- Ricky Martin
multicolor


- El monitor
se pasea
por la música


- Una dupla
escandalosa


MODA

- Come o muere

- Albi De Abreu
Menos es más


- Erase una vez
un imperio


- De profesión:
payasos de hospital


BELLEZA
- Melenas a salvo
SALUD
- La temida gota derramada
COCINA
- Diferentes crepes saladas
MASCOTAS
- Medidas para mantener la salud
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
 
revista Estampas

 
 

Melenas
a salvo

Cuando el cabello está
desvitalizado necesita
de un cuidado extra
e intensivo. Las mascarillas
ofrecen una solución
inmediata con efectos
visibles y sin tanto esfuerzo.
Descubra cuáles la que mejor
le conviene y cómo usarlas.

Carolina Quintero

 

 

 

 

Foto:www.latinstock.com.ve/corbis/FENDIS


La imagen “perfecta” de una hermosa cabellera femenina se exhibe en todo tipo de publicidad como “larga, lisa, suave, brillante y manejable”. Ni hablar de la masculina, cuyo protagonismo
ha cobrado tal auge, que para retar la calvicie se ha comercializado cuanto potingue existe
como el reparador milagroso de la caída inevitable. Y no es para menos. Está visto que
un cabello fuerte y saludable es gran atributo de la belleza femenina, así como también de la varonil. Mucho más, cuando en la actualidad —se ve en las pasarelas de moda y en revistas
de belleza— el pelo se lleva con un look informal, hacia lo simple, a lo menos estructurado, inclusive con la raya por el medio, ya sea con ondas, rizos o lacio (en el caso de la mujer)
con tal de que luzca muy suave y natural. Pero eso sólo se ve en los anuncios publicitarios.

Para su desgracia, el cabello suele tener episodios que a más de una, y a algunos, las pone de cabeza o con los pelos de punta. Y no es a gritos que pide ayuda, no. El daño que sufre la hebra capilar es palpable y visible con total y absoluta evidencia: falta de brillo, deshidratado, quebradizo, áspero, con electricidad estática y un largo etcétera.

En ese momento se requiere una ayuda extra y necesaria. Las mascarillas capilares son la alternativa, o mejor, el refuerzo obligado para reparar un cabello desvitalizado de la forma más rápida y eficaz. Y la cosmética ha logrado avances importantes en el desarrollo de fórmulas de total avanzada. Las hay para todo tipo de problema: para nutrir e hidratar, dar brillo, proteger el color, aportar volumen, alisar, definir el estilo, controlar el frizz y muchas más propiedades
que no sólo ayudan a que el cabello luzca más saludable, brillante y manejable, sino que
a más de una le harán la vida más fácil... Así de simple, tal cual como slogan publicitario.

Por su salud

Como parte de esa maquinaria fabulosa que es el cuerpo humano, el cabello también es una estructura muy compleja, por lo que es necesario conocerla. Aun cuando se sabe que su parte visible, que se identifica como tallo es una estructura muerta unida a la piel, en su sección interna tiene vida propia. La raíz, inmersa en las capas profundas de la piel, forma un bulbo que queda asentado en el llamado folículo piloso. Allí crece y se nutre de la corriente sanguínea y se lubrica por la producción de sebo que extrae de la glándula sebácea cercana a ella. Esto demuestra cuán esencial es mantener una dieta balanceada, ya que, según el aporte diario de vitaminas
y minerales, su aspecto será totalmente saludable.

Químicamente, el cabello está compuesto por proteínas (28 por ciento), lípidos (2 por ciento), agua y oligoelementos (70 por ciento). La proteína más abundante es la queratina (65-95 por ciento) que le da su consistencia dura.

Por su parte, la hebra capilar consta de tres capas bien diferenciadas: la interna o médula, que recibe las sustancias de la raíz y se puede definir como la columna central; la media o corteza, contiene los pigmentos que le dan su color y le proporciona elasticidad y, la externa o cutícula, formada por células córneas transparentes superpuestas unas sobre otras como las escamas de un pez. Ésta última es muy importante, porque además de permitir que el color de las capas internas brille al exterior, es la encargada de defender al cabello de las agresiones exteriores.
Si se daña, disminuye su brillo y aparecen las puntas abiertas.

La mayoría de los productos de cuidado para el cabello actúan directamente sobre la cutícula
por lo que todas las recomendaciones, en cuanto a trato y cuidado, están enfocadas en evitar que esta fina capa se altere o pierda su uniformidad.

¿Cuándo se daña el pelo?

Las causas son diversas y se deben tanto a factores externos como internos. En cuanto a los primeros, existen cuatro situaciones a atender: mecánicas, químicas, ambientales
y la acción del sol. Las mecánicas
se producen por un peinado
o cepillado excesivamente fuerte
que maltrata la cutícula; las químicas, porque al someterlo a continuos tratamientos de tintes, permanentes
y desrices se perjudica igualmente
la cutícula.  Las térmicas, por la utilización del secador muy cerca al cuero cabelludo a altas temperaturas,
o a una plancha alisadora, lo que levanta la cutícula, reseca el pelo y genera energía estática
y enredos. Las ambientales, por la contaminación, las temperaturas extremas y los rayos ultravioletas. Y el astro rey es tan dañino que debilita los enlaces químicos lo que provoca
un deterioro mayor.

En cuanto a lo interno, los motivos se pasean por situaciones intensas de estrés, una determinada enfermedad, cambios hormonales, la mala nutrición y la ausencia de ejercicio físico, así como ciertos hábitos higiénicos erróneos, los cuales influyen notablemente en su aspecto
y en su calidad, ya sea normal, graso o seco, si es fino o grueso, si es corto o largo. Tanto
lo debilitan como lo deshidratan, le restan brillo y vigor, dándole un aspecto descuidado.

Placer que reconforta

Para evitar que el pelo se convierta en un estropajo, se requiere nutrirlo profundamente
para que combata la deshidratación y le permita restaurar sus funciones vitales.

Además de utilizar a diario los productos según su tipo, es decir, champú y acondicionador,
de protegerlos contra el daño que ocasiona el ambiente y consumir una dieta balanceada,
es imprescindible recurrir a las mascarillas. Este artículo de cuidado capilar, es la solución
a la hora de reparar, revitalizar y recuperar los desastres que caracterizan un cabello
maltratado.

Atrás quedó embadurnarlo con productos bien untuosos, cubrirlo con un gorro plástico o con papel de aluminio y meter la cabeza bajo un secador por casi una hora para potenciar sus efectos. Las de ahora son verdaderos tratamientos de belleza cuyos efectos son visibles e inmediatos. Las mascarillas contienen ceramidas, proteínas, vitamina E, provitamina B5, aceites esenciales, altamente nutritivas y reparadoras, que conjuntamente con los componentes suavizantes y humectantes, actúan sobre la superficie, de la raíz a las puntas, para aportarle suavidad y vitalidad a la cutícula lesionada. Igualmente, algunas poseen polímeros que nutren, fijan y prolongan el tono del cabello deshidratado y poroso a causa de la alteración cromática. También las hay con pigmentos coloreados que aportan claridad y acentúan el color, o con proteína de perla, cuyo extracto nacarado penetra profundamente para aportar brillo con efecto espejo que vuelve las cabelleras totalmente resplandecientes. Del mismo modo, han variado en sus texturas, ahora mucho más ligeras y fundentes, que facilitan su aplicación y reparan donde sea necesario. La gran novedad es que actúan en forma express, reduciendo el tiempo de exposición a uno a tres minutos. Y que decir de sus fragantes aromas, a frutas, a flores y de colores que parecen delicados postres para darle a la melena un merecido baño de placer.

Manual de uso

Antes de seleccionar la mascarilla se deben evaluar las condiciones en que se encuentra el cabello. Basta con tocarlo y verlo en el espejo, pero lo correcto es consultar con un especialista para que realice un diagnóstico capilar. Básicamente todas hidratan y reparan; su valor agregado será si necesita nutrición, volumen, definición. En cuanto al tipo natural del cabello, éstas se deben usar: si es seco, dos veces a la semana; si es graso, una vez a la semana y sólo en las puntas; si es normal, una vez al mes.

Tan válida es la aplicación de una mascarilla en la casa como en los salones de belleza o peluquería. Lo correcto es que una vez lavado con champú, se retire el exceso de humedad presionando con una toalla. Luego se aplica el producto, extendiéndolo en medio y puntas, evitando la raíz, y desenredando con un peine de madera (no de plástico) para evitar que se rompa la hebra. Se deja actuar por el tiempo indicado y luego se retira con suficiente agua templada para terminar con un chorro de agua fría que cierre la cutícula.

Para potenciar los efectos de cualquier mascarilla lo recomendable es realizar un automasaje; esto ayuda a estimular la circulación sanguínea y se consigue una mayor penetración de los activos del producto. Con las yemas de los dedos, se masajea el cuero cabelludo suavemente,
a través de pequeños movimientos circulares. Se puede dejar unos cinco minutos más del tiempo que se indica para la mascarilla, que por lo general es de uno a tres minutos. El resultado será una relajación total. l


caroquint@hotmail.com

El cuidado extra ...





KERASTASE SOLEIL

Crème Richese
Una asociación de ceramida, pro vitamina B5
y vitamina E repara el daño que sufren los
cabellos teñidos por la acción de los rayos
solares, agua salada y agua clorada



ALFAPARF
Hair Antiage

Los polifenoles de uvas asociados a bio-moléculas extraídas
de las yemas de la haya, contrarrestan la acción de los
radicales libres y dan consistencia y densidad a los
cabellos finos y faltos de tono

 


L’ORÉAL PARIS

Elvive Nutri-Gloss
La proteína de perla aporta nutrición concentrada
y equilibrada, de la raíz a las puntas, para un cabello
suave, liso, fuerte y resplandeciente

 

 


WELLA

Lifetex Color Nutrition
Su fórmula con pro vitamina B5
y aceite de albaricoque, protege
y suaviza el cabello teñido
y evita que pierda su brillo y color

 






PANTENE PRO-V

Hidrocrema intensiva
Fórmula con triple aminoácidos, pro-vitaminas
y agentes acondicionadores intensivos.
Restaura, revitaliza, nutre e hidrata al cabello seco





GARNIER

Fructis Oil Repair
Un concentrado activo de frutas repara
y nutre el cabello reseco, sensibilizado
y dañado para fortalecerlo y darle brillo

 



L’ORÉAL
PROFESSIONNEL

Liss Extreme
Mascarilla nutritiva para alisar cabellos indisciplinados
o que tienden a erizarse. Especial para cabello fino

 




MATRIZ

Biolage
Hydra-Creme Mascara

Con aminoácidos, germen de trigo, aceite y extractos
botánicos de limón, algas y salvia. Para cabellos
secos y dañados; los hidrata, nutre, suaviza
y restaura su brillo natural

 


SALERM

Mascarilla capilar
al germen de trigo

Con liposoma de pro vitamina B5 más germen de trigo.
Hidrata, nutre, suaviza y aporta vitalidad a los cabellos
secos, quebradizos y maltratados



ALFAPARF

Real Cream pH4
Con jalea real y proteínas de leche.
Re-equlibra el pH fisiológico del cabello
desfibrado, expuesto a coloraciones
y permanentes, mejorando su estructura

 

Fotos productos:
Belinda Uzcategui & Ramses Díaz

 

caroquint@hotmail.com


 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso