Jugar y ordenar

Con paciencia se puede enseñar a los niños a mantener cada cosa en su lugar.

por MARILIN PINO A.  |  JUEVES 17 DE ENERO DE 2013
Una estantería con cestas es una solución económica y que ocupa poco espacio
Para los niños el momento del juego es importante. Sin embargo, luego de la diversión viene el momento tedioso de recoger todo lo que han usado para divertirse.

Si son muy pequeños, los padres se encargan de colocar cada objeto de vuelta en su lugar. No obstante, es vital que desde temprana edad comprendan la importancia de mantener los espacios limpios y ordenados.

Los principios básicos de la higiene incluyen colocar los desechos en las papeleras y limpiar cualquier cosa que se derrame en el piso, el escritorio de hacer las tareas, asear los juguetes o sacudirlos periódicamente. Los niños seguirán el ejemplo de los adultos en estas tareas.

Los padres se encargarán hasta que los hijos puedan hacerlo por sí mismos de cambiar la ropa de cama por lo menos cada semana y mantener toda superficie libre de polvo. Asimismo, ventilar el área a diario para evitar la acumulación de bacterias.


Aprovechar cada centímetro
En la medida en que cada objeto esté ubicado en su lugar es posible aprovechar el lugar a su máxima capacidad.

En la habitación de los niños pueden utilizarse las estructuras modulares para juguetes, ropa y accesorios, lencería y útiles escolares.

Un mueble en madera o metal, con múltiples espacios simétricos o asimétricos, resultará útil para organizar las pertenencias. Incluso, pueden colocarse algunos adornos que combinen con la decoración del cuarto.

A los niños pequeños suelen llamarle más la atención los muebles decorados con distintos colores, como rojo, amarillo, azul, verde, naranja. Esto en oposición a una estructura de metal en negro (blanco) o en madera, que normalmente se utiliza para amoblar espacios para los adolescentes y adultos (e incluso en áreas de oficina).


¿Cómo organizar la habitación de los niños?
Lo primero es involucrarlos en la selección del mueble, ya que son ellos quienes lo usarán a diario.

Asimismo, permitirles participar en la ubicación de sus objetos personales y juguetes en cada compartimiento.

Ciertamente, se hacen necesarios los consejos de los padres en cuanto a la ubicación de lo más pesado en los niveles inferiores y lo más liviano en el medio y hacia arriba.

No hay que descartar adornos y piezas de decoración o utilitarias como carteleras con recortes de su interés -comiquitas, artistas, películas, fotos con la familia o los amigos de la escuela-, lámparas y reloj de mesa con formas divertidas.

Al utilizar muebles modulares se gana espacio que puede utilizar para hacer un mural al gusto de los niños o una pizarra para que dibujen y escriban lo que deseen. También puede agregar allí un escritorio donde colocará la computadora para sus tareas. Las zapateras con múltiples bolsillos son igualmente útiles.

En caso de que los niños no sufran algún tipo de alergia pueden colocarse alfombras en colores y formas llamativos, pues son ideales para los momentos de juego. Las alfombrillas de felpa les brindarán un soporte más confortable y de hecho les resultarán divertidas.

Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (1)

Maritza Torrealba
20.01.2013
9:10 AM

Comentario 5025759

Todos los artículos son estupendos, pero este es excelente para las madres!!


ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Malbec (en plural) con Sebastián Zuccardi

El 17 de abril se celebra el Día Mundial del Malbec, uva que se asocia, (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Unicidad

"Una hoja de hierba es tan necesaria como la mayor de las estrellas. Sin esa (...)

Seguir sin ti...

Las pérdidas nos acompañarán en las distintas etapas de nuestra vida, eso es (...)




 
Cerrar
Expandir