¿Sabemos cómo proteger nuestro corazón?
Algunas recomendaciones nunca están de más si se trata de cuidar nuestro cuerpo y mente, que reduzcan los riesgos de sufrir problemas cardíacos

ESTAMPAS

08/10/2021 06:00 pm



Sjandra Rendón


Una frecuente revisión para determinar el nivel de los valores es una de las prácticas que debemos aplicar en nuestra rutina para cuidar de nuestra salud en su máxima expresión.
 
Presión arterial

A propósito de haberse celebrado el pasado 29 de septiembre el Día Mundial del Corazón, entre las tareas que debemos incorporar a esta lista para comenzar a protegerlo en etapas tempranas es asegurarnos de que la presión arterial se encuentre en los niveles normales, que corresponden a menos de 130/85. Si la encuentra en 120/80 es un nivel óptimo. Debemos preocuparnos cuando la presión arterial se encuentre alta porque el corazón comienza a bombear sangre con mucha más fuerza que lo normal haciendo que trabaje demasiado. Esto trae como consecuencia problemas como accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y ataque cardiaco.

Controlar colesterol y triglicéridos

Es importante para el corazón mantener bajo control tanto colesterol como triglicéridos haciendo con regularidad un análisis y garantizando que se mantengan en los niveles ideales que son en triglicéridos 100 a 150, colesterol bueno 45 o más, colesterol malo 130 o menos y 4 o menos la proporción de colesterol total contra el bueno.
 
De tener el colesterol alto, y no obtener beneficios para reducirlo mediante ejercicios o una dieta especial, entonces debe solicitarle ayuda a su médico de cabecera para considerar el uso de estatinas o fármacos según su condición.
 
A partir de los 40 años, comenzamos a producir en menor cantidad una enzima que es la responsable de descomponer los triglicéridos. El riesgo continúa luego de la menopausia y, por si fuera poco, cuando envejecemos declinan los niveles de estrógeno que protegen al corazón.
 
Antecedentes

Puede aumentar el riesgo de padecer de algún tipo de enfermedad relacionada con este tema que afecte el corazón si en su historial médico existen o existieron familiares con dolencias cardíacas. Verifique.

Dieta rica en frutas y verduras y baja en carbohidratos refinados. Fotografía GQ España

Peso ideal

Si tenemos sobrepeso, lo ideal sería deshacernos de un 10% para lograr hacer una diferencia notable. La masa corporal debería ser menos de 25 y lo logramos cambiando hábitos alimenticios, saliendo del encierro y poniéndonos en movimiento. Para ello, lo ideal es seguir una dieta que incluya una cantidad moderada de grasa, abundantes frutas y verduras y reduzca los carbohidratos refinados.
 
Ejercicios suficientes
 
Al sincerarnos con nosotras mismas y ponernos en movimiento podemos normalizar los valores y combatir inflamaciones que propician ataques cardíacos. Dediquemos 40 minutos diarios a cualquier actividad; estas pueden ser caminatas, aeróbicos, trotar, montar bicicleta o natación. Si no se puede a diario, entonces mínimo 5 días a la semana. 

Debemos medir la presión arterial con frecuencia. Fotografía El confidencial

Elimine el cigarro

Tal vez sea un vicio que se haya apoderado de su organismo y no encuentra razón ni motivo para dejarlo, menos fuerza de voluntad. Pero su corazón le comenzará a pasar factura si no baja el consumo de estos productos.

Otro punto no menos importante habla de la menopausia. Si ya pasó por el proceso, entonces debe consultar a su médico de cabecera si le conviene ingerir una aspirina de dosis baja. Esto minimiza la posibilidad de sufrir un ataque cardíaco.
 
Recuerde siempre el peligro de una vida sedentaria. Con disciplina sí podemos llevar una vida más sana, no esperemos a tener que ingerir infinitos medicamentos para mantener los niveles a raya, o sentir cansancio al subir apenas unos escalones, o que todos los pantalones nos queden apretados; demos un paso adelante.