Germinados: un superalimento que no puedes ignorar
Este acto le confiere propiedades adicionales a las legumbres que pocos conocen

REDACCION ESTAMPAS

27/01/2021 04:00 pm



María Gabriela Esculpi

De pequeños, resultaba increíble descubrir los asombrosos milagros de la madre naturaleza desde la tranquilidad de nuestro hogar, por lo que la tarea de germinar granos nos parecía interesante. Sin embargo, pocas personas saben los grandiosos beneficios que las germinaciones pueden aportar a su organismo.

Las germinaciones “son alimentos vivos que darían lugar a una nueva planta”. Del mismo modo, complementa este concepto afirmando: “Al encontrarse en pleno crecimiento tienen una concentración espectacular de nutrientes, además de ser biodisponibles y de fácil asimilación” afirma en un artículo el portal web Mujerhoy.com.

Por otra parte, expresa que los mejores son las lentejas, los garbanzos, el puerro, el brécol, trigo, centeno. Sin embargo, hay brotes que resultan tóxicos para la salud, como es el caso de los tomates, las patatas, las berenjenas y los pimientos.

¿Qué beneficios aportan a la salud?



● Su pleno crecimiento lo convierte en una opción rebosante de nutrientes que juegan el papel de ayudar a que la planta pueda desarrollarse plenamente. Además, sus proteínas se convierten en aminoácidos de fácil digestión, resultando idóneo para las personas que sufrían gases o digestiones pesadas.
● Cuentan con grandes cantidades de clorofila que le aporta a los germinados el color verde. Esta sustancia ayuda a aumentar la calidad y la cantidad de glóbulos rojos, oxigena el cuerpo, es antioxidante y ayuda al organismo a depurarse.
● Pueden contener hasta 100 veces más enzimas que la planta en la que se convertirán o semilla con la que nacen, ahí es nada. Además de facilitar la digestión, ayudan a restablecer el equilibrio en los procesos inflamatorios reforzando el sistema inmune y ayudan al cuerpo a eliminar toxinas.
● Tienen el poder de reforzar el cabello, son un diurético ligero y combaten la anemia y la fatiga.

Realiza en casa tus propios germinados


Su preparación suele ser rápida y sencilla

Los germinados se consumen crudos. Puedes hacerlos tú misma en casa activando las semillas que elijas con agua o adquirirlos en tiendas especializadas.

Para hacerlos tú mismo debes:
-Poner dos o tres cucharadas de las semillas que prefieras (o bien cereales o legumbres) en un recipiente y dejarlas en remojo durante toda la noche.

-A la mañana siguiente desecha el agua, lava las semillas y colócalas en envase de vidrio, tápalo con una gasa o una tela fijada con la ayuda de una goma y guarda el frasco en un sitio que no reciba luz.

Haz esta misma operación una vez al día, en 4 o 5 días ya tendrás listos tus flamantes germinados y te aseguramos que te dará la misma emoción verlos crecer que cuando ibas al colegio.

Puedes añadirlos a tus ensaladas, sándwiches, tortillas, guiso, entre otras. Son muy versátiles y, siendo tan pequeños y frágiles en apariencia, esconden un tesoro nutricional que te va a ayudar a mantener más sano el organismo, tener más vitalidad y mejorar tu estado de ánimo, ¿Qué esperas para probarlos?