España se impone en China
Actualmente los jamones 5J se pueden comprar en las tiendas en línea de TMALL y JD.COM, así como en espacios físicos en diversas ciudades del país asiático

REDACCION ESTAMPAS

01/12/2019 05:00 am



Xinhua/Especial para Estampas
Shanghai – Los puestos de jamón ibérico de alta calidad atraen a miles de personas cada día en la segunda Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, por sus siglas en inglés), como muestra del creciente interés por la gastronomía y la cultura españolas en el país asiático.


“El jamón encaja perfectamente con el paladar chino y es un mercado que va a crecer mucho en los próximos años”, aseguró a Xinhua José Ignacio Íñiguez, representante para la Gran China del Grupo Osborne, que comercializa la conocida marca 5J.

Su empresa es conocida por utilizar exclusivamente cerdos 100 por ciento ibéricos de bellota y cuenta con las máximas certificaciones de calidad que ofrece España para el jamón, de ahí que su precio sea más elevado en comparación con otras opciones del mercado.

Actualmente los jamones 5J se pueden comprar en las tiendas en línea de TMALL y JD.COM, así como en espacios físicos en diversas ciudades del país milenario.

“China es un país que tiene un gran aprecio por los productos gourmet y es en la actualidad nuestro segundo mercado después de España”, indicó Íñiguez. “La alimentación es una parte muy importante de la cultura china y en eso nos parecemos mucho”.
La comida y los vinos de España tuvo una amplia presencia en la 2ª CIIE, que se desarrolló entre el 5 y el 10 de noviembre en la urbe oriental de Shanghai.

El volumen del comercio bilateral entre España y China alcanzó la cifra récord de 33.700 millones de dólares en 2018. Durante el año pasado, la inversión española en China llegó a 3.800 millones de dólares, mientras que en dirección contraria la suma ascendió a 3.300 millones de dólares.


El jamón encaja perfectamente con el paladar chino


Otros intereses
El interés de los chinos por la tierra de Cervantes también se expresa en un creciente flujo turístico.

Ana Lafuente, consejera en Guandong del Instituto de Turismo de España (Turespaña), dijo a Xinhua que el año pasado viajaron a su país unos 650 mil chinos con fines de esparcimiento. “En realidad, la cifra es mayor porque hay algunos que vienen de otros países europeos con el visado Schengen”, aclaró.

Según datos oficiales, los viajeros chinos aportaron ingresos por más de 1.663 millones de euros al sector turístico hispano en 2018, con un gasto medio por persona de 2.563 euros.

“En Tourespaña estamos trabajando por conseguir un turista de calidad, que realice un desembolso, que sea sostenible y que cuide el destino”, refirió Lafuente. “En ese sentido el mercado chino nos resulta interesante”.