El encanto del tacón bajo

El stiletto cede el turno a un zapato de menor altura, diseñado para aquellas que no quieren perder el glamour ni tampoco la comodidad. Acá algunos ejemplos de que el tamaño sí importa... Y viste

por PABLO BLANCO  |  MIÉRCOLES 28 DE NOVIEMBRE DE 2012
"Un tacón bajo puede ser cool", afirma el joven diseñador alemán Nicholas Kirkwood en el sitio web de la versión española de la revista Vogue, en la que también se destaca que la socialité y diseñadora de zapatos británica Charlotte Olimpia, redujo la medida de sus stilettos de 15 a cinco centímetros. Un llamado a la sensatez es lo que refleja esta nueva tendencia en la que el tamaño sí importa, en aras de la comodidad. Respetadas firmas también se suman a esta tendencia otoñal al igual que otras marcas, denominadas low cost, como Zara y H&M. En esta galería le dejamos varios modelos para que se inspire y sobre todo, logre estar confortable y elegante.







Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Kevin Hart: En el estrellato de la risa

Indudablemente, el hombre saber hacer reír. (...)

SOLO DE CINE Las 3 mejores del Festival de Cine Independiente de Estados Unidos

Este evento cinematográfico, que ya lleva 14 (...)


 

BELLEZA Y MODA Cómo convertir el estampado en tu mejor aliado

Teñir los textiles con estampados de flores, (...)

CUERPO Y MENTE Gente tóxica

Pueden ser parte de su familia, quizá su pareja o (...)


 

GASTRONOMÍA Los reyes de la fiesta

Cuando se conoce el proceso de elaboración del (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Pura pantalla, Pablo Blanco

Cuando Woody Allen no es tan gracioso

Si alguien te acostumbra a su buen sentido del humor, no le perdonas que haga (...)

Solo de cine, RAÚL CHACÓN

Las 3 mejores del Festival de Cine Independiente de Estados Unidos

Este evento cinematográfico, que ya lleva 14 ediciones, es uno de los más (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Parejas, la rabia no es la enemiga

En las consultas es común oír  frases como: "Con mi pareja no puedo hablar, (...)




 
Cerrar
Expandir