Beta
Sonreír

MARÍA LAURA GARCÍA

23/09/2018 12:00 am



En un estudio reciente se observó, que aquellos que adoptan de forma intencional una determinada expresión facial, como por ejemplo sonreír o fruncir el ceño, acababan sintiendo la emoción asociada a esa expresión. 


Por tanto, una simple sonrisa puede ayudarnos a sentirnos más felices, y el hecho de sentirnos más contentos nos ayudará a conseguir que esa sonrisa se acabe convirtiendo en una expresión auténtica. Sonrían con regularidad, el cerebro no sabe diferenciar entre una sonrisa falsa y una real; si lo hacen más a menudo no sólo se sentirán mejor, sino que también los hará más propensos a reír, incluso de forma espontánea. Esto tan sólo para comenzar, les facilitara conectarse con otros de manera más armoniosa.