ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

AGOBIOS DE MADRE

14 razones por las que amamos ser mamá

por CARLA CANDIA CASADO  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | MIÉRCOLES 15 DE FEBRERO DE 2017
Febrero es catalogado como "el mes del amor", y las mamás somos unas eternas enamoradas de nuestros hijos. Pero más allá de ese vínculo que es, probablemente, más fuerte que cualquier otro que exista, el rol de madre está lleno de momentos que van de lo caótico a lo divertido y a lo sublime. Aquí 14 razones (caóticas, divertidas, y sublimes) por las que amamos ser mamá:

1. Las "comidas para niño". Finalmente tenemos excusa para comer "pastina" (pasta de bebé con leche y queso), "nuggets", papas fritas y agarrar de a dos tequeños en las fiestas alegando que "uno es para mí bebé".

2. Las fiestas, parques, manualidades y demás actividades "infantiles". Ser padres nos da la oportunidad de "comportarnos como niños" y disfrutar de todas las cosas que hacíamos (o no) cuando entonces. Yo, por ejemplo, amo ir a una fiesta infantil y a la hora de tumbar la piñata "lanzarme al suelo a agarrar coroticos". Sé que no debería pero es divertido, y si además de eso antes puedo "darle palo a la piñata" pues me doy por satisfecha.

3. Las demostraciones de afecto de nuestros hijos. Cuando uno tiene niños pequeños sabe que ser abrazada, besada (y baboseada) múltiples veces al día es de los placeres más grandes de la vida.

4. La ingenuidad con la que "miran" la vida. Recuerdo que una vez me estaba probando un vestido pero como había ganado peso no me cerraba. Mi hija de 4 años al verme me dijo "mami creciste". Los niños siempre verán "lo mejor en todo".

5.  "La excusa perfecta". Quizás no es políticamente correcto decirlo pero los padres (o al menos yo) solemos poner a nuestros hijos de excusa más de lo que es necesario. Así, si nos invitan al cine pero estamos cansados o preferimos quedarnos en casa probablemente diremos "es que no tengo con quién dejar al bebé".

6. Los cuentos de la noche. En casa hemos establecido la costumbre de leer un cuento todos los días antes de dormir y la verdad es que no sé a quien le gusta más si a mis hijos o a mí. Si logramos concentrarnos en la historia y olvidarnos del "mundo exterior" puede ser tan relajante como una meditación.

7. Los zapatos deportivos. Sé que hay madres "entaconadas" pero muchas preferimos cambiar los tacones por cómodos zapatos deportivos que nos permitan "echar a correr" en caso de ser necesario. Cuando uno les agarra el gusto se da cuenta de que son bellos y combinan con todo.

8. Un ser que crece y se desarrolla "frente a tus ojos". Lo que llaman el "milagro de la vida": sentirlo en tu vientre, darle la bienvenida al mundo, verlo decir sus primeras palabras; caminar, ir al colegio y notar cómo evoluciona su personalidad con cada etapa y cada reto.

9. Nuevos conocimientos. No se trata únicamente de aprender sobre niños y crianza sino sobre sus gustos, pasatiempos y deberes en cada etapa. Para poder comunicarnos con ellos y entenderlos es necesario interesarnos en lo que ellos se interesan. Un ejemplo claro, que para nosotros los padres puede representar un reto, es la tecnología. Al contrario de ellos, muchos no somos "nativos digitales" por lo cual debemos esforzarnos para mantenernos "al día".

10. Nuevas amigas. La maternidad ha representado para mí la oportunidad de hacer amigas: mamás del babygym, mamás del colegio, viejas amigas que ahora son mamás. Antes, tal vez, no teníamos nada en común, pero ahora tenemos lo más importante: nuestros hijos.

11. La sensación de "hogar". No voy a decir que una casa sin niños no es un hogar, pero para mí mis hijos me han dado esa sensación de que pertenezco a "un lugar". Mientras esté con ellos, estoy bien, así la cotidianidad sea caótica. En cambio cuando me ha tocado separarme de ellos experimento una presión en el pecho, bastante parecida a la sensación de ahogo.

12. "La mejor versión". Los hijos nos impulsan a ser mejores cada día pues queremos de darles un buen ejemplo. Yo desde que soy mamá soy más humana, más paciente, más generosa y más consciente de las necesidades de los demás.

13. El amor incondicional. Es difícil de explicar en palabras. Todos nos lo dicen antes, pero es solo cuando ellos llegan a nuestras vidas que lo entendemos. No existe amor más grande, más profundo y más incondicional que el de los padres por sus hijos. Poder sentirlo es sin duda el más grande de los privilegios.

14. "El legado". Es una de las razones por las que muchos dicen querer hijos: "Por dejarle ‘algo' al mundo", "por continuar el apellido", "por tener ‘una parte de nosotros' caminando por ahí". Para mí se trata de criar seres humanos que sean buenas personas y ciudadanos conscientes.

Twiter @agobiosdemadre
Instagram @agobiosdemadre
Facebook Fan Page Agobios de madre


Relacionado con: consejos para madres

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

El Cine Iberoamericano celebra su excelencia en los Premios Platino 2017

En Iberoamérica los procesos de unificación (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir