-

Vestidos
para correr

- Nick Jonas vive su sueño pese
a la diabetes
- Libros
para comer
- Heidi & Seal
Secretos de pareja
TENDENCIAS
PROTAGONISTAS
-

Ruddy Rodríguez
Señora Bonita

- El monitor
- Los cinco imprescindibles de...
MODA
-

Termómetro
de estilo

GASTRONOMÍA
- ¿A qué sabe Colinas de Bello Monte?
TECNOLOGÍA
- La vida es más fácil con Firefox
VIVIR MEJOR
SALUD
- Vejiga hiperactiva.
Cuestión de urgencia
SALUD
- ¿A qué
es alérgico?
BELLEZA
- Tocador cosmético
TENDENCIAS
- El síndrome "Superwoman"
COCINA
- Versátiles jaleas
MASCOTAS
-

Cuidar
la alimentación

PUNTO Y APARTE
CRIMENES
HORÓSCOPO
HUMOR
CRUCIGRAMA
crucigrama.shtml
ARCHIVO
CONTACTENOS


HEIDI & SEAL
Secretos de pareja

Jóvenes, guapos, simpáticos... Tienen éxito y, además, se aman. La "top" y el cantante comparten con los lectores las claves de su felicidad
POR CATHERINE ROIG

Los cuentos de hadas existen. Heidi Klum y Seal son la prueba. Aunque, a decir verdad, su historia no tuvo el típico planteamiento de una película de Walt Disney. Juzguen ustedes mismos: un buen día de 2004, embarazada de Flavio Briatore -director del equipo de F1 de Renault-, que acababa de dejarla plantada, Heidi deambulaba por los pasillos del hotel Mercer de Nueva York digiriendo sus penas. Y, de repente, se topó con un efebo de ébano que salía del gimnasio. ¿Un flechazo? Sí, puede decirse que sí. "Estaba sentada y me quedé muda", declaró en el programa de Oprah Winfrey, la comunicadora con más fuerza de todo Estados Unidos. "Seal llevaba un short de ciclista, muy ajustado, ¡y se le marcaba todo!". Sin pensárselo dos veces, la top propició una conversación, y ya en los primeros instantes de la misma comprobó que aquel elástico atleta era un bellísimo príncipe azul.

En las siguientes semanas, Heidi se pasó horas hablando con él, desahogándose y vertiendo sus lágrimas sobre su nuevo amigo, quien no dudaba en darle paz arropándola con sus brazos. El paso progresivo de la amistad al amor se llevó a cabo sin prisas, dado que el vientre de la joven crecía sin tregua. Heidi recorría las tiendas para bebés mientras Seal la escoltaba con galantería. El día en que nació la niña, el cantante estaba a su lado. Es más, la estrella pop decidió acoger como un padre a la pequeña Leni. Unos meses más tarde, Seal invitaba a Heidi a sobrevolar en helicóptero un glaciar canadiense para, provisto de un diamante descomunal, pedirle que se casara con él. Desde aquel día ejemplifican mejor que nadie la versión del "se casaron, fueron felices y comieron perdices".

El 5 de mayo de 2005, tras componer una canción titulada Wedding Day -publicada en System, el quinto disco del cantante de raíces nigerianas-, Seal y Heidi, embarazada de su primer hijo en común -que nacería cuatro meses después-, se casaban en una playa mexicana. En noviembre de 2006 trajeron al mundo otro niño y, actualmente, están esperando el tercero, si es que no ha nacido ya. No necesitamos añadir que, pese a sus embarazos, la feliz mamá luce siempre una figura perfecta. De hecho, desfiló para Victoria's Secret seis semanas después de su segundo parto. Algo que, sin duda, influye en la tórrida vida sexual que comparten.


Guiados por un experto
Hasta ahora, todo bien, pero, ¡ojo!, tanta felicidad, tanta perfección y tanto glamour podrían acabar empalagándonos, por no decir acomplejándonos para el resto de la vida. Así que, tras observar con mucha atención, caímos en la cuenta de que la unión de Seal y Heidi no es sólo cuestión de suerte. En este punto, la revista se aventura en una modalidad de reportaje que, coloquialmente, definiremos como: "Si a ellos les va de cine, analicemos su fórmula hasta dar con las claves de su éxito". Llegados a este punto, apelamos a la ayuda de un experto, el psicoanalista y terapeuta de pareja francés Serge Hefez. "Si desmenuzamos la relación de este dúo concluimos que, probablemente, recorrerán un largo camino juntos. Sin duda, parecen haber conseguido lo que desesperadamente persigue la mayoría de las parejas: mantener la pasión al mismo tiempo que se involucran en la vida familiar".

Y es que, tanto él como ella, consideran al otro como la prioridad número uno de sus vidas. "A pesar de que nuestros niños todavía son pequeños, nuestra pareja es lo más importante", declaran a coro. Para nuestro experto, "muchas relaciones se vienen abajo cuando el papel de padres se antepone al conyugal. Éste, aparentemente, no es su caso. Han comprendido que centrarse en el otro es un elemento fundamental en la duración de una pareja". ¿Cómo imitarlos? Cerrar el libro que se está leyendo en cuanto él juguetea con nuestros pies bajo el edredón sería un buen comienzo...

"Podría morir por mis hijos, pero antes
que padre soy el marido de Heidi"

-Seal


Ambos han comprendido que si bien el papel de padres
es fundamental, éste no se antepone al que cada uno juega
como integrante de una pareja

Libres juntos
En el caso de Seal y Heidi está claro que ambos tienen una profesión de lo más absorbente. Ella es modelo, presentadora de televisión y es creadora de su propia colección de joyas. Él es un cantante conocido a nivel mundial que ha vendido más de 15 millones de copias y que siempre está en la promoción de un nuevo álbum. Viajan sin parar, cada uno por su lado, y dicen adorar los reencuentros, que imaginamos de lo más ardientes. Para nuestro experto, la fórmula del sociólogo François de Singly, "libres juntos", encaja a la perfección en esta pareja. Es la alquímica paradoja de las relaciones modernas: aspirar a una unión que, al mismo tiempo, respete las libertades individuales. ¿Cómo imitarlos? Saliendo a cenar con los amigos, disfrutando de los programas favoritos de la televisión sin interrupciones del tipo ¿qué hay de cena?.. En definitiva: siendo libres juntos, pero sin pasarse. Una separación de más de una semana al mes puede ser peligrosa ya que se corre el riesgo de encontrar atractivo al vecino; sobre todo si se parece a Seal.

En primer lugar, tanto Heidi como Seal prestan mucha atención a su vida familiar. Se toman varias semanas sabáticas para disfrutar de sus bebés en su chalet de Aspen o en su casa de la costa mexicana. También comparten algunos proyectos profesionales: Seal le pidió a Heidi que cantase con él en Wedding Day y ambos protagonizan la promoción del último modelo de Volkswagen en Estados Unidos. Entonces, ¿qué hacemos? Nos compramos un chalet en Aspen y una casita en México... ¡Es broma! Bastará con pasar el fin de semana juntos, comiendo pizza, viendo películas y repartiendo mimos.

Manteniendo la pasión
Otro punto envidiable de nuestro dúo perfecto: Seal declara constantemente que Heidi es la mamá más sexy del mundo; y ella se emociona al hablar de la virilidad de su hombre. Ella reconoce que buscan tiempo donde no lo hay para sus encuentros amorosos con mensajes del tipo: "Cariño, recuerda, nos vemos a las dos en el desván". En opinión del terapeuta: "Todas las parejas saben que el secreto para que dure el amor se basa en el sexo. Hay que luchar por mantener la pasión viva, como hacen Heidi y Seal. El deseo no se encuentra en el lecho conyugal sino en las sorpresas y en las novedades". ¿Cómo imitarlos? Al igual que 99,9% de las mujeres, tú no tienes el físico de Heidi, pero sí sus tácticas: depilación brasileña siempre impecable, ropa interior sexy y una voz sensual susurrándole al oído: "Cariño, recuerda que te espero en...".

Seal no suele hablar de ello, pero fue abandonado al nacer, más tarde vivió con un padre violento y, finalmente, fue enviado a una familia de acogida. Por si fuera poco, una enfermedad le afectó la cara. Conocer a Heidi fue la guinda sobre el pastel para olvidarlo todo. Ella sí tuvo una infancia feliz, pero se divorció de su primer marido en 2002 y fue abandonada por Flavio Briatore embarazada de cuatro meses. Seal la reconstruyó. En palabras de Serge Hefez: "Parece que cada uno ejerce de psiquiatra del otro. En realidad, la pareja que están construyendo les ayuda a repararse mutuamente". ¿Cómo imitarlos? Dejando que las cosas se pongan en su sitio. Tranquilizando al otro, escuchándolo pero sin forzarle a hablar. Una pareja que funciona es una tabla de salvación para una persona que atraviesa un mal momento.
Y por último y no menos importante: estos chicos comparten un sueño. "Ahora tengo una verdadera familia. Era mi ilusión desde pequeña. Hemos edificado lo que deseábamos. Una casa llena de niños y risas". El psicoanalista redunda en esta idea: "Al margen de lo que han erigido juntos, el hecho de haberlo soñado antes enriquece su intimidad y llena de magia su relación. Sin olvidar que esta fantasía mutua los ayuda a superar los baches y las carencias de cada uno. ¿Cómo imitarlos? El sueño compartido no se planea. Existe o no. Pero cuando dos personas se aman, a menudo comparten una fantasía, lo sepan o no, para estructurar sus vidas (triunfar socialmente, escapar de una situación familiar penosa, etcétera). Seguro que ustedes conocen la suya.

Heidi Klum y Seal... jóvenes, fogosos, guapos, simpáticos y tocados por la varita mágica de la fama y el éxito. Se aman con pasión, tienen unos hijos preciosos y son el más maravilloso ejemplo de pareja perfecta para este joven siglo XXI. La armonía reinante entre ambos es digna de un cuento de hadas con final feliz. La buena noticia es que, observados al detalle, sus vidas pueden servirnos de inspiración para sacarle más partido a las nuestras. ¿Qué estás esperando?

"Ahora tengo una verdadera familia.
Era mi Ilusión
desde pequeña"

-Heidi


Justamente para este mes de septiembre se espera la llegada
del tercer hijo de la pareja. Heidi ha dicho que podría tratarse
de una hermanita para Leni, la hija que ella tuviera con Flavio Briatore

 

 


© PRISACOM, S.A./HACHETTE FILIPACCHI. Derechos de el Universal
 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso