ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

GASTRONOMÍA

Los sabores (y hallacas) de Ana Fernanda Gómez en París

Esta venezolana encamina con éxito la firma de catering Chef a la casa en la capital francesa.

por ADRIANA GIBBS | JUEVES 8 DE DICIEMBRE DE 2016
Reina de la Navidad en Venezuela, los gastrónomos coinciden en considerar a la hallaca como uno de los grandes platos de este país. Masa, guiso, adorno y envoltura le dan identidad: comerse una hallaca es, siempre, llevarse al corazón y al alma ese "paquete" que, en el fondo, es Venezuela: dulce como la pasa, dura como la almendra, amarga como el encurtido y festiva. Lo dicen los cocineros: "hacer una hallaca es tremendamente trabajoso, pero cuando se la prueba, se hace inolvidable".

Lo más sorprendente de ella es la cantidad de ingredientes, alimentos y especias que, al mezclarlos, forman un plato de múltiples sabores y aromas, todo en perfecto equilibrio.

No hay una hallaca única, sino hallacas en preparación, pues son varias sus versiones. Las hojas de plátano le dan el regusto característico, una masa de maíz coloreada con onoto encierra un suculento guiso delicadamente dulzón, algo picante en ocasiones, y una serie de "adornos" variados. El guiso, en algunos casos incluye solo cerdo y gallina, en otras acepta carne de res. Los adornos fundamentales son las uvas pasas, las aceitunas y las alcaparras pero, en algunos casos, también aparecen los encurtidos, las ciruelas pasas, las almendras, los pimientos morrones y hasta huevos cocidos y picados en ruedas.

Como son varias las recetas según las regiones del país, los gastrónomos destacan que en este plato los cocineros le dan su "toque" que la hace única y especial. Ana Fernanda Gómez, la cocinera de la firma Chef a la casa, así las presenta: "Las hago sin tocino con una masa muy fina y guiso delicado que está marcado por cierto toque dulzón; no son picantes y tienen el tamaño justo, pues no me gustan las hallacas grandotas. Tienen tres tipos de carne, pasas, aceitunas, alcaparras y almendras. La masa tiene su característico color, pues esas hallacas pálidas me parecen tristes. En síntesis diría que están hechas con amor".

Relacionado con: hallacas, gastronomía

Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (1)

ENOE AZPARREN
11.12.2016
7:30 PM

Nuestras hallacas son echas con amor, por eso nadie nos puede igualar en sabor, calidad, presentación. Son únicas....

VÍA RÁPIDA A:  

Adriana Gibbs

Desde 1999 trabajo en el diario El Universal, donde escribo sobre Gastronomía, Vinos y Spirits para la revista Estampas. Allí organizo catas para las secciones “El descorche del mes” y “Degustación Sentida”; evalúo en compañía restaurantes en la sección “Mesa para 5”; y comparto hallazgos de buen sabor. Como bien pueden advertir lo que hago en Estampas ha sido (y es) un doble gusto: el de vivenciar y escribir el placer gastronómico. El blog Punto Paladar es una continuidad de mis afanes: mesa, palabra, copa y mantel.

ANTERIORES

Punto Paladar - ADRIANA GIBBS

2017
[-]

2016
[+]

2015
[+]

2014
[+]

2013
[+]

2012
[+]

2011
[+]

2010
[+]

2009
[+]

 
Cerrar
Abrir