CURIOSIDADES

Una maceta que lo hace todo

Si creía que nada podía asombrarlo en cuanto a tecnología para el hogar se refiere, conozca este invento. Su nombre es Click & Grow , un matero que "cuida" de su planta sin que usted mueva un dedo. Solo necesita activarlo y ¡listo! Parece imposible, ¿verdad? Entonces siga leyendo...

por EFRAÍN CASTILLO  |  MARTES 29 DE ENERO DE 2013
Es de las novedades más curiosas que se consiguen surfeando en Internet. Creada por unos fabricantes estonios es ofrecida como la "maceta inteligente" que riega y hace crecer plantas caseras de manera independiente –o por lo menos con un mínimo esfuerzo por parte del propietario.

El matero (con un tamaño no mayor a la caja de una torta pequeña) está provisto de un  circuito electrónico operado con cuatro baterías AA, un software, sensores  y un reservorio de agua con su sistema de bombeo, todo diseñado para regar y fertilizar el contenido de un cartucho interior, "precargado" con abono y semillas de diverso tipo, desde los de plantas decorativas como la millonaria, la caléndula o el orégano orejón hasta las hierbas comestibles como la albahaca, el tomate, el ají o el cilantro.

"Usted no tiene que saber nada de jardinería. Esta maceta se encarga de todo -se lee en el site del  producto, www.clickandgrow.com. El sistema mide las dosis requeridas de agua, fertilizante y aire que necesita la planta de acuerdo a sus características y los va distribuyendo paulatinamente" para hacerla crecer y mantenerse frondosa.

¿Cómo funciona? Al menos de acuerdo con  lo que se ve en el video explicativo de este accesorio (mire el video haciendo clic aquí), el proceso parece sencillo. Solo hace falta desempacar el producto, colocarle las baterías, destapar el cartucho en el que se encuentran las semillas, llenar el tanque de la maceta con un litro de agua y colocarla en un lugar donde le pegue luz moderada al menos durante seis horas al día. "Lo demás será esperar -agrega la hoja informativa del producto. En una o dos semanas, la planta germinará y usted podrá sentirse orgulloso".

El aparato es tan "inteligente" que posee un indicador LED que titila en tres colores para señalar algún requerimiento al propietario: verde si el sistema funciona correctamente, azul si se necesita reponer el agua en el tanque y rojo si hay que cambiar las baterías, cuya duración está calculada entre ocho y 10 meses.

¿Qué pasa si la planta muere o -como dicen los promotores- "finaliza su ciclo vital"? Como el sistema fue diseñado con  el concepto de "quita y pon", solo necesitará reemplazar el cartucho con la semilla por otro de la misma planta o de una distinta. Gracias al código electrónico que posee el cartucho, el matero reconocerá inmediatamente el tipo de requerimiento y bombeará el agua en la dosis necesaria.

Parece la solución perfecta para aquellos que desean tener algo de vida vegetal en casa pero no cuentan con el tiempo o el interés para dedicarle atención a las plantas. Aún no disponible en Venezuela, puede curiosear ingresando a la página del fabricante. El "kit inteligente" cuesta unos 60 dólares, el equivalente a 258 bolívares al cambio oficial. ¿Qué pensarán los amantes y estudiosos de la jardinería tradicional?

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Marialejandra psicodélica

En su cuenta de Instagram @soymariale, (...)

ENTRETENIMIENTO El otro Hollywood, el de los hijos celebridades

Shiloh: La niña Jolie-Pitt quiere llamarse Jhon (...)


 

BELLEZA Y MODA Cicatrices con mejor aspecto

El láser es un tipo de tratamiento que está (...)

MENTE Y ESPÍRITU Claves para entender la hemofilia

Aunque la padecen relativamente pocas personas (...)


 

COCINA Y SABOR De músico a cocinero

En su casa no hay paredes que dividan la sala de (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

Perros locos, otra forma de hacer perros calientes

A todos nos gustan los perros calientes. Son ricos y fáciles de preparar, pero (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Ríete y energízate

Bienaventurado quien se ríe de sí mismo, pues su dicha no tendrá fin... La (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Café (en dos tazas)

En estos días me he "bebido" dos buenos cafés. El primero, un libro que llegó a (...)




 
Cerrar
Expandir