Talento y belleza proyectados en cine, televisión y música
Ellas abrieron las puertas y se convirtieron en las pioneras a la hora de brillar en los escenarios internacionales

PEDRO ROJAS

09/03/2020 08:00 am



La industria del cine, la televisión y la música en las últimas décadas ha visto en el talento venezolano, y en especial en sus mujeres, una gran fuente de versatilidad. Los especialistas en materia de entretenimiento aseguran que tres grandes momentos contemporáneos fueron marcados por igual número de féminas quienes abrieron caminos para sus coterráneas y para otras latinas. 


Patricia Velásquez (Maracaibo, 1971) comenzó como reina de belleza, modelo y poco a poco se proyectó como actriz. Su papel de Anck-Su-Namun, en la película La momia (1999) aún es recordado dos décadas después. Las reposiciones, al igual que su remake afianzan que su trabajo fue insuperable. 

Velásquez es la quinta de seis hermanos y desde su adolescencia mostró apego a las artes escénicas como profesión. En Venezuela pasó por la danza artística y a finales de los 80 abrió su principal puerta al estar en el Miss Venezuela 1989, donde representó a la Península Guajira. Las pasarelas de Milán, París y Nueva York siguieron en su agenda. Los gigantes Lagerfeld, Chanel y Dior también fueron sus casas de moda. Además formó parte del movimiento musical de los años 90 al aceptar hacer una aparición en el vídeo musical Breaking the Girl de la banda californiana Red Hot Chili Peppers. Su carrera en televisión ha sido variada, incluso representando papeles retadores que muestran su sensibilidad. Apoya la Fundación Wayuu Taya que beneficia a las indígenas venezolanos junto con su cultura y tradiciones.

Actriz cantante y activista
Cine, televisión y música fueron caminos profesionalmente recorridos por María Concepción Alonso Bustillo (Cienfuegos, Cuba 1957), mejor conocida como María Conchita Alonso. Su biografía destaca sus papeles como actriz y su desarrollo como cantante, compositora, ex reina de belleza y hasta filántropa. Recientemente también sobresalió como activista, con firmes posturas respecto a la situación venezolana. 

En Venezuela se le recuerda en grandes producciones de Radio Caracas Televisión (RCTV) y sus admiradores recuerdan que fue la primera actriz latinoamericana, no nacida en Estados Unidos, en protagonizar una obra musical en Broadway (El Beso de la Mujer Araña) en 1995. Sus inicios en la música, fueron de la mano de Rudy La Scala , bajo el nombre de Ámbar.


Lupita Ferrer asegura que las telenovelas deben renovarse 

La dama de las telenovelas
Otra maracucha completa la tripleta de talentos venezolanos que se abrieron su propio camino en la industria del entretenimiento contemporáneo. Se trata de Lupita Ferrer (Maracaibo, 1947).

Inició su carrera como actriz en los años 60 en Venezuela, consolidándose exitosamente en el género dramático. Su gran protagónico fue en la telenovela Esmeralda, al lado del actor José Bardina en Venevisión. Su paso por la pantalla chica venezolana la llevó también a RCTV y desde ese momento no se ha detenido.