Vivir Mejor |  SALUD

Enfrentando el linfoma

Más de 700 venezolanos son diagnosticados cada año con tipos de cáncer que afectan el sistema linfático y cuya detección temprana no es garantía de cura. Esta enfermedad debe afrontarse con tratamiento médico y optimismo

por PEDRO GUERRERO  |  imagen: FOTO: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 17 DE FEBRERO DE 2013
Hay más de 60 tipos diferentes de linfoma pero se les clasifica en dos grandes grupos: el de Hodgkin y el No Hodgkin. Reciben el nombre de quien en 1832 lo reconociera por primera vez, el médico británico Thomas Hodgkin. Sus investigaciones lograron que los patólogos se involucraran desde entonces en el proceso clínico. Por algo será que, actualmente, solo un médico de esta especialidad puede determinar si el linfoma es de un tipo o de otro, luego de hacer una biopsia exhaustiva del tejido.

Esta enfermedad ocurre cuando un linfocito (un tipo de glóbulo blanco fundamental para el sistema inmunitario del cuerpo) sufre un cambio maligno y se multiplica, desplazando a las células sanas y formando tumores.
La doctora Marisela Morales, hematóloga de la Clínica La Floresta y otras instituciones públicas, especialista en el tratamiento de esta patología, explica que el linfoma "aparece por varias circunstancias, entre ellas, predisposiciones familiares, alteraciones genéticas, contacto directo con productos químicos e, incluso, por razones desconocidas. El sistema linfático se 'alborota', cambia su desarrollo normal y comienza a funcionar de manera descontrolada. Todas las células se reproducen, crecen y mueren. En un determinado momento, esas células se perpetúan, no mueren y quedan acumuladas allí. Entonces el tejido se transforma y comienza a tener características malignas".

Se manifiesta básicamente en los ganglios del cuerpo (cervicales, supraclaviculares, axilares o bilaterales), aunque pudiera ser también en otros órganos como el bazo y la médula ósea, el lugar donde se forman los linfocitos.

Mención aparte merece el linfoma cutáneo, que a pesar de entrar en la clasificación de No Hodgkin se ha convertido en un caso de estudio especializado, con médicos que solo se dedican a su diagnóstico y tratamiento.

Los síntomas más comunes
Cada linfoma, bien sea de Hodgkin o No Hodgkin, tiene características individuales que se relacionan con la edad y el sexo. Hay síntomas compartidos por ambos, como el aumento en el tamaño de los ganglios -en cualquier parte del cuerpo donde los haya- fiebre, pérdida de peso y sudoración. La fiebre generalmente es vespertina, la sudoración casi siempre de madrugada y la pérdida de peso inexplicable, de más de 10 por ciento del peso total de la persona.

La hematóloga consultada advierte diferencias entre ambos. "El linfoma de Hodgkin está más metido en ganglios, en el mediastino -comenta señalando la parte central de su pecho. El de No Hodgkin puede estar en cualquier lugar. Se manifiesta en la piel, ojos, sistema nervioso, estómago y pulmón, entre otros. Ambos son malignos pero las respuestas del cuerpo son porcentualmente mejores en los que padecen el de Hodgkin".

Aunque parezca obvio, hay que explicar que los síntomas van a estar directamente relacionados con el órgano que ataque el linfoma. "Si hablamos de un linfoma gástrico, los malestares se manifestarán en el aparato digestivo con vómitos, náuseas, estreñimiento y dificultad para tragar. Si en cambio el linfoma está ubicado en el pulmón, habrá cuadros de tos y dificultad para respirar. Más serio aún cuando se estaciona en el sistema nervioso central, pues entonces se comprometen las actividades motoras como caminar, se pierde sensibilidad en las piernas, se afecta la visión, el cerebro o el líquido cefalorraquídeo. Si el linfoma es en médula ósea se manifiesta con alteraciones en la hematología, con glóbulos blancos muy altos o bajos. Un párpado caído, por ejemplo, podría ser la manifestación neurológica de un linfoma en el sistema nervioso. Un paciente que deje de caminar, que tenga dificultades para orinar, un tumor en un seno, sin que sea necesariamente un cáncer de mama", aclara.

Existe una estrecha relación entre linfoma y VIH. Si el paciente con VIH no está bien tratado, su organismo estará muy propenso a crear un linfoma, estará más predispuesto que cualquier otra persona. Por otra parte, el helicobacter pylori y ciertos tipos de linfoma gástrico guardan mucha relación. No quiere decir que toda persona con esta bacteria va a desarrollar un linfoma.

¿Cuándo se manifiesta?
Según la hematóloga Mariela Morales, El linfoma de Hodgkin tiene 2 picos de incidencia en la vida. "El primero en la adolescencia y el segundo sobre los 40 años en adelante. El No Hodgkin se manifiesta con más frecuencia en personas adultas." En Venezuela no hay un organismo que contabilice rigurosamente los casos de linfoma, pero está aceptado entre la sociedad médica que hay más pacientes de No Hodgkin que de Hodgkin, con mayor incidencia sobre el sexo masculino, en ambos tipos.


Su cura depende de varios factores
Todo está supeditado al tipo de linfoma y al paciente en sí mismo. "Hay uno llamado linfoma de las células del manto, por ejemplo, cuyo pronóstico es complicado. El mismo panorama se asoma con el linfoblástico. Por el contrario, hay linfomas como el folicular que es de bajo grado, que crece lentamente, el paciente vive muchísimos años pero no se cura nunca. En cambio el linfoblástico puede atacar al paciente hasta el borde de la muerte y de pronto puede curarse. Hay otros que se tratan de una forma alternativa terapéutica conocida como 'watch and wait', es decir, ver y esperar, sin siquiera recibir tratamiento", aclara Morales.

Lo cierto es que no todo el mundo tiene la misma actitud ante el mismo tratamiento. Una de las formas de tratar el linfoma es aplicando quimioterapia y para algunos pacientes eso ya es demasiado fuerte.

Medicamentos Inteligentes para combatir el mal
Hay una combinación de quimioterapia con inmunoterapia. La quimioterapia, que no discrimina entre células buenas y células malas tiene como aliado a la inmunoterapia, cuyas drogas se dirigen solo contra las células malas. De hecho se dice que la inmunoterapia está compuesta por drogas inteligentes, fabricadas tras rigurosas investigaciones. En algunos casos se aplica una radioinmunoterapia para transportar sustancias radiactivas hacia las células del linfoma y luego las irradian en forma local y selectiva. Estos tratamientos disciernen más que la quimioterapia y radioterapia estándares.

¿Qué estudios se hacen en un paciente con Linfoma?
Se realizan exámenes de laboratorio, tomografías, biopsia de médula ósea y biopsia del ganglio. "Esto debe hacerlo un buen patólogo, no quiero subestimar a nadie pero puedo decir responsablemente que son muy pocos los que están entrenados en linfoma acá en Venezuela, se llaman hemopatólogos. El ganglio debe extraerse completo para su estudio, es un error cometido por algunos profesionales el hecho de extraer solo una parte. El diagnóstico certero está en el ganglio completo", advierte la doctora.


Famosos con Linfoma, ejemplo de lucha
Algunos pacientes han podido seguir trabajando a pesar de la enfermedad y han sido motivo de inspiración para otros. La doctora Morales recuerda algunos casos conocidos. El comediante Umberto Buono-cuore, quien fue su paciente, trabajó casi hasta sus últimos días. "Era una persona extraordinaria, con mucho ánimo, salía de la clínica tras aplicársele el tratamiento, directamente a trabajar. Tengo pacientes como él, nunca en su trabajo se han enterado que padecen linfoma porque temen perder su empleo. Sin embargo hay otras personas a quienes el tratamiento los debilita mucho, al punto de no poder seguir laborando", recuerda.

El caso del pelotero Andrés Galarraga  es uno de los más recordados, no solo por el carisma que caracteriza al big leaguer, sino por su actitud siempre positiva ante la adversidad. Al "Gran Gato" se le detectó un tumor maligno que le causaba dolores constantes en la espalda. En febrero de 1999 fue diagnosticado con un LNH localizado en su tercera vértebra lumbar, un caso de linfoma No Hodgkin primario en hueso. Actualmente goza de excelente salud.

Otro caso emblemático es el de la joven actriz Daniela Bascopé, quien en 2007 debió interrumpir su carrera debido a un linfoma No Hodgkin tipo T, muy agresivo. Tras superar la etapa de tratamiento recibió un trasplante de médula ósea en Houston, Estados Unidos, y actualmente es una prueba viviente de la superación y la lucha contra la enfermedad. Junto con su abuelo, el doctor Herman Van Grieken, creó la Fundación Bascopé Van Grieken dedicada a orientar a pacientes que padecen linfoma o leucemia.

La muy recordada Jackeline Kennedy falleció en mayo de 1994 tras sufrir de un linfoma No Hodgkin que afectó su cerebro y deterioró su salud en poco tiempo.

El estilo de vida puede influir
Pareciera ser un hecho aceptado por todos la relación que existe entre lo que hacemos y lo que padecemos. "Quienes trabajan con productos químicos como benzol y sus derivados pueden estar predispuestos al linfoma. También quienes están cerca de radiaciones ionizantes y plantas nucleares. Y como somos lo que comemos, igual se recomienda alimentarse de manera sana, pues los alimentos altos en grasas perjudican al organismo y pudieran predisponerlo a esta enfermedad", dice Morales.A pesar de esto, la causa del linfoma sigue siendo un enigma. En países no productores de petróleo o donde no hay plantas nucleares, se han registrado casos de linfoma.

Coordenadas
Marisela Morales. Hematóloga. Clínica La Floresta

Asociación Venezolana
de Amigos con Linfoma
www.aval.org.ve
E-mail: avalinfoma@gmail.com


Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (2)

Ana Isabel Castro Romero
17.02.2013
7:02 PM

Comentario 5111998

Hola, mi nonbre es Ana. Cuando tenía 21 años (en el 2001) padeci de linfoma de Hodgkin, con recaida en el 2.004 y otra en el 2.007. Es difícil aceptar esta enfermedad, pero con fe en Dios, mucha fortaleza y siguiendo las instrucciones de tu médico puedes salir adelante. Tambien soy paciente de este gran ser humano que es la doctora Morales, así que no desmayen. Suerte y luchen que la vida vale la pena.

Norlys Gabriela Montesinos Dominguez
17.02.2013
7:36 AM

Comentario 5110417

A los que lean este articulo y tenga un familia, conocido o hasta ustedes mismos sufriendo esta enfermedad no duden en buscar a esta doctora, es excelente profesional, ser humano, amiga, asesora, etc, etc, etc. Trató a mi papá y no tengo cómo agradecerle todo lo que nos ayudó a mi y a mi familia, porque esto no es fácil. Dra. si llega a leer esto le doy infinitas gracias por tooooodo, la quiero muchiiiiiiiiisimo. Muchas gracias. Gaby la hija del señor Egidio.

1

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Rutina de yoga para corredores

Mucho se ha hablado de los numerosos beneficios (...)

ENTRETENIMIENTO Soy feo desde que nací

Se escucha el tema Apriétame de Ronald Borjas y (...)


 

BELLEZA Y MODA A un paso del altar

Una mujer con vestidos ligeros y simples -en (...)

CUERPO Y MENTE Entrenadores vs nutricionistas

Seguro se han topado o han vivido la situación en (...)


 

COCINA Y SABOR Domingo en familia Los Freitas

Leonor de Fátima Faria Catanho Portugal le sabe a (...)

HOGAR Y ESTILO Lencería, ideas para mantenerla a punto

La lencería de la casa -sean toallas, sábanas, (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Votos matrimoniales

El momento de escribir los votos matrimoniales es uno de los más difíciles y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Los sabores portugueses de Los Freitas

Hacer la serie de crónicas gastronómicas Domingo en familia, junto con Natalia (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Haz tu trabajo para sanar

Hola, hay personas que se quejan de que sus oraciones no son escuchadas, otras (...)




 
Cerrar
Expandir