.