Con sazón de estrellas

El grandeliga Luis Avilán, la conductora de televisión Janica Merchant y Luis Hernández de Carota, ñema y tajá, dejan por un rato sus oficios para llenar sus hogares con sabor a Navidad

por ORNELLA MÁRQUEZ  |  imagen: JULIO COLMENÁREZ | DOMINGO 9 DE DICIEMBRE DE 2012
Cuando las cámaras se apagan, se escucha el último aplauso y se celebra el out número 27, la cotidianidad regresa a estos tres personajes quienes, esta Navidad, se colocan el delantal para preparar sus especialidades decembrinas.

Con sus glorias sobre el montículo y un exitoso debut en las Grandes Ligas con los Bravos de Atlanta, el relevista cardenalero Luis Ávilan saca tiempo para preparar las hallacas con Aniutka de Avilán, su mamá. Algo similar le pasa a Luis Hernández de Carota, ñema y tajá, quien es el responsable del plato principal de la carta navideña de su familia: el pernil. A Janica Merchant le toca desconectarse de las noticias para concentrarse en la preparación del pan de jamón, que se ha convertido en un imprescindible en su casa.

Acá demuestran que su talento también se cocina con platos llenos de tradición y sazón.

Del diamante a los fogones
Luis Avilán nació en Caracas. En La Guaira vivió hasta 1999 cuando ocurrió el deslave y tuvo que mudarse a Barquisimeto. Tenía 13 años. De allí que se considere guaroqueño. Cuando le preguntan si le gustaría regresar a la capital venezolana, responde: "No señor, aquí me quedo".

Lara no solo le brindó un nuevo hogar en Cabudare, sino que le hizo realidad el sueño de ser beisbolista profesional tras firmar hace cinco años con los Cardenales y convertirse en un nombre fijo y de referencia del bullpen de los pájaros rojos.

Aunque confiesa tener una "efectividad" muy floja en la cocina, el pitcher relevista de los Bravos de Atlanta hace su mejor trabajo cuando ayuda a su mamá Aniutka a preparar las hallacas para la parranda de Nochebuena.

"Esto es un bonche que arranca la noche del 24 de diciembre y termina en la mañana del 25. Se reúne toda la familia y los amigos. Llegamos a ser más de 50 personas en la casa", cuenta el pelotero que, irónicamente, no es muy amante de las hallacas pero confiesa que su mamá es una verdadera estrella preparándolas.

"Todo el proceso del guiso y de la masa responde a la tradición venezolana. Nosotros le damos el toque especial agregándoles almendras. Es muy caraqueño hacerlo y lo aprendí en un libro de Armando Scannone", cuenta Aniutka, quien añade que las panquecas de su hijo son tan buenas que dejan "ponchao" a cualquiera.


Notas condimentadas
Con cebolla, pimentón, ají dulce, mucho ajo, vino blanco o tinto y sal al gusto, Luis Hernández, cuatrista y maraquista de Carota, ñema y tajá, condimenta su pernil.

"Lo primero es buscar un buen pernil. En mi caso debe pesar por lo menos 10 kilos porque mi familia es muy grande. Con los aliños y el vino, preparo una mezcla para macerarlo por 24 horas. Con una jeringa le inyecto a la carne estos jugos para que agarre sabor. Luego lo meto al horno. Calculo 40 minutos de cocción por cada kilo de pernil", dice el músico con la misma rapidez con la que canta temas de su agrupación tan famosos  como Los dos gavilanes.

El gusto por la cocina lo heredó de sus padres Octavio y Josefina Hernández, quienes en diciembre y en vacaciones escolares se dedicaban a complacer los paladares de sus chamos.

La tradición de su familia en la forma de preparar el plato y su gusto por la gastronomía crearon con los años el sabor único de su pernil: "Queda tan jugoso que se quieren comer hasta el hueso que guardo para sazonar después unas buenas caraotas. Lo que queda de la carne lo uso para rellenar las arepas del desayuno del 1 de enero".

¿Su secreto? "Simplemente ponerle corazón y, como ingrediente infaltable, el ajo".

El otro lado de la noticia
Fue talento de Somos TV durante seis años y medio, los primeros tres en el programa Somos Panas y luego como moderadora del noticiero.

En abril de este año se convirtió en ancla de La Noticia, transmitido a las 8 de la noche por Venezolana de Televisión.

Aunque en Caracas está ahora su norte profesional, Janica Merchant viene muy seguido a Barquisimeto, especialmente en esta época, pues en sus manos y sazón reposan uno de los platos principales de la Navidad: el pan de jamón.

"Mi prima Andrea Suárez me enseñó a prepararlo hace dos años. Hacemos el tradicional con jamón y tocineta y uno 'light' con pechuga de pavo y masa con afrecho. A veces le agregamos pimentón y cebolla".

La comunicadora social añade que cada miembro de su familia agrega una especialidad al menú navideño: "Mi abuela hace las hallacas, las mejores que he comido en mi vida. Mis tías la ensalada de gallina y un arroz con vegetales; mi papá se encarga del pernil y mi prima y yo del pan de jamón".

Janica asegura que su secreto está en la masa: "Tiene que quedar compacta y elástica".

Agradecimientos:
Locación de fotos para Luis Hernández: Mobile Zafra.
Telf. 0251-252. 61 94


Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Solo de cine, RAÚL CHACÓN SOTO

¿Qué ver del Festival de Cine Español?

Este 24 de octubre empieza uno de los festivales de cine más esperados por los (...)

Un Gazpacho especial para los niños

En España, cada casa tiene su receta de gazpacho. Y como cada quien lo prepara (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Aviva tu esencia femenina

Hola, bendigo la luz en ti. Te pido algo: imagina una flor frente a ti.  (...)




 
Cerrar
Expandir