"Todo pasa por algo"

Jack Mackenroth pensó que le quedaban cinco años de vida cuando le dijeron que era VIH positivo y ya han pasado dos décadas de eso. No esconde su condición. por el contrario, es ejemplo de lucha contra la transmisión de la enfermedad y la discriminación.

por MARLON GÓMEZ  |  DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE DE 2012
Cuando tenía 20 años, Jack Mackenroth recibió la noticia que cambiaría su vida al ser diagnosticado VIH positivo. Corría el año 1989 y sentía que la muerte le respiraba de cerca. "Todos mis amigos y las personas que conocía de la comunidad gay estaban muriendo. Ese día estaba solo con el doctor, a quien no conocía. Fue espantoso... él no sabía qué decirme", recuerda a 23 años de ese episodio.

El tiempo ha pasado y ha logrado vivir y triunfar pese a su condición. En el mundo del deporte lo conocen por tener tres títulos All American de natación y ocho medallas de los World Outgames. Otros lo distinguen por su trabajo como modelo. Incluso hay quienes recuerdan que participó en la cuarta temporada de Project Runway. Pero el diseñador de moda se ha trazado la meta de proyectarse por otra razón: ser portavoz de la lucha contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana y de los Derechos Humanos de quienes son positivo.

Jack se define como adicto al Twitter. Un mensaje a su cuenta @jackmackenroth fue suficiente para establecer contacto con él y así, a poco de conmemorar el Día Mundial de la Lucha contra el VIH-Sida, cuenta su historia, la misma que comenzó con incertidumbre y ahora escribe con optimismo.

¿Qué fue lo primero que pasó por tu mente al recibir el diagnóstico?
"Que iba a morir. Para aquel entonces no había tratamientos efectivos. Imaginé que viviría unos tres o cinco años más. Inmediatamente pensé cuán decepcionada se podía sentir mi mamá y mi familia".

¿A quién se lo contaste primero?
"Ese mismo día se lo conté a mi mejor amigo. Estaba aturdido y conmocionado. Se lo dije en medio de la práctica de natación, simplemente me salió. Él se sorprendió, no sabía cómo reaccionar".

¿Cuándo le contaste a tu familia?
"A mi mamá le conté siete años después, en 1996. Mi pareja acababa de morir de Sida y creo que ella pensó que yo podría ser positivo. Es enfermera y sabía todo sobre el virus y eso lo hizo peor. Lloraba y lloraba. Sin embargo, mi salud era muy buena y los tratamientos iban mejorando. Mi madre siempre ha sido un apoyo increíble. Ahora es una voluntaria en un centro de atención".

¿Cuándo entendiste que ser VIH positivo no era un obstáculo?
"Siempre he tenido una actitud resiliente. Pensé que si me iba a morir, no tenía sentido sentarme a esperar que sucediera. Todos vamos a morir algún día. La noticia solamente afectó mi deseo de hacer planes a largo plazo".

¿Cómo lograste volver a hacerlos?
"El tiempo pasaba, los tratamientos mejoraban y sentía más esperanza. Aprendí a vivir con ello. También me involucré con grupos de apoyo. Mi terapeuta era increíble. La salud mental es una parte importante en esta lucha".

¿Cuándo decidiste no esconder tu condición?
"Después de decirle a algunos de mis amigos y conocer a otras personas que también eran VIH positivo, poco a poco me sentí cómodo siendo honesto al respecto. Siempre he sido franco y tengo problemas para mantener secretos sobre mí o ser falso. Mi actitud siempre ha sido de 'yo soy quien soy y si no te gusta, está bien'".

¿Te han discriminado?
"Por supuesto. No puedo recordar una peor discriminación que alguien que no me dejó nadar en su piscina. Otra cosa fue que en Estados Unidos había una prohibición de viajar para las personas con VIH. Aunque esa norma ha sido levantada, hay leyes en este país y en el mundo que penalizan esta condición".

¿A qué crees que se debe la discriminación?
"Las personas tienen miedo a lo que no entienden. También creo que una parte de esto se relaciona con la homofobia".

¿Es difícil encontrar personas que entiendan y acepten tener una relación con alguien positivo?
"Sí y no. En Nueva York, donde vivo, muchos están bien informados sobre el VIH. Cuando la gente entiende sobre la carga viral indetectable y el sexo seguro, el miedo se va. Cuando estaba soltero llegué a interesarme en algún chico que ni pensaba en salir conmigo por mi condición, pero bueno, seguí adelante".

¿Y ahora tienes pareja?
"Sí, él es enfermero".

Hoy por hoy, ¿qué significa para ti ser VIH positivo?
"Es solo una parte de mí. Ahora considero que es una bendición. Desde entonces me cuido más, soy consciente de mi salud y estoy orgulloso de cómo he tratado esto. Sé que puedo transmitir un mensaje de esperanza".

¿Qué debe saberse sobre el VIH?
"Que el virus nos afecta a todos, no es una enfermedad de homosexuales. Hay que protegerse, se puede prevenir".

¿Qué le dices a alguien que ha sido diagnosticado VIH positivo?
"Que trate de no asustarse. Hay millones con la misma condición. El VIH es manejable con el tratamiento adecuado. Que busque un doctor en el que pueda confiar y al que le sea honesto. Hay sistemas de apoyo que puede buscar. Debe saber que aún es digno de ser amado y que la vida está lejos de terminar. No hay necesidad de sentir vergüenza".

@Gomezmarlon

Relacionado con: vih, jack mackenroth , sexo seguro

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Fania: Recuerdos de una edad de oro

El periodista César Miguel Rondón le llegó a (...)

ENTRETENIMIENTO Michelle Cañizales: Un diamante del cine nacional

A Michelle Cañizales no le avergüenza reconocer (...)


 

BELLEZA Y MODA Moda Mimosa: Diseño que promueve valores

Quién lo diría: ropa para bebés inspirada en (...)

SOY MARATONISTA 5 recomendaciones para una carrera de 10K

Las metas fijadas para una carrera de 10 (...)


 

COCINA Y SABOR Ruta refrescante y veraniega en Maracaibo

Estación central del café Con un poco más de un (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Cortejo inolvidable

El cortejo es una pieza fundamental en la ceremonia, las fotos y el ambiente de (...)

Guía de trenzas

Para comenzar con los tutoriales se me ocurrió hacer una especie de (...)

Somos eternos

Hace una semana asesinaron al hijo de una amiga... como tantos que pierden su (...)




 
Cerrar
Expandir