Fortaleciendo nuestro sistema inmunológico
En estos días, donde quiera que estemos, escuchamos sobre la importancia de consumir alimentos que nos ayuden a fortalecer el sistema inmunológico, pero ¿cuáles alimentos consumir?

ESTAMPAS

16/04/2021 06:00 pm



Consuelo Fermín

En estos tiempos tan agitados por el COVID 19, muchas personas por temor al contagio consumen alimentos para fortalecer el sistema inmunológico. Quizás te hayan dicho mejora tu flora intestinal porque es saludable, leíste o escuchaste que el jengibre o el té de limón con alguna hierba te protegerán del virus, y la verdad es que hay muchas alternativas para ayudar a nuestro organismo a mejorar sus condiciones.

Para nosotros es muy importante explicarte en qué consiste el sistema inmunológico y cómo los prebióticos y los probióticos contribuyen a fortalecerlo.


Nuestro organismo contiene miles de bacterias sanas

El Sistema Inmunológico
Nuestro sistema inmune es el encargado de proteger a nuestro cuerpo de virus, gérmenes y microorganismos. Hay quienes afirman que llega a ser nuestro segundo cerebro, pues alerta al organismo de la presencia de algún agente extraño que tiene que combatir.

Increíblemente, está compuesto por miles de bacterias sanas que funcionan mayormente en nuestro sistema digestivo, específicamente en el revestimiento del intestino, pero también tenemos bacterias en nuestra piel, genitales y en varios lugares de nuestro cuerpo.

Pero, ¿cómo mejoramos nuestro sistema inmune? Cuando nos referimos a fortalecer el sistema inmune, estamos hablando de cómo nutrir a esas bacterias que se alojan en el intestino y de allí la importancia de alimentarnos adecuadamente.

Alimentar al sistema inmune
Es asombroso el perfecto funcionamiento de nuestro cuerpo. Esto significa que mientras nuestro microbioma está sano, el organismo está saludable, nos desenvolvemos mejor y tenemos mayor disponibilidad de defendernos de cualquier enfermedad, virus o gérmenes.

Para nutrir y tener en equilibrio el sistema inmune hay dos maneras. La primera, es que estas bacterias se desarrollen y crezcan (prebióticos); y la segunda, es consumir microorganismos vivos directamente al sistema inmune (probióticos).


Prebióticos favorables a la salud


Prebióticos
Los prebióticos son sustancias que provienen de las fibras vegetales que estimulan el desarrollo de las bacterias sanas que se alojan en el intestino, es decir alimentamos a nuestras bacterias con nutrientes de origen vegetal.

Los prebióticos tienen tres propiedades que los definen:
  • Son sustancias que no se degradan, ni se absorben durante su trayectoria por el tramo digestivo superior (desde el estómago hasta llegar al intestino delgado).
  • Estas sustancias deben sufrir una fermentación bacteriana al llegar al colon.
  • La fermentación debe ser favorecedora para la proliferación de una cepa determinada de bacteria que sea beneficiosa para la salud.

Fuentes principales de los prebióticos
Entre los alimentos que podemos consumir para el desarrollo de nuestras bacterias sanas son los espárragos, la avena, el ajo, la cebolla, los plátanos, las alcachofas, la miel, el trigo, la soja y otros cereales, la achicoria, el puerro y demás legumbres y frutas.

Beneficios que nos proporciona consumir prebióticos
De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), existen evidencias científicas que asocian a los prebióticos con la modulación de las funciones metabólicas asociadas a la grasa corporal, la prevención de infecciones en nuestro sistema digestivo, la inmunidad, disminución del riego de cáncer de colon y en los niveles de glucosa en la sangre.

También hay investigaciones que apuntan a acciones preventivas de enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes y alergias.

En resumen, los prebióticos:
  • Nos protegen de las enfermedades.
  • Favorece a la absorción de las sustancias que provienen de los alimentos como el hierro, el cinc, el magnesio, el calcio, entre otros.
  • Regula nuestra digestión y favorece el proceso metabólico.
  • Equilibran la flora bacteriana.
  • Si tienes un bebé en lactancia, lo mejor es darle leche materna, pues contiene galactooligosacáridos en una concentración superior a la de las proteínas e inferior a la de grasas e hidratos de carbono, las cuales mejoran el sistema inmunológico del bebé, lo que permitirá disminuir el riesgo de alergias y las infecciones intestinales y respiratorias.


Los probióticos naturales

Los probióticos
Por su parte, los probióticos son alimentos o suplementos que tienen organismos vivos que al consumirlos estamos incorporando a nuestros sistema inmune algunos tipos de cepas.

De acuerdo a la definición de la Clínica Mayo los probióticos son:
“Los probióticos son alimentos o suplementos que contienen microorganismos vivos destinados a mantener o mejorar las bacterias "buenas" (microbiota normal) del cuerpo. Los prebióticos son alimentos (generalmente con alto contenido de fibra) que actúan como nutrientes para la microbiota humana. Los prebióticos se utilizan con la intención de mejorar el equilibrio de estos microorganismos”.

Estos probióticos podemos encontrarlos en alimentos como el yogurt, el tofu o chucrut. También existen en el mercado suplementos con miles de cepeas que podrías consumir. Según los expertos, es preferible aquellos que contienen más cepas.



Otras recomendaciones
Para fortalecer el sistema inmune, te recomendamos las siguientes acciones:

  • Realiza ejercicios diariamente, por lo menos 60 minutos.
  • Mantén una dieta equilibrada y saludable. Incluye prebióticos y probióticos.
  • Incorpora a tus hábitos diario, actividades que te permitan manejar el estrés y la ansiedad.
  • Duerme por lo menos 8 horas.
  • Evita fumar o consumir alcohol.
  • Hidrata tu organismo de forma adecuada.