NUTRICIÓN

Nutra sus huesos

Dos componentes son fundamentales en la dieta de la mujer para lograr una estructura ósea adecuada

por VERÓNICA PÉREZ  |  MIÉRCOLES 8 DE MAYO DE 2013
El calcio y la vitamina D son primordiales para la vida de todos los seres humanos, pero especialmente para la mujer, pues durante la menopausia (sobre todo) se hacen presentes síntomas (como dolores fuertes en músculos y huesos) y enfermedades (osteoporosis) que demuestran que el consumo de estos nutrientes para mantener sana la estructura ósea, son primordiales.

Una dieta alta en calcio y vitamina D (además del ejercicio frecuente) puede ser la diferencia entre huesos rotos en la tercera edad o un cuerpo fuerte y preparado para enfrentar cualquier posible caída.

Entre los alimentos que destacan de la amplia lista de comidas para fortalecer la osamenta está el yogur. Una taza del producto lácteo sin grasas contiene 30% del calcio y 20% de la vitamina D que debe consumirse a diario. También un vaso de leche deslactosada tiene el mismo poder que el yogur. Asimismo, esto puede combinarse en batidos o merengadas, preferiblemente que no contengan azúcar pues actualmente los investigadores han logrado comprobar que el endulzante genera problemas de movilidad en las coyunturas pues la glucosa tiene a acumularse en estos lugares.

La sardina también es un alimento rico en vitamina D y calcio, (además de otras sustancias de mucho provecho para el organismo). En ensaladas con tomate y cebolla acompañando un rico desayuno, el pequeño pescado es ideal para aquellas que deseen nutrir de mejor forma sus huesos. También el salmón, aparte que es rico en omega 3, contiene gran cantidad de nutrientes. Se estima que una porción del pescado contiene 100% de las necesidades de vitamina D por día, así como también el atún al natural (no en lata).

La espinaca  y el huevo también son ricos en calcio y vitamina D. Lo mejor es comerlos de forma tal que no estén muy procesados. El aceite de oliva es el mejor compañero de ambos.

La naranja (en jugo o al natural) es un alimento rico tanto en vitamina D como en calcio. Es preferible ingerirlo durante las primeras horas del día para evitar problemas de acidez estomacal.

Asimismo, para mantener los huesos nutridos es fundamental recibir los rayos del sol. Entre 8 y 10 de la mañana, es el mejor horario para que el cuerpo absorba las vitaminas provenientes del astro sin dañar la piel. Igualmente, el ejercicio moderado (al menos, una caminata de 30 minutos diarios) ayuda a incrementar la fortaleza ósea.

Es importante nutrir los huesos desde muy temprano, porque de ello ayudará a prevenir el avance de las enfermedades óseas en la madurez. Asimismo, y si a usted no le alcanza el tiempo para prepararse una buena ensalada de espinaca, puede optar por los suplementos vitamínicos de consumo diario, en caso que su médico lo recomiende.

Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Los sabores portugueses de Los Freitas

Hacer la serie de crónicas gastronómicas Domingo en familia, junto con Natalia (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Haz tu trabajo para sanar

Hola, hay personas que se quejan de que sus oraciones no son escuchadas, otras (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Otras alternativas para tu torta de boda

Sabemos lo importante que es la torta de bodas para la novia, cada una quiere (...)




 
Cerrar
Expandir