La mágica caja de herramientas

Equipada con lo mínimo es vital en cualquier hogar y bien vale la pena algunos consejos para empezar.

por HANS GRAF  |  DOMINGO 9 DE JUNIO DE 2013

Ver también

A todos nos hace falta, no cabe duda. Una caja de herramientas decente no es únicamente el anhelo de un constructor o de alguien que tengan, al menos en sus ratos libres, el gusto de martillar, clavar o serruchar cosas para construir otras; es una necesidad.

Si usted se está mudando, empezar de cero es emocionante y pensarse bien en que va a gastar su dinero es fundamental. Si ya tiene su caja, pues un refuerzo no viene mal, sobre todo para aprovechar el dinero extra en activos que lo beneficien. Probablemente necesite hacer algunas tareas que en el pasado solían delegarse, pero que vistos los tiempos que vivimos va a tener que ir aprendiendo a manejar.

También hay muchas herramientas usadas que con un cariñito quedan como nuevas. Como sea, prepare también el bolsillo, pues aunque hay marcas nacionales, muchas de las herramientas son importadas.

Ya cada visita de un plomero, albañil o el conserje pueden golpear su presupuesto, así que es momento de aprender.

Martillo. Asegúrese de comprar el martillo de carpintero. Existen al menos 10 variedades de martillos; puede tener uno pequeño y otro grande, pero si el presupuesto no lo permite, quédese con el grande. Los que tienen una cabeza de 16 a 20 onzas son la medida para el uso doméstico. Recuerde comprar con ellos los clavos y asegúrese de tener variedad: clavos para madera, concreto, friso ligero, tablillas, etcétera.

Juego de destornilladores: Individualmente son más costosos aunque tienen mejor calidad. Es conveniente tener dos juegos, uno de destornilladores grandes y otro de pequeños, que puede incluir un juego de destornilladores de precisión. Los destornilladores grandes debe comprarlos de muy buena calidad de una vez. Los va a usar con frecuencia, incluso para tareas que no imaginaba. También le servirán para el carro, así que tome esto en cuenta. Recuerde tener al menos dos de estrellas (o cruz) y dos de paleta. Los destornilladores de precisión le vienen bien para todos los implementos que utilizan baterías como juguetes, relojes, radios portátiles, etcétera.

Alicate a presión: Se les conoce también como "caimanes". Es una mezcla de alicate, llave ajustable y torno. Sirve para agarrar piezas de menor tamaño, colocar canillas o ajustar tuberías flojas en la grifería. Tenga cuidado en su uso, ya que la presión equivocada puede deformar tubos de aluminio o romper los de plástico, en lo cuales no se recomienda su uso.

Llave inglesa o llave de tubos: La llave inglesa pareciera una herramienta destinada al uso de un plomero experto, pero le puede salvar en una emergencia. La rotura de una tubería y la necesidad de colocar algún niple o tapón ante una contingencia se hace más fácil con esta llave. No se adentre en asuntos de plomería, pero compre esta llave y téngala en su hogar. Los dientes de las de mala calidad son generalmente poco afilados y se desgastan rápidamente, así que una llave desgastada es como no tenerla. Si la compra, compre la mejor. Junto a ella, para plomería de principiantes, no olvide un destapador de pocetas tradicional. Es una herramienta como cualquier otra, no tan atractiva, pero sin duda necesaria en el hogar.

Taladro: Es para muchos la herramienta universal por excelencia. Son útiles para abrir un hueco, cortar, pulir o incluso para desatornillar o atornillar. Conviene su potencia según el uso que le vaya a dar. Si es para usarlo ocasionalmente, uno de 500 W bastará, pero si quiere sacarle más provecho, debe buscar uno que tenga mayor potencia, fuerza y accesorios.

Las mechas de taladro varían. Recuerde que las hay para cemento armado, ladrillo, madera y que su duración depende del correcto uso que de ellas se haga.

También está la llamada Mototool, de menor potencia, que ofrece más de 40 accesorios y es ideal para trabajos menores y paredes que no sean de concreto armado.

Otras herramientas. Quizás le convenga considerar comprar un metro para tomar las medidas exactas al momento de montar cuadros. Una espátula y un serrucho no están de más, aunque ya forman parte de un kit avanzado. Una llave de tuercas es también un aditamento importante igual que un alicate o cortador de cables, ya que siempre es necesario ajustar una que otra lámpara.


La caja
Para guardar las herramientas no hace falta una caja lujosa, pero debe pensar en que su colección eventualmente ira creciendo. El costo de estas varias de acuerdo a su calidad y la cantidad de compartimientos que tenga. Para ello prepare unos 489 bolívares si se van por la todo terreno o unos modestos Bs. 150 por una sencilla.

También considere que hay juegos básicos de cuatro a seis piezas con costos que varían entre los 259 a los 320 bolívares. Eso sí, por lo general estos no son de la calidad de una herramienta comprada individualmente.

En tiempos de crisis, aprender a resolver sus problemas caseros le puede ahorrar las visitas de plomeros, electricistas y carpinteros por cuestiones menores. Cuando elija su caja de herramientas es recomendable separar los clavos, tornillos y cintas aislantes o pegantes (teipe negro y marrón) de sus hierros principales. Así que deberá pensar en dos cajas.

Una vez armado su combo, recuerde una máxima que aplica también a los libros: solo hay dos clases de tontos, los que prestan las herramientas y los que las devuelven.


@hansgrafbogran


Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Solo de cine, RAÚL CHACÓN SOTO

¿Qué ver del Festival de Cine Español?

Este 24 de octubre empieza uno de los festivales de cine más esperados por los (...)

Un Gazpacho especial para los niños

En España, cada casa tiene su receta de gazpacho. Y como cada quien lo prepara (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Aviva tu esencia femenina

Hola, bendigo la luz en ti. Te pido algo: imagina una flor frente a ti.  (...)




 
Cerrar
Expandir