ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

Congelar: beneficios en tiempo y dinero

Con unas sencillas recomendaciones, no desperdiciará alimentos ni sus nutrientes. Sopas, cremas, salsas, asados, forman parte de las opciones adecuadas para esta técnica

por CARMEN ISABEL MARACARA  |  imagen: SHUTTERSTOCK | LUNES 8 DE MAYO DE 2017
Se hace sopa para seis personas pero solo hay dos en casa. Quizás congele el resto en un recipiente grande, pero al descongelar todo, igual queda un poco, para dos raciones más. Probablemente se olvida en la nevera y se daña.

La historia puede repetirse con las proteínas: se llega de la calle con la compra, un kilo de filete de pescado y otro de muslos de pollo. Así mismo se colocan en el congelador. Al sacarlos, el envoltorio es un témpano de hielo y resulta imposible elegir una ración. Toca descongelar todo, limpiar las piezas que ya han perdido su tersura, y volver a congelar por raciones o cocinar todo de una vez, ya que no se recomienda lo primero.
Estas historias se repiten en muchos hogares, con una pérdida de nutrientes, de calidad, de frescura, de textura, de tiempo y de dinero. Es preferible dedicar minutos a la planificación del acto de cocinar y del almacenamiento en la nevera que despilfarrar recursos.

Excepciones a la regla

Aunque en general todo alimento se puede someter a este procedimiento, algunos resisten mejor el frío, sin perder tantos atributos, y en el caso de aquellos que se vayan a consumir crudos como tomates, pepinos, lechugas, es mejor mantenerlos frescos. Esto va también para las frutas, aunque algunas como las fresas, las moras, las rodajas de piña, admiten bastante bien la congelación.

Los pescados son delicados al momento de congelar, ya que no admiten la repetición del proceso. Al llegar de la compra, elimine escamas, agallas y piel si es preciso, así como la cabeza. Luego, corte en porciones y almacene para una duración de solo tres meses. Algunos expertos recomiendan no someter a congelación los mejillones y las almejas, pues pueden deteriorarse en el proceso. 

Los huevos solo pueden congelarse batidos o separando las yemas de las claras, ligeramente batidas cualquiera de las partes, siendo las claras las que mejor resisten al frío. Los pasteles o las tortas no se deben congelar, pues pierden su textura, tampoco la mayonesa ni los guisos ricos en grasas, ya que éstas se depositan en el fondo y forman una masa sólida. Los lácteos grasos o cremosos tampoco deben someterse al frío extremo.

Recuerda colocar en la puerta del refrigerador la fecha en que congelaste cada alimento para emplearlos antes de su caducidad y darle prioridad a los que tienen más tiempo. Para descongelar, lo adecuado es colocar los recipientes en la parte baja del refrigerador y que lleguen a la temperatura natural lentamente.

Los envases sí importan

Aunque muchas personas recurren a las bolsas plásticas para colocar alimentos en el congelador, si estos no están suficientemente protegidos, se resecan, perdiendo sabor, textura y, en muchos casos, no resultan atractivos para su consumo.

Según reseñan expertos en el portal español www.consumer.es, es importante que los envases no tengan ningún hueco o grieta por donde entre el frío y recomiendan que sean rígidos, sobre todo en el caso de alimentos líquidos.

Los alimentos preparados y listos para consumir deben colocarse en envases herméticos, aptos para microondas, para ser descongelados directamente. Y si desea aprovechar mejor el espacio del congelador, recomiendan adquirir envases cuadrados que redondos.

Algunas verduras duras como las alcachofas, las vainitas, el brócoli, se pueden escaldar durante unos minutos para luego dejar enfriar bien y congelar sin problemas.

Otras recomendaciones

Congele en pequeñas raciones, adecuadas al número de comensales de su hogar, porque cuanto más rápido se congele la comida, más fresca estará al descongelarla.

Eliminar el aire de los envases también es recomendable; para ello, rellene los recipientes con los alimentos y extraiga el máximo de aire levantando un extremo de la tapa y presionando después en el centro del envase. No llene los recipientes hasta el tope, deje al menos 1 a 1.5 cm en la parte superior, ya que la congelación hace que los líquidos se expandan.

Los alimentos que descongele se deben consumir en las 24 horas siguientes, no se pueden volver a someter al frío extremo, ya que no es seguro en cuanto a seguridad alimentaria, por la posible proliferación de bacterias.

Los alimentos cocinados duran un máximo de dos meses en el congelador. No los mantenga durante más tiempo. El pollo puede durar unos 9 meses, así como la carne de res, mientras que la chuleta de cerdo dura 6 meses si se coloca cruda y hasta 12 si han sido asadas. El pescado magro puede aguantar unos 4 meses y de 2 a 3 si es graso, mientras que el cocinado puede estar 4 meses, pero ahumado solo dos. Un tiempo similar aplica para los moluscos. Todo depende de la temperatura de su refrigerador. Luego de descongelar, cocine bien sus alimentos (una cocción corta o calentamiento en el microondas no elimina bacterias y otros patógenos), para evitar problemas.


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Colombiamoda 2017, cuando los sentimientos y las emociones diseñan

Crear moda es mucho más que diseñar un vestido (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir