- Los más bellos 2005
- Los más bellos de otros confines
- Moda venezolana 2005.
Diez momentos impactantes
COCINA
- El placer de brindar
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
E-viajes
 
Abre tus alas y comienza de nuevo
 

“Un gusanito iba caminando en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un duendecillo,
-¿Hacia dónde te diriges?— le preguntó
Sin dejar de caminar el gusanito contestó:
-Anoche soñé que desde la cima veía todo el valle. Me gustó lo que vi y he decidido realizarlo.
El duendecillo dijo:
-Debes estar loco, ¿cómo podrás llegar hasta ese lugar si eres una simple oruga?; para ti una piedra será una montaña— . Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escuchó. De pronto se oyó la voz de un escarabajo:
-¿Hacia dónde te diriges con tanto empeño?—. El gusanito jadeante respondió:
-Tuve un sueño y deseo realizarlo— y entonces le contó.
El escarabajo soltó una carcajada y dijo:
-Ni yo con estas patas tan grandes intentaría una empresa así de ambiciosa—. La oruga continuó su camino.
Del mismo modo la araña, el topo, la rana y el conejo le decían:
-No lo lograrás jamás.
Pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir. Después de caminar y caminar, agotado y sin fuerzas decidió detenerse para descansar. ‘Estaré mejor aquí’, fue lo último que dijo y murió.

Todos los animales se reunieron en torno a los restos del animal más loco del valle, y consideraban el hecho una advertencia para los atrevidos. De pronto la concha comenzó a quebrarse y aparecieron unos ojos y una antena, poco a poco fueron saliendo las hermosas alas de una espléndida mariposa.

No había nada que decir, pues todos sabían que se iría volando hasta la gran montaña, realizando así sus sueños”.

Estás aquí y ahora, siendo el protagonista activo de tu transformación. Pensar en este momento que sólo el término de un año traerá como consecuencia un nuevo ciclo significa que no hemos descubierto el verdadero sentido de lo que hemos aprendido. No podemos confundir la verdad, ni pensar que en algún momento perderá su vigencia. Tendremos siempre la ayuda, el apoyo y la compañía de la Divinidad, pero el trabajo hay que hacerlo con responsabilidad, valor, determinación, convencimiento y perseverancia. Así que no te canses, no abandones, no te desanimes; no pienses, ni por un instante siquiera, que no vale la pena seguir adelante. Algunas situaciones cambiarán y otras terminarán para dar paso a otras nuevas y mejores, ábrete para aceptarlas y para recibirlas. Podemos alcanzar nuestras metas, rescatar y mantener el balance en nuestra vida y, al mismo tiempo, podemos recuperar la confianza y el aprecio por el ser humano, además de conectarnos con nosotros mismos para querernos y valorarnos más, entregar lo mejor al mundo y tener una vida plena.

Hoy eres elegido para convertir tus sueños en realidad, para sonreír, para perdonar, para vivir con amor, para dar sin esperar recompensa alguna, para rociar un perfume suave de reconocimiento, detalles, gestos y palabras amables, para ser un elemento conciliador y así brindar a otros paz, amor y esperanza.

Claves para tener una vida mejor
Deja el pasado atrás. Sobretodo si fue difícil o doloroso. Aprende a vivir en el presente, aquí y ahora. Perdona y suelta, guarda sólo el aprendizaje que te dejó esa situación. Permite que tu corazón sane y comienza de nuevo… Este es el mejor momento para reconciliarnos con el pasado y ser libres, para vivir un nuevo año.

Vive con valor. No permitas que el temor sea la emoción que te impulse a tomar decisiones equivocadas en tu vida. Fortalece la confianza en ti mismo y la fe en la Divinidad, de manera que puedas vencer o superar cualquier situación difícil o inesperada a la que te enfrentes. Recuerda que la mayoría de las veces los temores existen sólo en tu mente.

Atrévete a soñar. Tener una meta le da dirección y sentido a nuestros esfuerzos diarios. ¿Cómo te quieres sentir?, ¿cómo quieres vivir?, ¿en qué te gustaría invertir el resto de tu vida? Responder a algunas de estas interrogantes te ayudará a crear un plan de acción. Recuerda sentir pasión por lo que hagas y tener voluntad, disciplina y constancia para convertir tus sueños en realidad.

Siembra paz y amor a tu alrededor. Entrega y comparte lo mejor de ti: una sonrisa, un gesto amable, un acto de bondad, un detalle, una frase amistosa y optimista; esto puede ser suficiente para suavizar, refrescar o fortalecer la vida de alguien. Recuerda que quien te devuelve lo que compartes con los demás es el Universo, y no la persona a quien se lo das.

Asume la responsabilidad de tu vida. Deja de buscar culpables de lo que te pasa; evita sentirte víctima de los demás; ya no te quejes ni te lamentes todo el tiempo. Recuerda que tú eres la causa que genera o atrae las situaciones que te toca vivir. Si quieres mejorar o transformar tu estilo de vida necesitas cambiar algunas de tus creencias, tener pensamientos más optimistas, mejorar tu actitud, vencer algunos de tus temores y ajustar tu comportamiento para que sea el reflejo de tus valores esenciales.

Al igual que la crisálida rompe esa caparazón que te tiene encerrado y sal a una nueva vida como la mariposa, mostrando todos tus colores y la libertad esencial…¡Enciende tu luz y a ayuda a otros a recuperar la esperanza!

Preguntas y respuestas

HOLA, MAYTTE. Me parece que la mala suerte me persigue. En los últimos meses me ha pasado de todo: mi novio me dejó cuando estábamos planificando nuestro matrimonio y dos semanas después me despidieron del trabajo. Caí en una crisis muy grande de la que me estoy reponiendo. ¿Por qué tengo tan mala suerte? ¿Podré hacer algo para mejorarla? C.A.
La mayor parte de las situaciones que vivimos dependen de nuestra actitud mental y de nuestra disposición para afrontar la vida. Generalmente las personas optimistas, que mantienen una actitud positiva, consiguen las metas que se plantean con más éxito que las personas que mantienen una actitud negativa y pesimista. Te sugiero que dejes de pensar en tu mala suerte y en las cosas negativas y difíciles que has vivido, pues recordarlo constantemente hace que te sea más difícil superarlo. ¡Todos tenemos el poder de elegir! Elige comenzar de nuevo y hacerlo llena de optimismo, seguridad, valor, voluntad y entusiasmo. Algunas de las herramientas que te ayudarán a tener una vida plena son: Vive el presente, olvida el pasado porque ya pasó y no podemos cambiarlo. Piensa en positivo; al insistir en que tienes mala suerte te saboteas la posibilidad de alcanzar el éxito y la felicidad, prepárate mentalmente para triunfar. Visualiza tu vida siendo feliz, imagina la vida que quieres tener; piensa que la pareja, el trabajo o la casa soñada ya son tuyos. La visualización consciente te ayudará a programar tu mente y a enfocar tu energía para cumplir tus sueños.

HOLA, MAYTTE. Me encuentro en una situación muy difícil: Me jubilaron después de 23 años de trabajar en una misma empresa y, aunque me indemnizaron, no puedo conseguir empleo, pues, a pesar de que tengo mucha vitalidad, ya soy una persona madura. Tengo ganas de trabajar y crear mi propia empresa, pero tengo mucho miedo porque nunca he sido una persona de negocios, por lo tanto no tengo la creatividad para iniciar algo de la nada. Qué hago: ¿pongo mi dinero en el banco y me dedico a ver televisión o me arriesgo?
La única persona que puede tomar esa decisión eres tú, pero juntos podemos ver algunas opciones. Para poner un negocio debes ser una persona creativa, éste no es un don misterioso, privilegio de unas pocas mentes superiores, todos tenemos esa capacidad. Simplemente hay que poner en práctica algunos principios básicos, tener prudencia y trabajar con entusiasmo y pasión. Busca en qué área te gustaría y dónde consideras que tienes ventajas, capacidades o información.
Una persona exitosa usa aquello en lo cual es competente y se vale de todo lo que ha aprendido durante su vida, tanto en experiencia como en conocimiento. No inviertas en un negocio porque otro te lo insinuó o sólo porque da dinero. Piensa en algo que sirva para satisfacer alguna necesidad de la gente. Piensa, ¿qué sabes hacer bien?, ¿de qué manera podrías servir a otros?... y dedícate a ello. Si te gusta la jardinería y cerca de tu casa no hay un vivero, pues asesórate y coloca uno donde seguramente darás el mejor servicio a los clientes que, como tú, aman la jardinería. Puedes vender plantas, insumos, herramientas y lo mejor: brindar entusiasmo y buen servicio. No quieras hacerte millonario en un mes. ¡Piensa en pequeño, pero actúa en grande! Inicia un negocio con poca inversión, crece con tu negocio, piensa bien dónde vas a poner ese dinero que bastante te costó conseguir. Con imaginación, mucha información, curiosidad, sentido común, vocación de servicio y trabajo arduo podrás hacer un negocio exitoso y hacer la vida mucho más grata a tus semejantes.


QUERIDA MAYTTE: Tengo 19 años y me considero una persona muy insegura; siempre estoy pendiente del que dirán, me afecta mucho lo que piensen los demás, en especial los comentarios de mi familia. Quiero liberarme de esto, pero no sé cómo hacerlo.
AM. L.
La mayoría de las veces el temor a lo que piensen o digan los demás lo adquirimos durante la infancia. Si crecimos con padres que constantemente estaban preocupados o pendientes de los demás copiamos su actitud, la repetimos hasta que un día nos demos cuenta del efecto negativo que causa en nosotros y decidamos hacer algo para corregirla. Además, puede convertirse en una obsesión que nos produzca ansiedad y angustia. Es importante que aprendas a darle prioridad a tus propios intereses, que fortalezcas tu identidad para que los demás no te afecten tan profundamente; esto te permitirá sentirte más confiada y segura.
Algunas claves que te pueden ayudar: Evita estar pendiente de observar los gestos, las palabras y los silencios de los demás para interpretarlos siempre de una manera negativa hacia ti. Piensa que el temor a lo que los demás están pensando de ti es a menudo una idea que existe sólo en tu cabeza. Deja de preocuparte y sé tu misma. Busca cuáles son los aspectos de tu personalidad que te gustan y dedícate a potenciarlos. Apóyate en ellos para ser más segura al momento de relacionarte con los demás. Imagina lo peor que puede pasar si alguna persona te rechaza, ¿qué harías?, y resuélvelo mentalmente. Seguramente existen muchas personas más afines con tu personalidad y que estarán dispuestas y gustosas de compartir contigo. ¡Anímate! Eres una persona muy especial, lo más importante será la imagen que tengas de ti misma.

maytte@maytte.com

 

 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso