Cómo elegir el salón ideal



Hogar y estiloDOMINGO 14 DE ABRIL DE 2013


Las opiniones son diversas en cuanto a cómo debe ser el espacio para festejar un evento social. Llámese boda, quinceaños, comunión, bautizo o una fiesta empresarial, para cada profesional en esta materia, los salones deben cumplir con ciertas exigencias para ser elegidos.

De paredes blancas y con un piso de color sobrio. Así suele ser el salón por el que se inclinan los graduandos o quienes cumplen sus 15 primaveras. La razón es que pueden jugar con la decoración, porque se trata de un espacio desnudo que permite darle vida complaciendo los antojos del agasajado.

Al contrario de quienes celebran su boda, que ahora con la onda vintage, buscan espacios que ya estén previamente decorados con lámparas tipo arañas o paredes texturizadas o en piedras. Esos recintos no requieren de mucha decoración, lo que es una ventaja en cuanto a costos.

Tres profesionales asumen el papel de héroes o heroínas para quienes quieren celebrar una fecha importante. Ellos cuentan cómo se logra pasar cinco o seis horas gratas y con todas las comodidades que un salón debe brindar. Lo importante: contar con la asesoría adecuada a la hora de elegirlo.


Clásico
Para cada festejo hay un salón. Quinta Sinfonía es una casa grande con tres áreas disponibles. Se podría encasillar sólo para celebrar bodas por su aspecto clásico y antiguo, pero en esa quinta se han celebrado hasta fiestas infantiles.

Identificar el tipo de evento, la cantidad de personas y el monto en dinero de quien dispone hacer la fiesta, es lo principal que se pregunta para saber qué se puede ofrecer. "Esos son los puntos fundamentales para comenzar un buen diálogo con el visitante", declara Melina Del Moral, asistente de mercadeo.

Luego se habla de la decoración. Las mesas redondas, por ejemplo, ocupan menos espacio que las cuadradas, pero puede haber combinación de ambas. El invitado debe sentirse cómodo; por eso es importante una buena vigilancia y el estacionamiento. Las salas de baño son otro punto importante a tomar en cuenta. "La clave de todo buen salón es su mantenimiento, que se vea pulcro, con buenos acabados".


Acogedor
La iluminación y la sencillez son el manual justo para escoger un salón. La Churuata es un ejemplo de ello. Sus instalaciones invitan a socializar bajo un buen clima y un ambiente con olor a madera. Las lámparas son candelabros en hierro forjado, que se convierten en el secreto de una luz tenue y dos puertas corredizas que se abren para hacer más grande el salón o se cierran para dividirlo. Este estilo gusta mucho, refiere Marlin Leal, asistente administrativo. Ella parte del punto de lo que desea hacer el cliente.

"Lo importante es que la persona esté clara de qué quiere que le brinde el salón. Si es comodidad, elegancia, funcionalidad, o todo junto. Nuestras instalaciones necesitan poca decoración porque sus paredes en ladrillos, las estructuras en madera y los detalles en hierro forjado visten".Las instalaciones para las tomas de corriente son importantes, apunta Leal, porque de esto depende que los cables no queden mal colocados.


Al aire libre
El patio central del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (MACZUL) está decorado por la naturaleza y una escultura hecha por la mano del hombre. Pilares de chaguaramos con enredaderas y fuentes con luces son elementos suficientes para dar vistosidad a una ceremonia, brindis o algún evento corporativo. Es al aire libre, lo que para algunas personas podría ser una limitante por el clima húmedo que hace en la ciudad, pero Elvis Torres, asistente de mercadeo, comenta que el lugar es tan fresco por su vegetación, que ese punto se vuelve casi imperceptible.

"Hay épocas es las que es más recomendable celebrar allí y son diciembre y los primeros tres meses del año, pero si la fecha cayó en agosto, existen los ventiladores industriales como solución". La lluvia es otro factor a considerar, pero en este caso los toldos son elegantes. Si no se quiere incluirlos, el plan B es un espacio techado que queda al lado del patio central, donde los invitados pueden resguardarse si  llueve.