GASTRONOMÍA

Rufino Rengifo, un chef de alta mar

Este venezolano dirige a cientos de cocineros que navegan todo el mundo.

por ALBERTO VELOZ GUZMÁN  |  MARTES 30 DE ABRIL DE 2013
Supervisar 150.000 comidas diarias en todo el mundo es una tarea de titanes y este trabajo lo realizan dos chefs corporativos de la línea de barcos Celebrity Cruises, siendo uno de ellos el venezolano Rufino Rengifo, profesional de la gastronomía con certificado expedido por la Federación Culinaria Americana y con estudios avanzados en Milán.

Rengifo nacido en Caracas, se define como "más criollo que la arepa".  Su padre es de Tucupido, Guárico y madre tovareña, Mérida, internacionalmente siempre se presenta con mucho orgullo como chef venezolano, aunque también tiene la ciudadanía norteamericana. Con una extensa hoja de trabajo, dedicado en cuerpo y alma al estudio de la gastronomía mundial, Rengifo fue el primer  venezolano en ocupar la posición ejecutiva en un crucero de lujo.

Representó la Gastronomía Fusión Latinoamericana en el Festival Mundial de Alimentos en Europa; creador del restaurante Steele de Miami, una experiencia única, con ingredientes de primera que alcanzan los sabores clásicos por medio de texturas y temperaturas perfectas. Ha sido elegido como el mejor chef fusión por su creatividad y visión de la culinaria como arte y formó parte de la brigada de chefs de Celebrity Cruises que hicieron historia al ser la primera línea de cruceros en cocinar en el famoso James Beard House de Nueva York.

Actualmente está a cargo de la contratación, supervisión y formación de más de 2.500 cocineros de esta flota y por ende del control de las cerca de 150.000  comidas que se sirven diariamente en todos los barcos alrededor del mundo, labor que realiza desde las oficinas con sede en Miami.

Cada mes viaja para supervisar in situ, girar órdenes de mando y ofrecer sugerencias a 20 chef ejecutivos que, a su vez, cada uno dirige a cientos de cocineros y a la brigada de los guías turísticos culinarios, una combinación de mesoneros con estudios de gastronomía que orientan a los miles de comensales quienes varias veces al día se sientan en algunos de los comedores o bares, a degustar exquisitas comidas en los 10 barcos de cruceros de lujo que tiene la línea.


Un iPad como menú
Este simpático y dinámico chef, reconocido internacionalmente por su trabajo en ambientes de lujo, entre restaurantes y grandes trasatlánticos, con clientes de altísima exigencia como los ingleses, y trabajo de precisión milimétrica que exige una dedicación de 24 horas diarias, se le ilumina el rostro de satisfacción cuando habla de Qsine, el nuevo comedor del Celebrity Eclipse.

"Nosotros no estamos pendientes de lo que hacen otras líneas, incluso de los mismos barcos de nuestra flota, siempre estamos a la vanguardia, buscando afuera, en tierra lo que se está haciendo para tratar de separar a nuestros comensales de lo que se conoce como la gastronomía de barco. Por eso hemos incorporado la tecnología más avanzada en la experiencia de comer.  A cada uno de los 80 comensales del Qsine se le entrega un iPad en lugar de la tradicional carta y lista de vinos. La respuesta de los huéspedes ha sido tan positiva que estamos emocionados y lo vamos a incorporar al Celebrity Infinity en diciembre de este año 2013".

Todo está descrito detalladamente en el iPad-menú, desde los ingredientes de cada plato hasta su preparación. Por ejemplo una selección vertical de tapas y mezzes, un trío de sopas frías servidas como un trago de bebida o rollitos primavera sobre resortes.  Igualmente con los vinos donde se pueden escoger por cepa, año, características, o ver como es la preparación de su coctel preferido y hasta puede batir el iPad para que se mezclen los ingredientes de una manera virtual, pero eso sí, de inmediato se lo traerán a su mesa para degustarlo como Dios manda, muy tangible.


Cifras que impresionan
Los pasajeros y tripulaciones de los 10 barcos que conforman la flota de Celebrity Cruises consumen anualmente un aproximado de 2 millones de huevos frescos, 400 mil kilos de mantequilla, 2 mil kilos de queso de cabra, 1 millón de kilos de harina para fabricar pan, 600 mil litros de crema fresca, 500 mil kilos de azúcar, 11 mil 500 kilos de solomo de carne, 110 mil kilos de carne de pato, 3 mil kilos de venado, 5 mil kilos de costillas de cordero, 1 millón 200 mil kilos de papas, 125 mil kilos de salmón fresco, 60 mil kilos de langosta, 6 mil kilos de patas de cangrejo, 121 mil kilos de lemon grass y una cifra inconmensurable de pollo orgánico y de granja.

Para acompañar todos estos alimentos hay una selección que incluye más de 480 marcas de vino, incluyendo más de 60 que se sirven por copa, escogidos y supervisados por sumilleres profesionales que realzan la experiencia en esta materia.

Estas cantidades anuales se consumen en más de 150 mil comidas diarias abordo de los barcos en todo el mundo. Para poder mantener las despensas con las provisiones necesarias de estos ingredientes frescos, secos y congelados, se descargan entre 12 y 16 camiones, que variarán según el número de viajeros, longitud del itinerario y destinos.  Estos condumios son guardados en compartimientos diseñados especialmente con las temperaturas  adecuadas y supervisados constantemente por especialistas en conservación. 

El origen de todos los ingredientes es evaluado para comprobar la calidad, métodos de producción, procedimientos éticos, estándares de preparación, empacado, sustentabilidad, transporte y distribución, lo que garantiza la alta calidad de los productos que se le ofrecen a los miles de comensales diariamente.

Debido al complejo proceso de almacenamiento de los insumos e ingredientes y la logística de distribución, las órdenes de comida son solicitadas con un mínimo de 2 meses de anticipación, para así poder garantizar la existencia de los productos en todos y cada uno de los barcos que constantemente están zarpando de los puertos y destinos más importantes del mundo.

Entre los atractivos culinarios es ofrecer al comensal preparaciones con  productos locales del puerto donde haya anclado el barco. En este caso los chefs se encargan de conseguir ingredientes típicos directamente de los productores, que previamente han sido supervisados por los inspectores de cada crucero, y en muchos casos alimentos recolectados en el momento. Un ejemplo de esto es que cuando el viaje tiene como destino Alaska, se sirven salmón y patas de cangrejo frescos.

El trabajo de un chef siempre es estresante y agotador, pero con muchas satisfacciones. Imaginar el manejo de esos volúmenes escapa a la imaginación de cualquier mortal.  Un chef de estos barcos tiene hasta dos meses  de vacaciones, luego de un trabajo de cuatro meses abordo.

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Viviana Gibelli: Una exmiss con el encanto de los ochenta

"Yo estudiaba medicina en la UCV y también (...)

ENTRETENIMIENTO Ellas también tienen flow

Recientemente, un artículo publicado en el diario (...)


 

BELLEZA Y MODA Adiós a los puntos negros en la nariz

Pueden marcar tu rostro, no con la severidad del (...)

CUERPO Y MENTE Lesiones frecuentes en niños y adolescentes

Niñez y adolescencia son sinónimos de energía y (...)


 

COCINA Y SABOR Cory Nieves, el pequeño empresario de galletas

Cuenta con un perfil en LinkedIn, una página en (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¿Transparencias de pies a cabeza?

Sabemos que las transparencias en la ropa son una tendencia bastante romántica (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

5 Ideas controversiales para tu boda

Según algunas opiniones, estas ideas son las más controversiales para el día de (...)

Tresse, ADRIANA ARTEAGA

Trenza de sirena

La trenza de esta semana me encanta, definitivamente cuando la uso me siento (...)




 
Cerrar
Expandir