Punto y Aparte |  CUERPO Y MENTE

Respetar la decisión de otros

por MAYTTE  |  imagen: FOTO: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 3 DE FEBRERO DE 2013
Cuántas veces nos empeñamos en convencer a otros de cómo deberían actuar, pensando que, de esta manera, los libraremos de cometer errores, de tener problemas más adelante o de experimentar una situación difícil o desagradable como consecuencia de su error.

Pero lo cierto es que por más que insistamos, no podremos hacerlos cambiar de parecer a menos que ellos estén dispuestos a hacerlo por su voluntad o conciencia. Es más, si son personas queridas, seguramente enfrentaremos el rechazo abierto a nuestros comentarios e intentos de sugerirles un comportamiento, un punto de vista o una decisión diferente.

Tengamos presente que toda relación que se mantenga a través de la manipulación y la culpa produce malestar y que, con el tiempo, la persona que se siente presionada comenzará a sentir frustración y resentimiento, aunque nuestra intención haya sido la mejor.

Es preciso aprender a soltar, a respetar el proceso de la otra persona si es adulta y está en capacidad de tener autonomía, a menos que nos involucre a nosotros, aun cuando tengamos que verla a punto de repetir los mismos errores que en su momento cometimos nosotros, de correr riesgos innecesarios o de poner en peligro su bienestar físico, mental y emocional. Soltar significa permitir que vivan las consecuencias de sus comportamientos y decisiones para que puedan aprender y madurar a través de cada experiencia, sin que nos sintamos responsables por ello. Además, no podemos esperar a que se comporten o actúen como nosotros pensamos que deberían hacerlo, recordemos que cada uno tiene capacidades y limitaciones diferentes que lo convierten en un ser único y especial.

Nadie ha dicho que soltar será fácil, porque quisiéramos seguir protegiéndolos hasta de ellos mismos, pero no podemos hacerlo. Es importante aprenderlo si deseamos preservar nuestra salud emocional y mantener relaciones más armoniosas y duraderas con ellos. Pero, por supuesto, hay una excepción, y es que siempre debemos estar dispuestos a compartir nuestro punto de vista y experiencia cuando nos lo pidan y a brindarles el apoyo que necesiten en cualquier momento.

Aprendamos a mantener una comunicación abierta, clara y respetuosa que nos permita expresar nuestras inquietudes y necesidades en un momento dado, sabiendo que seremos escuchados y que juntos analizaremos la situación para encontrar la mejor solución aun cuando esta nos afecte de alguna manera.

Relacionado con: soltar, respetar

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Chris Pratt en su punto

Bien podría decirse que a Chris Pratt la cocina (...)

ENTRETENIMIENTO La versátil Mary Carmen Sobrino

De la seriecita "ancla" de noticias de El (...)


 

BELLEZA Y MODA Pies fuera de serie

Fíjese en las propagandas de revistas y (...)

SOY MARATONISTA Consejos básicos para el cuidado de tu equipamiento

Correr es un deporte que exige de poco (...)


 

COCINA Y SABOR Cocina sin fuego

Aunque los principios del "crudivorismo" fueron (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

Tres recetas en licuadora

En casa los llamamos batidos. Son esas mezclas de agua, jugos, leche u otros (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Decreto de luz divina

Namasté. Mi Cristo saluda a tu Cristo. Como hijos de Dios, tenemos la (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Catar vinos blancos: cómo describirlos

Recientemente hice en Leal Bar una degustación para la sección El descorche del (...)




 
Cerrar
Expandir