¿Cómo funciona la teoría del color en los alimentos?
Luisa Alzuru, nutricionista clínico, conversa sobre la importancia de los colores de frutas y vegetales y del aporte que brinda cada uno a la salud de nuestro organismo

MARÍA GABRIELA ESCULPI

15/11/2020 05:00 am



“Mientras más colores haya en tu plato, más nutritivo es”, dicen destacados profesionales de la salud. Y es que los colores de los alimentos juegan un papel fundamental ya que indican ciertas propiedades predominantes, las cuales en su mayoría benefician y protegen nuestro organismo ante diversas enfermedades. 

 
Considerados fuentes de vida, las frutas y los vegetales son ese regalo que se encuentra en la naturaleza en gran variedad de formas, colores, texturas, aromas y sabores. Sus nutrientes aportan además una buena cantidad de agua, fundamental para mantener una óptima hidratación, del mismo modo como su índice de fibra, en algunos casos al consumir su concha, contribuye a mejorar la digestión y el tránsito intestinal.

La manera más práctica y saludable de consumirlos es, en su mayoría, crudos y con poco tiempo en el exterior pues de esa forma se aprovechan al máximo sus beneficios.


La clorofila es el componente que da el color verde a este grupo de alimentos que son una gran fuente de hierro y antioxidantes

La importancia de saber elegir

Luisa Alzuru, especialista en Nutrición Clínica, indica que al elegir “es importante verificar el grado de intensidad en el color de una fruta o vegetal, ya que es indicativo de que está optimizado el aporte de nutrientes de ese alimento”. La textura también juega un papel fundamental al determinar si están en la mejor condición para consumirlos.

De modo que confiar en los sentidos es clave al momento de comprar los alimentos: mirar su aspecto, sentir su aroma y palpar su estructura son procesos fundamentales si se desea realizar la mejor elección para llevar al hogar. El tiempo dedicado a seleccionar los alimentos es una manera de invertir en el cuidado de la salud de todos en la familia.

Diversidad en colores, diversidad en nutrientes


Las frutas y los vegetales azules o morados ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares / Foto Pexels

Cada color tiene su importancia y la doctora Alzuru específica cuáles son los aportes de cada uno y los alimentos más destacados más representativos de cada grupo.

Amarillo/Naranja. Como en el caso de la auyama o la zanahoria, estos son los vegetales que ofrecen un mayor aporte de betacaroteno, razón de su color e indicativo de un alto poder antioxidante. Mientras más intenso es el color, más aporta en la prevención de diversos tipos de cáncer. La presencia de betacarotenos y vitamina A previene además problemas de la vista.

Rojo. En este grupo se recomienda mucho el pimentón rojo y el tomate por su fuente de licopeno, responsable del color. Al igual que las frutas y vegetales de color naranja, poseen un alto poder antioxidante que retarda la acción de los radicales libres. Producen un efecto protector en nuestro organismo.


El licopeno, responsable del color rojo de estos alimentos, retarda la acción de los radicales libres / Foto Pexels

Verde. La clorofila es el componente que da el verde a este grupo de alimentos que posee un gran aporte de hierro y antioxidantes, sobre todo el ácido fólico. También son una buena fuente de calcio, esencial para quienes padecen osteoporosis. El brócoli, la acelga y la espinaca son excelentes opciones. 

Morado/Azul. El interesante y vivo color de estos alimentos se debe al fitonutriente antocianina. Las frutas y verduras de este grupo ayudan en el proceso circulatorio del organismo, por lo que previenen enfermedades de tipo cardiovascular. Al igual que los otros colores mencionados, son una gran fuente de antioxidantes, como el caso de las remolachas y las uvas moradas.

Blanco. El que no posean color no significa que no aporten beneficios a la salud. Gran parte de ellos cuenta en su composición con nutrientes como alicina y flavonoides. La mayoría de los alimentos de este grupo tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes, como es el caso de la cebolla. 


Mientras más intenso es el color de los vegetales amarillos o naranja más aportan en la prevención de diversos tipos de cáncer 

Moderar su consumo es esencial

Alzuru promueve la dosificación a la hora de consumir frutas y vegetales. Su importancia se debe a un gran contenido de azúcares que pueden generar aumento en el índice glucémico de las personas. 

“Tu nutricionista de confianza te puede asesorar en el tamaño o la porción que debes consumir. No por el hecho de que sean recomendados y beneficiosos se pueden consumir sin medida, como es el caso de la remolacha, que al ser un vegetal con alto índice glucémico, debido a la fructosa, puede generar aumento de triglicéridos y glucosa en la sangre, sobre todo en pacientes diabéticos, si no se dosifica bien”, advierte.

Asimismo, la especialista indica que no existe limitación en cuanto a qué vegetales o frutas de cierto color se deberían consumir poco. Entre las combinaciones de colores más recomendadas están las de amarillo y naranja. Sin embargo, lo más importante es que la persona haga combinaciones de todos los colores. 


El grupo de los alimentos blancos tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes

Cada alimento posee nutrientes esenciales para la salud por lo que es recomendable variar siempre nuestra ingesta para aprovechar todos los beneficios que nos aporta la naturaleza.

Si desea conocer tips y recomendaciones con gran aporte nutricional, siga la cuenta de la nutricionista clínico Luisa Alzuru en Instagram: @soynutritiva