- María Rita: Con luz propia.
- El monitor se pasea por la televisión por cable.
-
El dato: Fotografía en el Hatillo. El flash: Música a beneficio.

 CRONICA
- La crisis de los 50
- Jóvenes animadores
¡Que se salve
el que pueda!
- Scarlet Linares "Soy netamente feminista"
- Senosalud
Gestos que salvan vida
SALUD
- Hombres temblad
DECORACION
- Llegó el desorden chic
MODA
- Todas al brazo. Pulseras
COCINA
- La cocina griega
MASCOTAS
- Consulta
con el especialista
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
 
 

Hombres temblad

Es inminente la llegada del parche de testosterona, un producto dirigido a mujeres
de todas las edades, cuya finalidad es reactivar e incrementar el deseo sexual disminuido o perdido. Lo llaman el “viagra femenino”.
Pablo Blanco

“Los hombres que corran o se encaramen”, son las palabras —en son de broma, pero dichas en serio— de Rubén Hernández, reconocido médico psiquiatra y sexólogo venezolano, en alusión a los efectos de Intrinsa, un parche de testosterona diseñado para contrarrestar la pérdida del deseo sexual femenino. El lanzamiento mundial de este medicamento se llevará a cabo en el próximo Congreso de La Sociedad Internacional para el Estudio de la Salud Sexual de la Mujer, que se realizará en Estados Unidos —específicamente en el hotel West In de Las Vegas— del 27 al 30 de octubre de este año. Hernández estima que el producto llegue a Venezuela a principios de 2006.

Todo público
Erradamente algunas personas creen que la testosterona es una hormona exclusivamente masculina. En efecto, en el hombre su acción regula, además del deseo sexual, la formación de los espermatozoides. No obstante, es importante señalar que también es producida por la mujer y que en ella tiene la función de estimulante del deseo sexual. Cuando este último sufre un descenso significativo, suele asociársele con la llegada de la menopausia (la cual, entre otras cosas, implica una disminución en la producción hormonal). Sin embargo, y a propósito de la aparición del parche de testosterona, es pertinente aclarar que este medicamento no está dirigido únicamente a mujeres que estén en plena etapa menopáusica.

Explica el doctor Hernández que la inhibición del deseo sexual no sólo es consecuencia de los cambios orgánicos, sino, principalmente, de factores de orden psicológico. Es por ello que el tema de la denominada “disfunción sexual” (término que suprimió a otros como la impotencia o la frigidez) atañe a hombres y mujeres que, potencialmente, sean sexualmente activos. El asunto, según lo indicado por este especialista, es abordar el problema en pareja, con terapias psiquiátricas y, por supuesto, con la ayuda de medicamentos como el Intrinsa (bajo un estricto control médico). Resumiendo el proceso, el parche tiene una función determinada. Una vez colocado en la nalga, libera la testosterona e incrementa la libido de la mujer. Pero no trabaja solo.

No sólo de Intrinsa vive la mujer
“El deseo en la mujer es el gatillo que dispara lo que se conoce como la respuesta sexual humana, la cual garantiza un acto sexual satisfactorio. En el caso de las damas, esto no está referido exclusivamente a las ganas de tener relaciones sexuales (algo más usual en el hombre) sino al contexto que sirve de preámbulo a esa relación sexual. Puede sonar trillado, pero una cena romántica, con velas aromáticas y la música adecuada, conforman el contexto necesario (que variará en gustos y medidas) para que la mujer pueda generar esa respuesta sexual.

Lamentablemente, hay quienes todavía creen que hacer el amor consiste en la introducción del pene en la vagina. Si la pareja vive en una constante agresión mutua, de cualquier tipo, es imposible resolver todo en la cama ya que, dadas esas condiciones, es ahí donde se produce un bloqueo a la respuesta sexual”.

Hernández agrega que la plenitud de la pareja consiste, también, en poner en práctica los llamados “juegos sexuales”, a los cuales debe acompañar ese preámbulo perfecto mencionado anteriormente. “He tenido casos —maravillosos— en mi consulta de esposos que ‘raptan’ a sus esposas, o viceversa, y se las llevan a compartir una velada romántica fuera de casa. No obstante, hay que saber medir cuándo es el momento oportuno para hacer ese tipo de cosas. Y, precisamente, la terapia de un sexólogo va enfocada, en muchos casos, a que los pacientes aprendan a reconocer cuándo su pareja siente deseos sexuales. Hemos comprobado que funciona eso de ‘darle pistas’ al otro de que queremos hacer el amor; salir más temprano de la oficina y propiciar un encuentro, hacer una llamada gratamente sorpresiva, en fin, romper con la rutina”. En este sentido, Intrinsa suma otro punto a su favor: “Hay una presentación que está diseñada para ser aplicada con una brocha sobre el clítoris de la mujer. Si esto se transforma en un juego sexual que la pareja esté poniendo en práctica, gracias a la terapia, los sexólogos habremos sentido que hemos cumplido con nuestra misión”.

La dosis exacta
Otras presentaciones del Intrinsa serán en spray, cremas y lociones. Pese a esta variada oferta, es importante destacar, según lo acotado por Hernández, que este producto debe ser aplicado bajo estricta vigilancia médica. “El gran secreto de su efectividad radica en lo que se conoce como la titulación de la dosis, que no es más que la dosis recomendada por el médico, según cada caso. Porque el buen médico es aquel que conoce la dosis exacta que necesita su paciente”.

“Por otro lado, los sexólogos diferimos de toda promesa temporal. Eso de estar garantizando que ‘dentro de tantas horas se verán los resultados’ se desliga de lo que es una verdadera terapia de pareja. Nadie mide en cuánto tiempo tuvo un orgasmo con un cronómetro. Lo importante es que, tanto la mujer como el hombre, disfruten de la relación sexual”.

Insatisfacción en cifras
“¡Por fin se ocuparon de las mujeres!” es la frase más pronunciada por las damas que visitan el consultorio del doctor Hernández, a propósito del lanzamiento de Intrinsa. No es para menos si se toman en cuenta algunas cifras reveladas por este especialista en torno a la sexualidad de las féminas criollas. “Varios estudios confirman que setenta por ciento de las venezolanas tiene problemas sexuales. Del mismo modo es también sabido que ochenta por ciento de ellas no alcanza el orgasmo de una manera consistentemente frecuente (esto significa que de cada 10 relaciones sexuales no tengan, por lo menos, ocho orgasmos)”.

Hernández atribuye las causas de esta contundente realidad a hechos como los maltratos físico y psicológico que ha sufrido un porcentaje importante de la mujer venezolana. “Afortunadamente, nuestras mujeres se preparan cada vez más en todas las áreas y, al mismo tiempo, se preocupan por informarse sobre su sexualidad. Con este nuevo lanzamiento estoy seguro de que se incrementarán sus visitas al consultorio del sexólogo, ya que a diferencia de un porcentaje importante de los caballeros, la mayoría no tiene ningún pudor en preguntar sobre estos temas”.

A propósito de esta diferencia de géneros, el doctor menciona que casi en la misma medida que la población femenina, 53 por ciento de los hombres venezolanos tiene problemas sexuales de diversa índole. “Pese a estas cifras alarmantes, se podría decir que la sexualidad está de fiesta por estos descubrimientos científicos que, si son bien aprovechados, pueden ser bastante esperanzadores. Pronto viene en camino, también, la pastilla contra la eyaculación rápida. Combinados con una buena terapia sexual y una conciencia de que estos problemas deben abordarse en pareja, estos medicamentos pueden ser una garantía de que gran parte del conflicto esté resuelto”.

Las fases de la respuesta sexual humana
Si alguna de estas etapas falla, es alta la probabilidad de que la mujer no alcance la total satisfacción en una relación sexual. El parche de testosterona fue diseñado para activar la primera de ellas.

Deseo: Es la necesidad de sentir placer y consiste en una tensión psicosomática que necesita ser descargada y, de este modo, la persona siente ganas de tener una experiencia sexual.

Excitación: Como consecuencia de relacionarse con estímulos sexuales de orden psíquico o físico, en el cuerpo ocurren cambios fisiológicos que consisten, básicamente, en una vasocongestión en el área genital (acumulación de sangre).
Meseta: Es la prolongación de la etapa anterior.

Orgasmo: Supone la liberación de la tensión sexual acumulada y se traduce al nivel psicológico en una sensación de intenso placer.

Resolución: Es la fase en la que todos los cambios vuelven a su estado de normalidad o reposo.

La duración y la intensidad de cada una de estas fases es muy variable. El paso de la excitación a la meseta, y de la meseta al orgasmo, depende de la efectividad de la estimulación sexual inicial, la cual, en algunas ocasiones, puede ser interrumpida por factores de orden psicológico o ambiental.

Factores que conspiran
Miedo a perder el control: Algunas mujeres creen que si se entregan a sus deseos sexuales perderán el control de tal forma que se convertirían en personas inmorales. Lo aconsejable es que se den el permiso para disfrutar de su sexualidad en pareja.

Depresión: Los sentimientos de tristeza y la baja autoestima inhiben notoriamente el deseo sexual femenino. Lo más indicado, en este caso, es tratar estos asuntos con ayuda profesional.

Rechazo hacia la pareja: Una persona que no cuide su apariencia puede influir, negativamente, en el desarrollo del deseo sexual que pueda inspirar en los demás. Si este es el caso de su pareja, suprima la crítica y opte por fomentar el cambio en forma constructiva.

Falta de comunicación: Lamentablemente es común que las parejas no conversen sobre sus deseos sexuales abiertamente. Armese de tacto (y de valor) y atrévase a hacer sugerencias.

Estilo de vida: Si trabaja en exceso, no espere tener un deseo sexual elevado. l

pblanco@eluniversal.com


Más datos

Antes de usar el parche, recuerde:

l Es obligatorio que consulte con su médico sobre su aplicación.

l Mantenga informado a su doctor si está tomando algún tipo de medicamento con o sin prescripción médica (tales como anticoagulantes, corticosteroides o insulina).

l En su historia médica tiene peso, para la aplicación del parche, si usted ha sufrido de asma, enfermedades coronarias, de hígado, riñón o cáncer de mama.

l Aunque no se han anunciado mayores efectos secundarios, las potenciales consumidoras de este producto no están exentas de los mismos. Las reacciones orgánicas dependen de cada caso particular.

l Nuevamente, la consulta médica es indispensable.

Para los interesados, entre el 24 y el 26 de noviembre se realizará en el hotel Caracas Hilton el XV Simposio Internacional de Sexualidad, centrado en el tema de la satisfacción sexual. Aproximadamente 50 invitados internacionales debatirán sobre este tópico. La información se consigue en www.utesve.com
Coordenadas. Doctor Rubén Hernández Serrano, médico psiquiatra, sexólogo. Centro Profesional Santa Paula. Telf. 985.46 33
Fuentes. www.prensa.com/actualidad/psicologia_ sexual/2005/03/25 l www.isswsh.org
l
www. el-mundo.es/elmundosalud l www.businessweek.com
l
www.bandin.com/cjas/respuesta.html

 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso