- Otra de ratones

- El monitor se pasea por la música

- Daniela no
se arrepiente


MODA

- Se llama Pixie

CRONICA

- Secta

- Erich Wildpret
¨Para mí hacer
teatro tiene sentido¨


- La crisis climática

- El alma baila
en la danza
del vientre


- ¡A correr! una
moda que llegó
para quedarse


BELLEZA
- En sinergia
con la naturaleza
SALUD
- VPH sin temor
al diagnóstico
PSICOLOGIA
- Lo haré
mañana
NUTRICION
- Pescado, bendito seas
MODA
- Los príncipes
de la casa
COCINA
- Platos principales
con manzana
MASCOTAS
- Animales fotogénicos
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
 
revista Estampas
¡A flotar!

No es de reciente data, pero la terapia de flotación hoy está dando de qué hablar debido a sus beneficiosos efectos. En una simple cabina, del tamaño de una cama, las personas logran relajarse gracias al agua tibia y a las sales de Epsom (sulfato de magnesio) que al contar
con una densidad
similar a la del Mar Muerto, permiten
que la persona
flote sin ningún
tipo de esfuerzo. Además de combatir los efectos negativos de la gravedad, la Terapia de Flotación de Estímulos Sensoriales Restringidos (REST, por sus siglas en inglés) reduce el estrés, alivia dolores crónicos y tensiones, especialmente en mujeres embarazadas, mejora la concentración y la creatividad y hasta permite que el organismo libere toxinas. Una hora en la cápsula equivale a cinco de sueño: toda una proeza en neurotecnología.

Otra de ratones

Foto: Cortesía Cortesía Disney - Pixar

La gran pantalla recibirá en junio la nueva movida
de Pixar, una cinta animada que ha generado expectativa desde que se inició su promoción a mediados de 2006, pues pocos confían en que un adorable ratoncito pueda calar tan profundo como
los poderes especiales de Los Increíbles, los graciosos peces de Buscando a Nemo o los nostálgicos coches de Cars; especialmente cuando Dreamworks —su más férrea competidora— lanzó recientemente —y con mucha aceptación— Lo que el agua se llevó, un filme protagonizado por roedores, donde también se contrapone la riqueza con la pobreza y la vulgaridad con el buen gusto. Pese a todos esos elementos en contra, Pixar se arriesgó, no sin antes colocar al frente del ambicioso proyecto a dos de los mejores: Brad Bird —director que se alzó en los Oscar 2004
con Los Increíbles— y a Jan Pinkava —el checo que hizo lo propio en los premios de la Academia 1998 con el corto Geri’s Game. Pero esto no es todo, pues Ratatouille —nombre que alude al estofado de verduras francés— tiene una historia sencilla y emotiva —la de Remy, una rata que lucha por convertirse en chef en medio de la opulenta, y nada tolerante, sociedad parisiense—, dejando claro el ímpetu que se necesita para perseguir los sueños, sin importar cuán improbable pueda ser convertirlos en realidad. Amén de las impresionantes secuencias y las bellas locaciones recreadas, otro fuerte son las figuras que prestan sus voces y sus gestos a los personajes que aparecen en pantalla, entre ellos el ocurrente Patton Oswalt (de la serie The King of Queens y el filme Chicas de calendario), el desgarbado Brad Garrett (Robert en Everybody Loves Raymond) y hasta el estricto Brian Dennehy (detective de La ley y el orden). Lo cierto es que independientemente de los pronósticos, esta cinta promete ser una golosina para los pequeños que quieran divertirse y un suculento aperitivo para los adultos. Y quienes no puedan esperar hasta agosto, mes de estreno en Venezuela, pueden visitar el portal de Disney para apreciar el trailer oficial.

 

 

 



Ver también en Protagonistas:
-Otra de ratones
- El monitor se pasea por la música
- Daniela no se arrepiente





404 Not Found

404 Not Found


nginx