Amado Teatro Baralt

El primer teatro de la ciudad -patrimonio arquitectónico y cultural- cumple 130 años de historias, anécdotas y espectáculos. Estampas Zuliana le rinde homenaje

por AUDREY VERA PRIETO  |  DOMINGO 28 DE JULIO DE 2013
Esta hermosa construcción no es un edificio más de los que conforman el casco central de Maracaibo. Esta obra arquitectónica, construida por Manuel de Obando en 1883, es el cuerpo y alma de las artes en la actualidad.

Ahí, diagonal a la Plaza Bolívar, en la calle 95 con avenida 5, en el mismísimo Paseo Ciencias, se levanta el amado Teatro Baralt, Monumento y Patrimonio Histórico Nacional desde 1981, que cumple 130 años enorgulleciendo a los marabinos; es la casa del teatro, pero también lo es de la música, la danza y el cine. Seguro Manuel Trujillo Durán debió sentirse honrado al proyectar su primera película en este hermoso recinto.

Hoy día, el Teatro Baralt alberga una amplia programación dirigida a públicos diversos. Espacio para obras de teatro, música, danza y cine, creando un acercamiento mágico hacia los vecinos y cultores, de la mano con todo el talento humano de sus trabajadores, que conviven orgullosos por pertenecer a las filas de esta institución.

El pasado 24 de julio el teatro cumplió un año más de vivencias y anécdotas. Sus tablas recordaron las presentaciones de Teresa Carreño, Carlos Gardel, Mario Moreno  "Cantinflas" y el Ballet Bolshoi de Rusia. Mercedes Sosa y la gira de despedida de Marcel Marceau también forman parte de estos recuerdos.

On line
María Elena Villasmil, directora de la institución, impulsó un proyecto para mejorar la página web del teatro y convertirla en funcional. Ella explica: "Esto nos va a permitir la cercanía con la gente. Es una página hermosa, ahí podrá aprender sobre el pasado y presente del teatro; con el mismo dominio www.teatrobaralt.org.ve se tendrá la oportunidad de revisar la hemeroteca de los últimos 10 años, el archivo de imágenes, notas de prensa, boletines informativos y visitas guiadas al teatro". Al portal, además, serán incorporadas las redes sociales de la institución, Teatro Baralt (Facebook) y @TeatroBaralt (Twitter). Sin duda es un trabajo en equipo arduo y constante.

Modernidad en puerta
El Teatro Baralt es la cuna del cine nacional, lo fue a finales de 1800 y lo seguirá siendo.

Gracias al Centro Nacional de Cinematografía (CNAC) el teatro dispondrá de la tecnología DCP (Digital Cinema Package). "Con este proyector seremos la única sala no comercial, primera en el país que ofrecerá a la comunidad una programación de alta factura", destaca Villasmil. 

"Queremos que el público sepa que cada vez que abrimos las puertas del teatro es un acto heroico; estamos comprometidos con esta institución en cuerpo y alma. No es distante, ni elitesco, él está a su lado, le pertenece y nosotros estamos aquí para enseñarles y acercarlos. La gente es la cultura y las instituciones no hacemos más que recoger eso que la gente es y proyectarlo en el escenario. El teatro es magia. Yo siento una paz distinta, siento que estoy en el lugar que me corresponde", comenta emocionada.

El Baralt en vivo
Este espacio conducido por Mexi De Donato, jefa de prensa del teatro, se transmite todos los domingos a través de la señal de Urbe FM 96.3, emisora de la Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín. De 5 a 6 de la tarde el público tiene la oportunidad de rememorar los mejores conciertos.

De Donato evoca todos estos eventos y motiva a sus oyentes para que lo visiten y disfruten. "El teatro tiene una magia que no la tiene ningún otro recinto; todas las energías que han pasado por él se sienten. Personas foráneas han llorado al ver su techo; esa es la misma emoción que esperamos transmitir a través de cada espectáculo".

Por la comunidad
El trabajo del teatro no se hace en solitario; en él concurren artistas y comunidad para alcanzar el más importante objetivo: sensibilizar, promover y fortalecer mediante las diferentes áreas del quehacer cultural  y sus distintas expresiones, a todo un colectivo social.

Françoise Chávez, jefa de programación, explica: "El Teatro Baralt, desde hace tres o cuatro años, experimentó los programas de extensión con la misma comunidad cercana a la Calle Carabobo y sus alrededores. En esa primera experiencia quisimos mostrar a los niños que esa es su calle y sensibilizarlos hacia lo que heredaron. Igual se hizo después en la barriada vecina, Santa Lucía... La cara de satisfacción en los niños apenas comienza a dibujarse. Siempre vamos a dar lo mejor a toda la gente que nos recibe; son actividades hechas con mucho amor y esfuerzo", afirma y sigue: "El contacto con la comunidad no tiene precio. Trabajar con niños pequeños y con discapacidad ofrece la oportunidad de vivir cualquier cantidad de experiencias y sentirse muy bien, pues de alguna manera estás llegando a ellos que están en proceso de formación; lo mismo ocurre con personas de la tercera edad. Es nuestro deber sensibilizar y fomentar lo que es la cultura".

Relacionado con: maracaibo, teatro baralt

Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

¿Cómo puedes dirigir una empresa, si no puedes dirigirte a ti mismo?

En la mente humana habita el bien y el mal, la locura y la cordura, el amor y (...)

Solo de cine, RAÚL CHACÓN SOTO

¿Qué ver del Festival de Cine Español?

Este 24 de octubre empieza uno de los festivales de cine más esperados por los (...)

Un Gazpacho especial para los niños

En España, cada casa tiene su receta de gazpacho. Y como cada quien lo prepara (...)




 
Cerrar
Expandir