ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Notas

Haz algo, no te quejes

por TERESA LEÓN | imagen: | MARTES 29 DE JUNIO DE 2010

Siguiendo con la tónica de usar nuestro poder del pensamiento y la palabra a conciencia y para el bien, quiero comentarles sobre las críticas y las quejas.
Cuando nos criticamos o criticando a otros, con nuestras palabras o en nuestra mente, nos enfocamos en lo negativo. Si lo hacemos para buscar una solución, lo convertimos en positivo. Pero si sólo nos quedamos en la crítica, lo que hacemos es darle más fuerza. Lo que llamamos "crítica constructiva" puede ser útil si lo decimos en tono respetuoso, sin insultos, señalando la acción o conducta y no etiquetando a la persona. Como ya lo habíamos comentado antes: una cosa es decir este edificio está muy sucio, y otra es decir la gente aquí es sucia.

Expresar lo que no nos gusta es un punto de partida para resolver cosas, pero más importante aún es ir más allá para aportar ideas, buscar soluciones. En muchos programas de opinión, la mayor parte del tiempo se va en la crítica y la queja y son muy, muy pocos los aportes, las propuestas para hacer algo diferente. El que sólo critica y se queja, le deja todo el poder a los otros.

Las quejas te bajan la energía. ¿No te ha pasado? Si estás muy feliz por algo, y te llama una persona quejándose, negativa, es como si te envolviera con su nube gris pesada y pegajosa, y si le prestas un minuto de atención, ese entusiasmo y alegría que tenías se esfuma.

Eckhardt Tolle, conferencista muy famoso en estos días y escritor de varios libros ("El poder del ahora", "Una Nueva Tierra"), ha estado haciendo énfasis en la importancia de dejar las quejas. Relanzó una campaña que inició en 2006, Will Bowen, un pastor de una iglesia cristiana de EEUU:

"En Julio del 2006 Will Bowen propuso a su comunidad "El reto de los 21 días" con el propósito de ayudar a eliminar cualquier rastro de queja o lamento y sus nocivas consecuencias para el individuo. Su propuesta fue muy simple: Te colocas una pulsera morada con la leyenda UN MUNDO SIN QUEJAS y lo mantienes durante 21 días sin emitir ningún tipo de queja o crítica. Si durante este período emites algún lamento, debes cambiar la pulsera de muñeca y volver a empezar.

La mayoría de los participantes logró superar este reto, pero les tomó un mínimo de 5 meses, un tiempo que evidencia la presencia de la cultura de la queja en nuestras vidas".

"Ahora te estamos proponiendo asumir este reto de 21 días sin quejas, sin críticas y sin chismes... si lo logras, habrás hecho de tu vida un paraíso sin enfermedades. Tendrás mejor ánimo, menos dolores, relaciones más favorables, mayor autoestima, etc. Serás una persona más feliz y armoniosa", añade Tolle en su libro "Un Nuevo Mundo, Ahora".


Como lo dice Tolle, "quejarse no debe confundirse con la crítica constructiva a través de la cual le haces saber a alguien que ha cometido un error o que tiene alguna deficiencia de modo tal que pueda mejorar". Tampoco significa quedarse callado y aguantar abusos.

"Si algo no te gusta, cámbialo. Si no puedes hacerlo, cambia tu actitud. No te quejes".

El primer paso es tomar conciencia de la cantidad de quejas y críticas que tenemos en la cabeza a diario. Cada vez que te encuentres en "estado de crítica y queja" (lo que te convierte en una víctima sin energía), piensa en algo positivo que esté relacionado con eso y entra en ESTADO DE GRATITUD.


Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (7)

Teresa Leon
26.07.2010
3:18 PM

Gracias Sara por tu comentario. Es verdad, un prudente silencio es mágico y poderoso ¡Un abrazo gracias por tu aporte!

Sara Lucila Romero Orellana
25.07.2010
3:27 PM

Lo importante es no andar critcando y aunque nos cueste es mejor decirle lo que uno piensa de aquellas personas y con un prudente silencio dejar que las cosas vayan cayendo por su propio peso.

Teresa Leon
20.07.2010
9:50 PM

Hola Rosa. Una cosa que podríamos hacer frente a una persona que se está quejando mucho es tomar consciencia de nuestro cuerpo, centrarnos en nosotros, y ver a esa persona como si estuviera en un monólogo, decirnos "esa es su película, no la mía"; si es posible, le dices algo breve con delicadeza para desviar el tema o salir del lugar. Aunque no siempre sea fácil, lo más importante es no "engancharse" en el drama del otro, respirar a otro ritmo. :-)

SÁNCHEZ ROSA
18.07.2010
12:49 PM

Me encantó esté artículo, ya que yo he criticado, siempre estos comentarios, porque a mi me enferman y ahora ya lo veo más claro el por qué, pero como salimos del paso con este tipo de personas??? mil felicitacines.....

CARMEN LEON
04.07.2010
7:24 PM

Hola a todos los amigos de Estampas, en especial a Teresa León. Me parece muy acertado este tema de Haz algo, no te quejes. Ella tiene mucha razón, cuando oimos cosas negativas, enseguida nos impregnamos como de una nube oscura. Lo mejor es no quejarnos... Qye el Señor los bendiga.

Teresa Leon
02.07.2010
12:01 PM

Gracias Graciela por escribir :-) qué bueno tu comentario, así otras personas también sabrán que pueden beneficiarse con las lecturas como esas. Que Dios te siga guiando a través de muchos medios. Un abrazote.

Graciela Pina
30.06.2010
7:29 PM

Mi vida es mas armoniosa desde que leí "Un Nuevo Mundo, Ahora" de Eckhart Tolle.

1
VÍA RÁPIDA A:  

Teresa León

Mi búsqueda espiritual y mi interés por ahondar en mi alma para sentirme más cerca de Dios me llevaron a dedicarme al campo de la psicología y del desarrollo humano;  luego de ejercer por años lo que sigo siendo de corazón: traductora e intérprete egresada de la Universidad Central de Venezuela.

Soy Coach Organizacional (Anuv - Centro Unesco), Master Practitioner en Programación Neurolingüística y Analista Transaccional certificada por la Asociación Venezolana y la Asociación Latinoamericana de AT.

En mi práctica profesional como terapeuta, coach, docente en la formación de Coaching Transaccional, articulista y facilitadora de talleres, he reafirmado mi convicción de que somos seres espirituales: almas en evolución con una misión de vida que abarca mucho más que lo puramente físico y terrenal y que trasciende toda religión. 

Al abordar nuestras metas, retos, dolores, crecimiento y amores desde una perspectiva transpersonal y espiritual, podemos avanzar enormemente, al recuperar la visión de lo que realmente somos: hijos de Dios, parte de la Divina Esencia que ha creado el universo. En este blog compartiremos reflexiones e informaciones que nos ayuden a asumir esa visión y aplicar nuestras crecientes potencialidades en pro del avance personal y colectivo.

Pido a la Divinidad que las notas del este blog sirvan para que nos sintonicemos con nuestra propia voz interior, con nuestro maestro interno: nuestro Ser Espiritual.

ANTERIORES

Ser Espiritual - TERESA LEÓN

2017
[-]

2016
[+]

2015
[+]

2014
[+]

2013
[+]

2012
[+]

2011
[+]

2010
[+]

2009
[+]

 
Cerrar
Abrir