ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

Eco Navidad

Regalar, decorar la casa, invitar a amigos y familiares puede ser también un regalo a la naturaleza y un acto solidario.

por CARMEN ISABEL MARACARA  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | JUEVES 15 DE DICIEMBRE DE 2016
Navidad, aun en épocas de austeridad, es un momento en que se suele gastar más del promedio que en el resto del año. Y aunque el sentido de compartir con familia y amigos es parte de ese espíritu decembrino, lo cierto es que deben tomarse ciertas medidas para no despilfarrar y realizar decoraciones y fiestas sin impactar en demasía el ambiente.

Convertir las fiestas en una oportunidad para darle otro sentido solidario a los regalos, es una buena forma de enseñar a los más pequeños que el amor va más allá de lo material. A su vez, fabricar en familia algunos objetos decorativos o presentes, es otra manera de ahorrar y hacer un consumo sostenible.

¡Manos a la obra!
1. Fabrica bolsas de regalo en tela. Expertos del portal www.ecologistasenaccion.org,  calculan que "40 por ciento por ciento de la basura doméstica son residuos orgánicos, del resto, 80 por ciento lo constituyen envases. Este porcentaje crece sin cesar y se dispara en Navidad". Los envoltorios de los regalos forman parte de este desperdicio, que siempre va a dar a la basura. Una buena forma de sustituirlos es fabricar bolsas de tela, que se pueden decorar en forma casera con impresiones con pintura al frío para darles un toque festivo; estas pueden recolectarse luego de repartir los regalos y guardar para el año siguiente, con lo que te ahorrarás el papel de regalo o bolsas plásticas compradas a tal efecto.  Si no tienes máquina de coser o no tienes habilidad para fabricarlas, otra manera es colocar los regalos en pañuelos de tela amarrados, sin coser; o emplear bolsas de cotillones, entre algunas opciones.

2. Regala solidaridad y compañía. Sí, es el momento de decantarse por regalos que antes se podrían considerar absurdos, como un alimento, pero que hoy cobran importancia con la crisis. Regala ropa, aunque sea usada; alimentos para ancianos o niños, suplementos vitamínicos. O dona una porción de dinero para que una persona querida resuelva una crisis temporal que tenga en sus finanzas. Da un paso más allá de su familia y muestra interés por hogares para ancianos o niños en situación de riesgo; ellos agradecerán cualquier detalle, pero también regalos no físicos, como pasar una tarde con ellos cantando aguinaldos, escucharles sus historias o si tienes dotes de narrador oral, arma un relato adornado de fantasía para llevarles alegría.

3. Recicla, reduce.  Para los adornos navideños, puede emplear telas, cartón decorado con pinturas acrílicas, botes de plástico, etcétera. En YouTube hay cientos de tutoriales que enseñan cómo realizar bellos objetos navideños a partir de elementos usados; se sorprenderá de lo hermosos que pueden quedar. Si tiene hijos pequeños, será una oportunidad magnífica para despertar su creatividad y estimular el respeto por su entorno.

4. Cero baterías. Si decide adquirir un juguete, busque aquellos que estimulen los sentidos de los niños, así como la participación grupal. Juegos de ciencia, para desarrollar destrezas, libros, son oportunidades geniales para combinar recreación y educación. Decántese por aquellos que no requieren pilas y no adquiera los de uso bélico o sexistas. Los de producción local son más amigables con el ambiente, en la medida en que no se ha gastado tanto en combustibles para su traslado. Una buena opción es adquirir juguetes artesanales: se sorprenderá lo que se divierten los niños pequeños con réplicas similares a los artefactos con los que jugaron nuestros padres o abuelos.

5. Plantas para todos. Compra verde para tu hogar y para regalar. Los minijardines son un bonito detalle cuya fantasía y estética hace armonía con el espíritu decembrino, así como las plantas suculentas y cactáceas, que requieren menos cuidados que otras variedades. En el caso del árbol de Navidad, la mayoría de los ecologistas plantean la opción de adquirir un arbolito que pueda decorar (no necesariamente un pino) y luego sembrar fuera de su maceta. Si de todas maneras insistes en adquirir un pino, verifica que sea al menos de plantaciones destinadas para ese uso y no procedan de bosques. Y para adornar tu pesebre, por favor no compres musgo. Hacerlo está prohibido por las leyes venezolanas, según  Resolución 175 publicada en Gaceta Oficial N 40.305 en 2013, ya que cumple una función muy importante en el ambiente, en razón de que almacena hasta 20 veces su peso en agua, la cual liberan en época de sequía, regulando así el régimen hídrico en la naturaleza.

6. Menos es más. No exageres con los adornos de plástico y las decoraciones. Hoy en día, los espacios recargados están fuera de moda; un discreto toque navideño, con materiales sostenibles, será más que suficiente para dar calidez a tu hogar. Elige bombillos de bajo consumo para iluminar el árbol o pesebre, como las luces led y apágalas al irte a dormir o coloca temporizadores para que su encendido y apagado sea automático.

Quizás diciembre sea un mes adecuado para iniciar o comprobar que se está en un camino de amor por el medio ambiente, como contraposición al derroche que suele implicar. Comienza en tu hogar y haz la diferencia.


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Mascotas adoptadas, las más agradecidas

Las costillas se le podían contar; no tenía un (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir