Chupón y lactancia materna.

MARIA PARRA

16/09/2018 12:00 am



Desde que estamos en el vientre materno el mecanismo de succión está presente, el llamado reflejo de succión será parte del niño el primer año de vida. Entonces es normal que el bebé se chupe sus manitas o sus dedos ya que esto forma parte de su reflejo de succión natural.


Desde siempre la decisión de dar o no chupón al bebé ha generado grandes controversias, algunos especialistas no lo aconsejan, su uso prolongado contribuye a la deformación en la boca del niño, modificación en la succión que a su vez puede generar molestias e incidir en la aparición de grietas en los pezones de la madre, crear dependencia o trastornos en el habla, mientras que otros profesionales lo defienden y afirman que puede calmar al bebé debido a que succionar tiene una función reguladora en el recién nacido, cuando éste succiona, su cuerpo libera endorfinas y por ende se relaja casi inmediatamente.

El uso del chupón o chupete puede convertirse en un obstáculo en el establecimiento de la lactancia materna, ya que la misma está basada en oferta y demanda, es decir a mayor succión mayor producción, cuando se ofrece chupón en vez de pecho, la producción de leche puede verse afectada al no recibir los estímulos necesarios y por ende puede disminuir.

Explicado todo esto el uso de chupón es una decisión de cada madre, cada familia decide una vez conocidos los pros y contras qué hacer con respecto al uso de chupón.