Manos divinas y rejuvenecidas
Las exponemos constantemente al frío y al calor extremo y nunca están sin trabajar. Merecen un cuidado especial con tratamientos sencillos para que siempre tengan un aspecto saludable

ESTAMPAS

08/10/2021 06:00 pm



Sjandra Rendón


Secas, ásperas, sudorosas, con arrugas o manchas son algunos de los males que pudieran aparecer en las manos si no ponemos atención a todo cuanto las exponemos durante las horas en que nos mantenemos ocupados. Al despertarnos comienza la faena, teniendo contacto con productos químicos si nos dedicamos a la limpieza o actividades que ameriten el uso de componentes activos o en la cocina con el calor al preparar los alimentos, o al frío extremo al manipular hielo por cualquier circunstancia. Esto sin entrar en detalles cuando trabajamos con la tierra, cargando cosas pesadas o lesionando la piel al manipular herramientas o con el labrado.
 
Entonces, detengámonos un momento y vamos a consentir a estas amigas que siempre están cuando más las necesitamos y que nos permitan siempre regalar una caricia con la suavidad que merecemos todos.
 
Empecemos por describir los males mencionados en un principio para conocer en detalle lo que podemos hacer para corregirlo o mitigarlo.

Que nuestra suavidad sea el mejor recuerdo de sus vidas. Foto Zhazz
 
Hiperhidrosis. Se trata de sudor excesivo en las manos y es un problema estético que resulta en incomodidad para quienes la sufren. Tal vez parezca algo complicado corregir este inconveniente, porque está directamente relacionado con el estrés y la ansiedad. Es evidente que hoy vivimos bajo una presión social y económica que nos lleva a caer en episodios de incertidumbre involuntario y la solución no pinta tan fácil. Pero podemos buscar ayuda con especialistas para aprender a relajarnos y entender lo que ocurre a nuestro alrededor. Del mismo modo, tomando respiraciones profundas, escuchar música relajante, hacer meditación o alguna práctica que nos mantenga en serenidad, puede ser una alternativa bastante productiva. Los dermatólogos tienen también una manera de ayudarnos.
 
Arrugas y manchas. Observar la cantidad de arrugas en las manos puede desconcertarnos y hacernos creer que ya empezamos a envejecer, pero nunca es tarde cuando queremos frenar el paso del tiempo de la mejor manera. Las arrugas en las manos son bastante comunes y aparecen tanto en los hombres como en las mujeres como síntomas de envejecimiento natural. Si buscamos soluciones inmediatas, lo más rápido es consultar a los profesionales de la cirugía estética para que pongan en práctica el método láser y devuelvan a las manos la piel lozana con que años atrás se contaba.

Pero más adelante explicaremos otros tratamientos más sencillos.
 

No debe faltarnos nunca una crema humectante cada día. foto www.glamour.mx
 
Ásperas y secas. El trabajar constantemente con productos químicos, líquidos fuertes o productos como pinturas o detergentes, hace que las manos se vuelven intocables. Esto es bastante incómodo cuando nos toca acariciar a nuestros hijos o esposos o al dar la mano para conocer a alguien; la impresión que dejaremos no será la más adecuada, así que pongamos manos a la obra y mejoremos su aspecto y textura.
 
¿Cómo lo hacemos?
Empecemos por los tratamientos caseros, citando en primer lugar la mágica acción del aceite de oliva, calentando una pequeña porción y aplicando en las manos mediante masajes que duren entre 5 o diez minutos. Esperamos que se absorba el producto y retiramos con un jabón suave. Esto podemos hacerlo en las noches.
 
Si queremos hacer un exfoliante con aceite de oliva, le agregamos media cucharada de azúcar y de igual modo ejercemos una suave presión a través de masajes relajantes con la intención de eliminar células muertas e impurezas.
 
Utilizando otros ingredientes en casa podemos suavizar los pliegues y darle un respiro saludable a las manos; para ello necesitamos lo siguiente:

● 1 cdita de limón
● 2 cditas de harina de arroz
● 1 cdita de leche

Para prepararla necesitamos un bol; vertemos las cucharadas de harina de arroz, la de leche y mezclamos para agregarle la cucharadita de limón. Las manos deben estar limpias completamente y con un pincel aplicamos la mezcla para dejar actuar por un par de minutos. Masajeamos y luego de 10 minutos retiramos.
 
La miel y la avena son aliados para el rejuvenecimiento de las manos de la manera más sencilla. Una cucharada de cada uno de estos productos les aporta nutrición, mejora la circulación y las deja suaves. La avena sirve tanto en hojuelas como molida y se aplica de la misma forma que los anteriores; con masajes y dejando la mezcla por unos minutos.
 
Miel y aceite de rosa mosqueta. Para conseguir resultados asombrosos para nuestras manos y el anhelado rejuvenecimiento seguimos con la miel, que mezclaremos con la misma cantidad de rosa mosqueta hasta lograr una pasta consistente que aplicaremos y dejaremos por 10 minutos.
Luego de todos los tratamientos caseros y naturales que nos hagamos, debemos utilizar cremas humectantes y lociones que incluyan protector solar para salir a la calle protegidas completamente. Podemos optar por productos que contengan aceite de almendras o de coco que resultan antioxidantes ideales para el cuidado de la piel.
 

El aceite de oliva es ideal para la resequedad. Foto Marketing4food
 
Ahora, si deseamos acudir a un centro estético y poner nuestras manos en las de un profesional, las alternativas que existen incluyen:

  • Fuente de luz y láser para las manchas.
  • Peling químico.
  • Revitalización con vitaminas.
  • Ácido hialurónico.
  • Radiesse (hidroxiapatita de calcio).
  • Infiltración con factores de crecimiento, entre otros.
En la consulta se evalúa el estado y las condiciones que presenta el paciente, según sus características de piel con la intención de que los profesionales determinen cuál sería la mejor técnica. Ellos indican el tratamiento adecuado para las manos.
 
Hagamos que una caricia deje un buen recuerdo, que la suavidad nos identifique y que las manos sientan la retribución que se merecen, un buen masaje en su justo momento alivia tensiones de todo tipo.