- Otra de ratones

- El monitor se pasea por la música

- Daniela no
se arrepiente


MODA

- Se llama Pixie

CRONICA

- Secta

- Erich Wildpret
¨Para mí hacer
teatro tiene sentido¨


- La crisis climática

- El alma baila
en la danza
del vientre


- ¡A correr! una
moda que llegó
para quedarse


BELLEZA
- En sinergia
con la naturaleza
SALUD
- VPH sin temor
al diagnóstico
PSICOLOGIA
- Lo haré
mañana
NUTRICION
- Pescado, bendito seas
MODA
- Los príncipes
de la casa
COCINA
- Platos principales
con manzana
MASCOTAS
- Animales fotogénicos
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
 
revista Estampas
 

El éxito depende de tí

 

 

“Un hombre perdió su trabajo, y en su desesperación se entera que una gran empresa necesita personal de aseo. El gerente de relaciones industriales lo prueba, lo felicita y le dice 'el puesto es suyo, déme su email para informarle el día y la hora en que deberá presentarse'. El contesta que en verdad no tiene email, pues si no tiene para comer, mucho menos para una computadora, a lo que el gerente le contesta que lo lamenta mucho, pero que si no tiene correo electrónico, virtualmente no existe, y entonces no puede darle el trabajo.

Nuestro hombre sale sin perder la calma, respira profundo y revisa con lo que cuenta: unos pocos billetes, salud, tiempo y mucha, pero mucha necesidad; entonces decide empezar desde abajo. Va al mercado y compra una caja de tomates, los revende y al finalizar el día, después de mucho sol y trabajo, logra duplicar su dinero.

Entonces, todos los días sale más temprano y vuelve más tarde. Con el tiempo y con mucho trabajo logra comprar una camioneta, que luego cambia por un camión. Con los años el hombre se convirtió en uno de los principales distribuidores de alimentos del país. Un día, hablando con el agente de seguros, éste le pide que le dé la dirección electrónica para mandarle la póliza. El hombre le contesta: 'He trabajado tan duro que no he tenido tiempo de sentarme a la computadora y crear un email', a lo que el vendedor responde: 'Si usted no tiene email y llegó a construir este imperio, ¡no quiero imaginarme lo que sería si lo tuviera!'. A lo que nuestro hombre replicó: '¡Sería barrendero!'”.

Si queremos tener una vida diferente y sentirnos plenos con ella, es importante que aprovechemos al máximo los recursos y las oportunidades que se nos presentan cada día. El bienestar y el éxito no dependen de la suerte, ni del cambio o el impulso que nos den las demás personas, sino de una serie de decisiones acertadas y acciones oportunas dirigidas a la consecución de nuestras metas personales.

Las personas de éxito son aquellas que identifican sus sueños, que se fijan un objetivo de vida y toman la decisión  irrevocable de conseguirlo; se lanzan a su aventura dispuestas a pagar el costo y sin importar cuántos obstáculos deban superar a lo largo del camino, dirigiendo todas sus acciones a la consecución de sus propósitos, haciendo que los tropiezos y el fracaso sean parte del aprendizaje y del proceso que los llevará a conseguir el éxito. Tener visión de futuro es una de las claves de toda persona exitosa, pues sólo así sabe en qué dirección deberá dar los pasos y las acciones necesarias para orientar su vida hacia un objetivo determinado.

El éxito no debe estar solamente asociado a la consecución de metas materiales, pues es posible que al conseguirlas continuemos experimentando el mismo vacío existencial que teníamos inicialmente, por eso, también deberá incluir las metas de vida, esenciales, que nos proveen de satisfacción y plenitud personal.

Para la consecución del éxito personal, es vital mantener una actitud positiva y entusiasta, sin pensamientos negativos o pesimistas. Sonríe y afloja las tensiones de tu rostro; una cara relajada y alegre te ayudará a vencer las tensiones del día a día. Fortalece la confianza en ti mismo, y recuerda que tú eres tu mejor amigo y aliado, la única persona que te acompañará a lo largo de la aventura de la vida. Confía en tus capacidades, talentos y experiencias y cada vez que lo necesites, recuerda algún momento difícil que hayas superado en el pasado, y renueva el optimismo y la confianza.

Piensa siempre que tú eres una persona capaz de lograr lo que te propones y que estás haciendo lo que le gusta. Busca aquellas cosas que en verdad te apasionan, porque solamente si amas lo que haces, podrás contar con la fortaleza, el valor y la voluntad necesarios para perseverar en la búsqueda y la realización de ese sueño. Trabaja con excelencia, evita caer en la mediocridad a la que nos lleva el desánimo y la pérdida de la motivación. Concentra tu atención en cada paso que das y aprende a disfrutar del recorrido, así lograrás llegar más pronto de lo que imaginas y con una sensación de que valió la pena cada paso o recodo del camino. Mantén el foco, es importante que concentres tu atención en la meta que deseas conseguir, y que cada día te preguntes: '¿Qué puedo hacer hoy para conseguir mi meta?'. No importa el tamaño de tu acción, lo determinante será mantenerte siempre en movimiento con entusiasmo, pasión y mucha convicción.

Escribe tu meta en un papel, hazlo despacio, pensando en ella y lleva esta tarjeta contigo. Imagínate logrando tu objetivo, piensa cómo te sentirás y empieza a actuar como si ya lo hubieras conseguido. Repite este ejercicio con frecuencia y verás que
la vida comenzará a conspirar para ayudarte. No olvides dar las gracias a La Divinidad como si ya lo hubieses obtenido. ¡Tú puedes alcanzarlo!

maytte@maytte.com

QUERIDA MAYTTE. Tengo un problema pequeño, pero que no he podido superar.  Mi vida es maravillosa, tengo unos hijos muy especiales, amorosos y muy estudiosos y un esposo bueno. El es un hombre responsable, atento, detallista que nos ha dado la vida que tenemos, pero que cuando se llena de preocupaciones por el trabajo, cambia totalmente su manera de ser, se vuelve agresivo, grita, no tiene tolerancia y a pesar de que hemos aprendido a manejar la situación, me siento cargada de rabia hacia él. Esto me hace mucho daño, ¿hay alguna fórmula para ayudarlo? C.F.

Convivir con una persona que cambia su comportamiento no es fácil, pero si ya sabes que la causa que lo origina son las tensiones que experimenta en el trabajo, puedes aprender a protegerte de la afectación que te pudieran causar sus actitudes y reacciones. Piensa que no es personal, que en realidad ni tú ni tus hijos han hecho algo para causarlo, y que él se encuentra en una posición vulnerable en la que necesita todo el apoyo que puedan brindarle. Estoy segura de que al verlo llegar por su expresión y el saludo que te da, ya sabes cómo se siente. Sé paciente, no le hagas muchas preguntas, no le hables de problemas o cosas por resolver, dale algo de tomar, prepárale un baño… suavízale el momento y dale tiempo para que cuando se sienta más tranquilo te hable de lo sucedido. En un momento en el que esté tranquilo y amoroso, que entiendo es la mayor parte del tiempo, habla con él, y sin juzgarlo o querer actuar como su terapeuta, pregúntale qué es lo que le dispara la agresividad, ¿cómo puedes apoyarlo para que logre sanarla? Hablen como buenos amigos, y el amor que existe entre los dos hará que busquen la ayuda necesaria para sacar la ira de sus vidas.

HOLA, MAYTTE. ¿Cómo estás? Me considero un hombre exitoso; he conseguido las metas que me he propuesto en la vida. Ahora tengo un buen negocio, próspero, una novia a la que quiero mucho y con la que pienso casarme en unos meses. Pero tengo una situación pendiente a la que le he dado largas, porque a pesar de que he tratado varias veces de resolverla, no he podido hacerlo.  Ahora que voy a casarme, mi novia insiste en que debo perdonar a mi papá. El nos abandonó cuando estábamos pequeños y volvió cuando ya éramos adultos. Mi hermana lo aceptó, pero yo no; cada vez que lo veo recuerdo todo lo que pasamos cuando se fue. W L.

Me parece que necesitas aprender a perdonar. Tu novia tiene razón; es una oportunidad perfecta para cerrar un ciclo de tu vida, que guarda dolor y recuerdos tristes, para comenzar uno nuevo, completamente vacío de sentimientos negativos, para así llenarlo de experiencias y sentimientos positivos. Perdonar a otros en ningún momento implica que los liberamos de las consecuencias de sus actos, pues cada uno de nosotros tendrá que aprender de sus equivocaciones para enderezar el curso de su vida y merecer mejores situaciones y condiciones. El perdón nos libera a nosotros de la pesada carga del dolor que con el tiempo se convierte en resentimiento y éste nos envenena por dentro. Lleno del amor hacia tu pareja, piensa en él, pero no en la imagen que tienes ahora de tu padre, sino en cómo fue cuando los dejó. Y haciendo uso de tu compresión y del deseo de sanar, piensa en que tal vez no tuvo la madurez, la preparación o la responsabilidad necesarias para actuar de otra manera. No estás obligado a mantener una relación cercana con él después de perdonarlo, puedes elegir incluso no tener ninguna, pero sin resentimiento o retaliación. A algunas personas les toma mucho tiempo reconocer sus errores y dar la cara para pedir perdón por todo lo que hicieron, pero a pesar del tiempo, cuando lo hacen con humildad, sinceridad y respeto, se merecen nuestro perdón.

ESTIMADA MAYTTE. Mi esposa y yo tenemos 35 años de casados y tres hijos que tienen sus propias vidas. Ahora tenemos más tiempo para estar juntos, pero no sé qué nos pasa. Me gustaría volver a disfrutar de su compañía como al inicio de la relación, y recuperar la alegría, la risa y el placer de la mutua compañía. C P.

Lo que puede estar ocurriendo, es que sin que se dieran cuenta, la rutina, las responsabilidades y las diferencias fueron diluyendo los detalles, los gestos y las frases amorosas, haciendo que la convivencia se volviera repetitiva y sin interés. Les sugiero que incluyan en su agenda momentos y actividades para divertirse juntos y sin sentirse culpables. Igualmente, decidan actuar con espontaneidad y cuando alguno de los dos tome la iniciativa de hacer algo diferente, déjense llevar para disfrutar de la sorpresa sin expectativas y sin excusas. Diviértanse, aflojen la seriedad que los acompaña siempre y hagan chistes, bromas; dejen salir al niño interior. Compartir momentos de disfrute y alegría hará que sea más placentera la mutua compañía en esta nueva etapa de la vida.

El C.C. Sambil y la revista Estampas de El Universal te invitan al taller de Maytte: Guía práctica para comunicarse con los hijos. Fecha: sábado 12 de mayo. Hora: 7:00 pm.
Entrada libre. Lugar: Anfiteatro del Sambil, Caracas. www.maytte.com. Información
0212-614.0500

404 Not Found

404 Not Found


nginx