compartir
Vivir Mejor |  SALUD

¿El futuro en a lucha contra el cáncer?

Tratamientos a la medida, dirigidos a atacar los genes que causan la enfermedad previa identificación gracias al estudio del genoma de cada quien , antes que al tumor, parece ser la nueva vía por la que ya apuestan los grandes centros contra el cáncer de Estados Unidos

por RAÚL CHACÓN SOTO  |  imagen: FOTO: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 28 DE JULIO DE 2013
Mucho se escribe sobre esta enfermedad y, hay que reconocerlo, bastante se ha avanzado en su conocimiento. Pero la información más importante que se maneja últimamente trata más sobre un revolucionario cambio de enfoque: en lugar de atacar directamente el tumor lo que resta importancia al órgano donde este tiene su origen las armas apuntan a identificar los genes defectuosos, esos que propiciaron su aparición, para luego "corregirlos" y así evitar que actúen. En el diario The New York Times se narra un caso particular que, por sus particularidades, es bastante ilustrativo de lo que se acaba de plantear. Ocurrió en la Universidad de Washington, donde está uno de los más importantes centros de investigación del genoma humano. Uno de sus más brillantes doctores, Lukas Wartman, padecía de un tipo de leucemia incurable; paradójicamente la enfermedad a la que se había devotamente dedicado en su carrera. El equipo de colegas, liderado por el doctor Timothy Ley, decidió hacer un intento por salvarle la vida; uno que, evidentemente, implicaba alejarse de lo conocido y apostar por algo realmente novedoso. Por lo menos, recursos tenían. Así que realizaron unos análisis que nunca se habían hecho. Primero, determinaron la secuencia de los genes tanto de las células cancerosas como de las sanas, para compararlas. Al mismo tiempo, analizaron su ARN, para tener pistas de lo que estaban haciendo sus genes. Lograrlo requirió que todos los investigadores dejaran su trabajo de lado durante semanas y que se emplearan las supercomputadoras de la universidad. ¿Qué encontraron? Al culpable, un gen normal que estaba en sobremarcha, produciendo grandes cantidades de una proteína que parecía estar estimulando el crecimiento del cáncer. Para suerte de Wartman, existía un nuevo fármaco que podía "apagar" ese gen una droga que había sido recientemente aprobada solo para cáncer avanzado de riñón. De este modo, el especialista se convirtió en la primera persona en recibir este medicamento para la leucemia, y su cáncer, contra todo pronóstico, está en remisión. Quizás no pueda decirse que está curado, pero está vivo y está bien. Este cuento tiene una moraleja: "Lo importante son los genes que propician el cáncer, no el tejido o el órgano donde el tumor se origina", según los propios investigadores sostienen. Lo sucedido con Wartman es un ejemplo de lo que aguarda en el futuro: tratamientos a la medida que calcen con las específicas mutaciones de un tumor, haciendo uso de drogas que actúen contra los genes aberrantes.

Claro que no todo está dicho en relación con este tema. En primer lugar, se requeriría que a la persona enferma se le haga una secuencia de su genoma, lo que actualmente cuesta entre 6.000 y 10.000 dólares (este precio no incluye la interpretación de la información), cantidad que no cubren los seguros médicos de ese país; pero más importante aún, se habla de años y hasta de más de una década para que exámenes de este tipo se vuelvan rutinarios -determinar la secuencia del genoma humano es muy complejo y lo más arduo es determinar cuáles mutaciones son las importantes, para lo que se necesita talento, experiencia e instinto. Además, hay quienes hasta ponen en duda los verdaderos alcances de este enfoque Steve Jobs, el fundador de Apple, pagó 100.000 dólares por este tipo de estudios y todos saben que no hubo remedio , esgrimiendo como principal crítica que es un esfuerzo demasiado costoso para pocos beneficios.

En segundo término, aunque igualmente vital, se necesitan fármacos que actúen sobre los genes defectuosos. En otras palabras, puede descubrirse donde está la falla, pero quizás no se tenga a la mano el medicamento que la corrija. Y de existir, podría ser muy costoso... por ahora.

A pesar de estas consideraciones, cada día son más los médicos e investigadores que creen que el futuro en los tratamientos contra el cáncer está en este nuevo enfoque. Por ello es que no es de extrañar, como bien se señala en otro artículo publicado en The New York Times, que en la Medical School de Monte Sinaí se haya instalado un nuevo supercomputador valorado en tres millones de dólares. O que el Weill Cornell Hospital de Nueva York haya construido una torre para investigación en la que se invirtió 650 millones de dólares, así como también construyera la suya, por 550 millones de dólares, el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center. El Johns Hopkins, por su parte, quiere desarrollar, en los próximos dos años, un programa sistemático para realizar secuencias de genomas, en un esfuerzo por combinar los resultados del análisis genómico con los datos de la exposición al ambiente del paciente, su historia familiar y otros factores para apoyar sus planes de medicina preventiva.

Como bien dicen los más optimistas, quizás ahora hay incertidumbre sobre el real alcance de estos procedimientos para la cura del cáncer y seguramente de haberlos estarán a disposición de muy pocos, personas con recursos que puedan costearse semejantes opciones , pero, en el futuro, estos avances llegarán a la sociedad de muchas maneras, ya sea a través de nuevos fármacos o, quién sabe, en disponibilidad de estudios del genoma para muchos de quienes lo necesiten.

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Rutina de yoga para corredores

Mucho se ha hablado de los numerosos beneficios (...)

ENTRETENIMIENTO Soy feo desde que nací

Se escucha el tema Apriétame de Ronald Borjas y (...)


 

BELLEZA Y MODA A un paso del altar

Una mujer con vestidos ligeros y simples -en (...)

CUERPO Y MENTE Entrenadores vs nutricionistas

Seguro se han topado o han vivido la situación en (...)


 

COCINA Y SABOR Domingo en familia Los Freitas

Leonor de Fátima Faria Catanho Portugal le sabe a (...)

HOGAR Y ESTILO Lencería, ideas para mantenerla a punto

La lencería de la casa -sean toallas, sábanas, (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Los sabores portugueses de Los Freitas

Hacer la serie de crónicas gastronómicas Domingo en familia, junto con Natalia (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Haz tu trabajo para sanar

Hola, hay personas que se quejan de que sus oraciones no son escuchadas, otras (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Otras alternativas para tu torta de boda

Sabemos lo importante que es la torta de bodas para la novia, cada una quiere (...)




cerrar
cerrar