CONVIVENCIA

El ABC para vivir en comunidad

Residir con desconocidos puede ser tarea fácil. Le proponemos nueve pautas para que las relaciones con "los del apartamento de al lado", sean las mejores

por MARÍA EVA OTERO  |  DOMINGO 24 DE FEBRERO DE 2013
Con experticia en el trabajo conjunto entre vecinos, Saverio Vivas, director general de la fundación Gente del oeste, es especialista en normas de convivencia y buen vivir. Convencido de que la comunidad es una base primaria para practicar el civismo, el especialista comparte a continuación unas sugerencias para vivir en común con los otros.

Conozca a su vecino
Son típicas de las películas norteamericanas, las escenas en las que los vecinos de mayor antigüedad reciben a los nuevos con un dulce. La intención no es otra que la de conocer a los recién llegados y mostrar cortesía. Y esta idea es digna de replicar.

No le estamos diciendo que haga una torta y la regale, pero sí que busque un momento para intercambiar algunas palabras y sus contactos con los vecinos. La razón es que esta simple iniciativa le permitirá identificar la presencia de extraños en la comunidad, e incluso le puede ser de utilidad en momentos de emergencias, cuando a un vecino se le rompa una tubería de agua y se le inunde el apartamento también a usted, por ejemplo.

No se olvide de los ¡Buenos días!
Son las siete de la mañana de un domingo y su vecino de arriba ha comenzado a martillar, aún cuando en comunidad, habían decidido que los horarios de trabajo en la urbanización tendrían inicio a las 9:00 a.m.

Como el ruido continúa, decide levantarse enfurecido -y con toda razón- para dirigirse hacia la vivienda en cuestión. Toca la puerta. Le abren. ¡Usted grita, patalea, exige! Y de regreso le gritan, le patalean y también le exigen. Parece imposible llegar a un acuerdo y de hecho lo será.

¿Qué estuvo mal?, se preguntará usted. Pues bien, a pesar del mal rato, probablemente las cosas serían distintas si el agraviado comenzara la conversación con los buenos días. Saverio Vivas explica: "Para establecer una buena comunicación, un diálogo fluido, lo primero es recordar las normas de educación y de cortesía. Creemos que son obvias, pero cuando estamos nublados por una situación que nos molesta, se nos olvidan. Usarlas son una excelente manera de comenzar a hablar, pues expresan que usted está abierto a conversar y no solo a reclamar".

Por otro lado, una entrada violenta -o ausente de las normas de cortesía mas básicas- puede ser tomada como un acto de agresividad, que solo traerá de vuelta lo mismo.

Evite dar muchas vueltas
- "Es que...bueno, me preguntaba si...osea, quiero decir".

Pasa con frecuencia que, por no saber cómo empezar una conversación para expresar un reclamo, los vecinos no expresan claramente sus ideas o quieren decir muchas cosas a la vez y terminan por no plantear nada.

Para evitar que esto suceda, el experto recomienda: "Plantee el problema en términos claros y sencillos, casi como se los expondría a un niño y evite comentarios fuera de lugar"

Si va a enfrentar a alguien, hágase acompañar
Producto de un disgusto, cualquier conversación se puede tornar acalorada. Para impedir que esto suceda, es bueno  pedirle a algún tercero de la comunidad, que no esté involucrado con el problema, que esté presente en la discusión para actuar en rol de mediador.

Vivas recomienda: "Cuando vaya a hacer algún reclamo, busque a un vecino más para que sirva de intermediario entre las partes afectadas y de testigo de la conversación".

Importante es que recuerde que si sabe comunicar bien su idea y transmitirla, nadie se va a sentir ofendido y todos trabajarán en conjunto para solucionar las cosas.

Relaciónese sin prejuicios
Reza el dicho que los individuos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Póngalo en práctica en la sociedad de la que forma parte y no asuma como ciertas las afirmaciones que apenas son suposiciones.

Vivas especifica: "Hay que evitar cometer el error de nombrar o señalar culpables porque sí. Quien haga acusaciones debe tener pruebas que confirmen lo que dice y a los demás vecinos les corresponde mostrar disposición a verificarlas y someterlas a la duda. Sucede con frecuencia que lo que pensamos que es cierto, termina siendo un error".

Busque canales para la comunicación
Crear un grupo en Facebook o uno en Google Groups, facilitará la interacción intervecinal. Sobretodo en los tiempos que vivimos, cuando el trabajo o la falta de tiempo disminuyen las oportunidades para agrupar a todos los interesados y conversar sobre los temas comunes a todos.

En este sentido, las nuevas tecnologías permiten la interacción casi instantánea entre los individuos, que pueden trabajar conjuntamente mientras están conectados desde sus oficinas, por ejemplo.

Otro punto importante es la instalación de alguna cartelera informativa, que ofrezca de manera impresa informaciones importantes, como los días en que se harán cortes de agua, o aquellos en los que pasa la basura o las convocatorias a las juntas de condominio.

El uso de ambos medios maximizará los canales informativos.

Redacte en comunidad las normas de convivencia
Cuando las reglas del juego son explícitas, todos los involucrados están en el deber de cumplirlas a cabalidad. En este sentido, el dirigente vecinal apunta: "Se deben crear los estatutos de convivencia ciudadana y cada individuo debe tener un juego de ellos en su casa". Otro recurso posible es publicar alguna copia de las normas en sitios de encuentro de la comunidad, como el abasto más cercano o la panadería.

¡Sea proactivo! ¡Participe!
Pasa en las comunidades de vecinos que, una vez elegida la junta de condominio, los propietarios que no conforman la asamblea se desentienden de las responsabilidades colectivas que traen consigo formar parte de una comunidad.

Si su intención es la de revalorizar su inversión inicial al adquirir su vivienda, entonces tome parte en las decisiones que se efectúan en torno a su urbanización, pues definitivamente repercutirán en su calidad de vida y en el valor de su inmueble. Recuerde que si no participa, luego no tiene derecho a reclamar.

Ni rojos, ni azules
Como último punto, Saverio Vivas sugiere evitar tocar el tema político. "Siendo Venezuela un país tan polarizado, es importante tener claro que primero es la comunidad. Mi experiencia me ha demostrado que introducirse en este tipo de temas crea muros entre las personas. Por eso mi recomendación es mantener estos tópicos al margen de los problemas comunitarios".

motero@eluniversal.com
@maeotero


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Los Fabulosos Cadillacs: Esos muchachos de siempre

La ciudad amanece. Respira nuevos aires. "En la (...)

ENTRETENIMIENTO Emigrar "bien" es una estrategia

Javier, ingeniero de sistemas, acababa de casarse (...)


 

BELLEZA Y MODA Ojos más grandes con maquillaje

Quienes poseen ojos pequeños tienen un gran (...)

CUERPO Y MENTE Gente tóxica

Pueden ser parte de su familia, quizá su pareja o (...)


 

GASTRONOMÍA Los reyes de la fiesta

Cuando se conoce el proceso de elaboración del (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Solo de cine, RAÚL CHACÓN

Las 3 mejores del Festival de Cine Independiente de Estados Unidos

Este evento cinematográfico, que ya lleva 14 ediciones, es uno de los más (...)

Pura pantalla, Pablo Blanco

Yo antes de ti: Un drama con sonrisas

Al salir de Te amaré eternamente (cinta que me decepcionó eternamente, a pesar (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Parejas, la rabia no es la enemiga

En las consultas es común oír  frases como: "Con mi pareja no puedo hablar, (...)




 
Cerrar
Expandir