Espacio publicitario

  • REDACCION ESTAMPAS

01/07/2018 12:00 am

Las reinas y princesas no siempre las toman en serio. Tradiciones pasadas las convertían en floreros o bibelots que solo servían para adornar salones. El tiempo ha ido borrando esa imagen superficial y vacía, aunque en las cortes todavía queden algunos que desean restringirlas a simples sombra de sus maridos, pero ellas, con guantes de seda se resisten.

Con 25 años de matrimonio y cuatro hijos, Rania de Jordania ha luchado contra los prejuicios de los más radicales, que ven en su liderazgo y su lucha por defender la educación de las niñas ideas que contradicen tradiciones. Sin embargo la esposa de Abdalá de Jordania continúa en su defensa por los derechos humanos, no duda en subirse a un automóvil y conducirlo. Su labor en Unicef es notoria, por ello es presidenta honoraria de la ONU.




Máxima de Holanda no se queda atrás, es asesora especial designada por el Secretario General de las Naciones Unidas, su trabajo se centra en promover el financiamiento inclusivo para el desarrollo, lo que la ha llevado a viajar a países en vía de desarrollo y entrevistarse con líderes mundiales. 


A este dúo se une Letizia de España, una mujer de carácter fuerte, polémica, profesional, designada como embajadora de la FAO. Una de sus preocupaciones es la buena alimentación y ha solicitado más recursos para la investigación de las enfermedades raras.




La recién llegada al grupo es Meghan Markle, duquesa de Sussex. La más mediática y con menos experiencia en asuntos protocolares pero no así en temas filantrópicos. Posee un título universitario en Relaciones Internacionales y teatro, ha sido defensora de ONU Mujeres, viajó a la India como embajadora global de World Vision y trabajó en un proyecto para llevar agua potable a Ruanda. Ahora asumirá acciones en instituciones benéficas que apoya la Corona. Compartirá con el príncipe Harry su interés por los Invictus Games y se comenta que la pareja actuará como embajadores de la monarquía británica ante la Commonwealth, además se unirá a Heads Together, organización creada por William, Catherine y Harry para abordar problemáticas mentales y recaudar fondos para nuevos servicios de asistencia.







Todas aman la moda, pero no como simples maniquíes, sino para apoyar una industria que genera dividendos. Cada estilismo es copiado por muchas y lo agotan por Internet. Son verdaderas influenciadoras.





Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario