ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Notas

FESTIVAL DE CINE

¿Qué ver del Festival de Cine Francés?

por RAÚL CHACÓN SOTO | imagen: | VIERNES 2 DE MAYO DE 2014
Han llegado, de nuevo, las francesas, con algunos buenos títulos y sí, con grandes ausencias. Se echa de menos, sobre todo, La vida de Adèle, película que triunfara en Cannes el año pasado con su arrebatadora y polémica historia de amor entre dos jovencitas. Faltan, también, filmes como En la casa, de François Ozon, El desconocido del lago, de Alain Giraudie o La Venus de las pieles, de Roman Polanski. Pero no vale quejarse. Si se mira con atención, en la muestra se encuentran algunas cintas que bien merecen la visita a la sala de cine. Acá se han escogido cinco... 

Adiós a la reina (Les adieux à la reine), de Benoît Jacquot (2012)
Nuevamente en la gran pantalla los últimos días de la reina María Antonieta, solo que esta vez la historia es contada a través de los ojos de una de sus damas de compañía –su trabajo es leerle libros-, quien permanece a su lado cuando todo se derrumba. La película participó en el Festival de Cine de Berlín, y tras su estreno en Estados Unidos recibió una crítica favorable (67/100 en Metacritic, portal que elabora un promedio de las calificaciones otorgadas por la prensa especializada). En su país fue nominada, en 2013, a diez premios César, de los que obtuvo tres: fotografía, vestuario y escenografía. En general, le alaban la reconstrucción de la época y lo bien retratado que aparece el contraste entre el mundo de la servidumbre y la opulencia de la realeza; lo que da un original enfoque a los hechos que todos conocen. Pero, por encima de estas cualidades, destaca el trío de protagonistas: Diane Kruger (María Antonieta), Léa Seydoux (la dama de compañía) y Virginie Ledoyen, de inmenso talento y belleza.



Renoir, de Gilles Bourdos (2012)
El nombre de la película alude al reconocido pintor impresionista –Pierre-Auguste-, pero también a su hijo, Jean –con el tiempo convertido en el afamado director de cine. Ambientada en el año 1915, la película cuenta un  episodio en la vida de la familia: el gran pintor ya en el ocaso de su vida, triste por la muerte de su esposa, y preocupado por la noticia de que su hijo ha sido herido en la guerra (la primera gran confrontación mundial), recibe en su residencia en la costa azul francesa a una nueva modelo que le inyectará energía y vitalidad hasta que el lesionado hijo llega a casa... y se enamora de ella. El filme fue nominado a cuatro premios César 2014, entre ellos los que corresponden a mejor actor, diseño de producción y fotografía, llevándose el de vestuario, lo que habla, a las claras, de la belleza de las imágenes. No podía ser de otra forma tratándose de los Renoir.

Relacionado con: festival de cine francés

Participa (envíanos tu comentario).

 
VÍA RÁPIDA A:  

Raúl Chacón

Siempre he sido un apasionado del cine. Como periodista del equipo de Estampas, y ahora como coordinador de la revista, siempre he tenido la oportunidad de seguir en contacto, ejerciendo mi profesión, con el hobbie, el arte, que más me gusta sobre los demás. Acá espero compartir con los lectores otra manera de acercarme a esta expresión que, de uno u otro modo, a casi todos nos alegra o conmueve. Esperen, entonces, comentarios, reflexiones –nunca crítica, pues no es mi terreno-, sobre lo que, ojalá, pronto se verá en nuestra cartelera y, en general, acerca de lo que está ocurriendo en ese maravilloso y seductor universo –películas, actores, tendencias, festivales. No faltarán, como algunos lectores lo han pedido, las recomendaciones, cada viernes, sobre lo nuevo que se estrene en el país. Como alguien que disfruta tanto del cine que se emociona no sólo con lo que ve en la gran pantalla, sino también con lo que lee en publicaciones de cualquier tipo y soporte, siempre habrá algo que compartir con aquellos que han hecho de las películas parte imprescindible de sus vidas.

ANTERIORES

Solo de cine - RAÚL CHACÓN

 
Cerrar
Abrir