Vivir | 

Navidad con mascotas

Salir de vacaciones implica una planificación adicional para dejar a buen resguardo a sus amigos o prepararlos para disfrutar de las fiestas en familia.

por HANS GRAF  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | SÁBADO 15 DE DICIEMBRE DE 2012
Los animales que se quedan  en casa con su gente deben prepararse también para este tipo de celebraciones. Lo primero que  viene a la mente son los fuegos artificiales, una costumbre enraizada en las ciudades y pueblos venezolanos que, pese a la crisis y a los cada vez más elevados costos de los fuegos artificiales, no deja se ser expresión de la fiesta navideña y por tanto preocupación para los dueños de mascotas.

Calmantes con receta
Normalmente los perros y los gatos son los que más sufren por la agudeza de su sistema auditivo, pero pájaros, conejos y otros mamíferos también pasan susto. La primera recomendación es procurar algún tipo de calmante que le permita al animal estar tranquilo, al menos durante las noches de mayor despliegue pirotécnico. No use calmantes para humanos. Vigile la dosis de acuerdo al peso del animal. Al administrarle calmantes/relajantes debe ser siempre recetados y recomendados por su veterinario y ajustados a las condiciones de su animal.

Los estallidos y las detonaciones ya no son tan regulares como en años anteriores, aunque de vez en cuando se escuchan fuera de las fechas principales. En este caso es conveniente, si hay sustos por alguna explosión, compartir con su animal, hacerle cariños para calmarle y que este entienda que es una situación que tiene su origen fuera de la casa, y que en los demás acompañantes de su hogar va a encontrar sosiego. Hágale saber que usted está ahí.

Podría parecer que a veces amarrarlos es un acto cruel, pero en ocasiones sirve incluso para proteger al perro, ya que hay algunos que al ver un fuego artificial, tipo volcancito o bombeador, intentan morderlos.


Huesos de pavo y pernil o una bolita de navidad
Aunque lo recomendable es ofrecer a sus perros y gatos una alimentación balanceada, la Navidad puede convertirse en una época de exceso incluso para ellos. Imaginen una cocina desguarnecida, unos platos olvidados en la terraza de la casa y en ellos un suculento hueso de pavo o pernil. O el majestuoso pino, lleno de adornos que caen o que pueden lucir como un premio de media noche para su mascota.

De atragantarse su perro o gato, debe proceder con calma. Si tose, es prudente dejarlo un rato tosiendo, ya que muchas veces logran expulsar el objeto que tienen atascado en sus gargantas. No se les debe apretar o agarrar con fuerza, ya que esto, sobre todo con los felinos, los altera más.

Si el animal está consciente, podría aplicar la maniobra de Heimlich, la cual puede descargar en el sitio www.refugio-animal.com. Si está inconsciente y todavía no ha llegado al médico, intente remover la obstrucción manualmente. No se recomienda hacerlo cuando el animal está consciente pues se expone a una mordida.

También hay que pensar en los alimentos que pueden quedar descuidados por la casa. El turrón, el chocolate, el ponche crema pueden ser letales para la salud de sus gatos o perros y causar, en el peor de los casos, hasta la muerte.


Eso no se toca
Mantener a los animales alejados de la parafernalia navideña es un asunto más complicado. Si su amigo está acostumbrado a la casa, podría no resultar tan traumático; sin embargo es preciso que establezca los límites de lo que se puede o no hacer. Coloque los adornos de manera que no interrumpan su tránsito por la casa. Recuerde que con sus colas pueden tumbar cualquier cosa.

Una precaución es rociar el árbol (fácil blanco, sobre todo de gatos) con un repelente natural a base de cítricos. También hay mezclas naturales que se pueden utilizar: un litro de agua, unas gotas de aceite de eucalipto y el jugo de 5 limones y 5 naranjas produce un desodorante que no será molesto para la casa pero que afectará el agudo olfato de sus amigos, que preferirán mantenerse lejos. Basta con rociar su pino unas dos veces al día en las ramas bajas y listo.

Las hojas de pino son en extremo difíciles de digerir y puede provocar laceraciones estomacales además de trastornos digestivos. Es importante recoger las hojas secas también. Para perros con pelaje abundante, es además un asunto de higiene y confort evitar que se enrede con la pequeñas hojitas de los pinos.


Los más tranquilos
Una pecera va a requerir de algunos ajustes en el ciclo de alimentación, pero pareciera ser más sencillos. No es recomendable lavarla justo antes de salir, porque si necesita medir el pH o hacer ajustes en el filtrado o la temperatura, podría dejar a sus peces abandonados a su suerte si está ausente. Mantenga el ambiente previo, ya habrá chance de hacer limpieza después.

Si deja a alguien a cargo de alimentar a sus peces, asegúrese de darle bien las indicaciones para evitar que sobrealimenten a sus acuáticos amigos. Más de una vez se ha oído decir: "Ay, yo les daba y les daba comida porque pobrecitos, como tenían hambre...", con los resultados que todos conocemos.

Los pájaros domésticos ameritan el cuidado de otra persona, pues no pueden dejarse solos. También aplica para las otras mascotas, pero en el caso de los pájaros se requiere extremo cuidado al seleccionar dónde dejarlos.

Cualquiera sea su destino, con o sin su mascota, no olvide que él es parte de su familia y merece disfrutar también de sus vacaciones navideñas.


@hansgrafbogran

Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Los sabores portugueses de Los Freitas

Hacer la serie de crónicas gastronómicas Domingo en familia, junto con Natalia (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Haz tu trabajo para sanar

Hola, hay personas que se quejan de que sus oraciones no son escuchadas, otras (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Otras alternativas para tu torta de boda

Sabemos lo importante que es la torta de bodas para la novia, cada una quiere (...)




 
Cerrar
Expandir