- María Rita: Con luz propia.
- El monitor se pasea por la televisión por cable.
-
El dato: Fotografía en el Hatillo. El flash: Música a beneficio.

 CRONICA
- La crisis de los 50
- Jóvenes animadores
¡Que se salve
el que pueda!
- Scarlet Linares "Soy netamente feminista"
- Senosalud
Gestos que salvan vida
SALUD
- Hombres temblad
DECORACION
- Llegó el desorden chic
MODA
- Todas al brazo. Pulseras
COCINA
- La cocina griega
MASCOTAS
- Consulta
con el especialista
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
 

Scarlet Linares
“Soy netamente feminista”

La ex corista del cantautor Luis Silva vive su momento estelar gracias a En carne viva, un tema musical compuesto “para reivindicar a la mujer”, según comenta. En medio de su gira nacional, la artista hizo un espacio para conversar con Estampas. Pablo Blanco. Fotos: Carlos Márquez

Se escucha en los diálogos de los comerciantes informales, en los equipos estereofónicos de los transportes públicos, en los programas de televisión, en los restaurantes, tascas y discotecas. Las mujeres la felicitan, los hombres la piropean y las niñas la imitan. Es un hecho que la cantante venezolana de coplas llaneras, Scarlet Linares está viviendo su momento estelar. Todo gracias a En carne viva, el hit promocional de su disco, del mismo nombre, en el que la artista interpreta la historia de una mujer que ha sido víctima de un marido infiel, al que termina traicionando ella misma, y diciéndole sus verdades: “No te lo había comentado, porque no quería humillarte, basta de tantas mentiras, él también sintió mi carne. Lo que es igual nunca es trampa. Aprende a ser buen amante”.

La canción fue grabada en 2003 y comenzó a radiarse en Caracas este año, a propósito de lo dispuesto en la llamada Ley Resorte en su artículo 14, sobre el porcentaje de música venezolana que debe transmitirse en las emisoras de todo el país. Scarlet dice que su éxito se debe, en parte, a estas disposiciones legales, pero que, principalmente, a que un grupo de mujeres maltratadas por hombres machistas se ha visto reflejado en esa situación. No en vano, la artista ya tiene varias réplicas musicales masculinas, a manera de contrapunteo, en Barquisimeto, San Cristóbal y El Tigre. “No es que yo sea mal amante, es que tú venías aprendida”, es el estribillo de una de las más populares. Todo este revuelo melódico feminista es perfecto, quizás, para el relanzamiento del compacto En carne viva, gracias a la negociación entre el sello Sonográfica y la empresa Discos Caney, la cual preside Joel Leonardo, manager y esposo de Scarlet. Por si las dudas, no es a él a quien está dirigida la canción.

Arpa, cuatro y lentejuelas
Es sábado al mediodía y Scarlet se roba unos minutos de su gira promocional por todo el país para conceder esta entrevista. Ya está acostumbrada a que la comparen, físicamente, con Lila o Lilibeth Morillo. Para ella, eso es un honor. “Con lo bellas y talentosas que son esas mujeres, imagínate”. Acompaña a esas referencias físicas, un alma risueña, divertida y, a la vez, enfática y teatral. Aunque también tiene un lado tímido: no le gusta que le hagan preguntas sobre su intimidad. Sólo de pensarlo se coloca las manos en la boca. Es ahí cuando se puede detallar que sus uñas, pintadas de blanco, tienen pequeños lunares en los bordes, que hacen juego con su blazer color terracota, sus jeans a la cadera y sus zapatos dorados con incrustaciones de piedras plateadas.

Tienes 10 años haciendo música llanera ¿por qué crees que tu boom se da en este momento?
“Déjame corregirte algo: en este momento, en Caracas. Porque yo en el interior del país he sonado muchísimo y siempre he tenido muchos seguidores. Gracias a Dios, aquí en la capital también se nos abrieron las puertas. Me alegra que los cantantes llaneros ya no sólo sonemos en los programas que se transmiten a las cinco de la mañana”.

¿En qué consiste tu show en vivo?
“Es un espectáculo interactivo. Cuando interpreto En carne viva les digo a los hombres ‘canten ustedes este pedacito’. Apenas terminan, les digo a las mujeres ‘vean como los tenemos’(risas). Claro que también les doy la oportunidad de que se defiendan; mando a subir a tres caballeros del público para que contrapunteen con tres damas. El resultado siempre es el mismo: ellos terminan arrodillados ante ellas, en plena tarima”.

¿Eres feminista?
“Netamente. Yo creo que nosotras las mujeres tenemos los mismos derechos que los hombres. Y a muchos de ellos el machismo los ha llevado a la promiscuidad. Ser macho no significa ser infiel. Si es por eso, lo que es bueno para el pavo, es bueno para la pava. Así decía mi abuela”.

La pregunta obligada, ¿a quién le dedicas En carne viva?
(Risas) “La gente, a veces, me pregunta que si es a mi esposo. ¡Por Dios! Si fuera mal amante no estuviese casada con él desde hace más de cuatro años. En realidad, no se la estoy dedicando a ningún hombre de mi pasado ni a mi marido, es, sencillamente, mi voz como eco de las mujeres que han sido maltratadas por los machistas”.

Ya eres archiconocida en el país, ¿qué te dice la gente en la calle?
“Las mujeres me agradecen por la canción. Algunas me dicen: ‘¿Sabes? Me retrataste. Esa es mi vida’. Los hombres nunca han sido irrespetuosos, lo que más me dicen es: ‘Oye, no nos eches tanta tierra’. Otros me preguntan: ‘¿Qué pasó, mi amor? ¿Quién fue ese que te hizo daño?’. También me quedo impresionada de cómo los niños corean mis canciones”.

A propósito de eso, ¿podrías hablarme de tu infancia?
“Nací y crecí en Ciudad Bolívar, en el Estado Bolívar, hace 29 años. Mis padres se divorciaron cuando yo tenía dos años, y a mi mamá le tocó lidiar sola con seis muchachos. Fue ella quien me enseñó el valor del trabajo. En sus pocos ratos libres oía los LP´s de Reyna Lucero, quien ha sido mi maestra, sin saberlo. Ahí era cuando yo me ponía a cantar, viéndome en el espejo. Porque, desde chiquita, dije que quería ser artista. ‘¿Qué artista ni que artista muchacha? ¡Deja la monería y anda estudiar!’, me decía mamá”.

¿Y estudiaste?
“Terminé la carrera de técnico superior en publicidad y mercadeo. Pero, apenas me gradué, mi profesor Roseleano Acuña me contrató como vocalista de la banda Rapsodia Criolla. Cantaba todas las tardes en un restaurante de allá de mi pueblo. Mi mamá me iba a buscar en las noches”.

¿Tu profesor fue quien te enseñó a cantar?
“No, mi amor, yo aprendí solita. Claro que, cuando tenía siete años, cantaba horrible. Mi familia me gritaba: ‘¡Muchacha, cállate!’. Pero a mí nadie me sacaba de mi meta. Cuando veía a Mirla Castellanos o a Lila Morillo en televisión yo me decía: ‘Para allá voy’. Tan bellas esas mímicas que hacían esas mujeres en sus espectáculos... Bueno, son las mismas que hago en mi show. Hay quienes me preguntan si yo estudié actuación. Siempre les digo que no. Es que yo como que nací con un artista por dentro”(risas).

¿Cuándo comenzaste tu carrera como solista?
“Todo comenzó hace 10 años, en un famoso Atardecer Llanero en El Poliedro. Yo era corista de Luis Silva y, en pleno concierto, él me pidió que improvisara un tema. ‘Me la tengo que comer’, pensé. Gracias a Dios me fue bien y lo señores Tito Correa y Jaime Nestares me dieron la oportunidad de grabar con Sonográfica. Luego de eso, y debido al auge de la piratería, me manejé con la empresa de mi esposo, Joel Leonardo, llamada Discos Caney. Finalmente, este año volví a firmar con Sonográfica, gracias al éxito de En carne viva”.

¿Cómo se construyó tu imagen?
“Nos dimos cuenta de que no existía una cantante de música llanera que fuera feminista. Era un vacío que había que llenar, porque las canciones del llano, hasta ese momento, siempre hablaban del desamor, del amante que se fue...”.

Tu vestuario es revelador...
“Con mi estilo lo que quiero es llegarle a la gente joven, esa que no cree que para sentir aprecio por nuestra música tiene que vestirse, obligatoriamente, con el liqui liqui o el faldón y las alpargatas. Y no es que menosprecie nuestros trajes típicos, sólo que no siento que los irrespete con mi estilo. Por eso es que me pongo mis topcitos, mis chaqueticas toreritas cortiquitas y mis jeans a la cadera. También me encantan las lentejuelitas y los canutillos que se están usando ahora”.

Aparte de la venezolana, ¿qué otro tipo de música escuchas?
“Me encantan las baladas de Alejandro Sanz, Ricardo Arjona y Luis Miguel. También me fascinan las viejitas de José José y Camilo Sesto. Las oigo para no saturarme antes de salir al escenario. Cada vez que pongo esos discos mi esposo me dice ‘ya vas tú con tu despecho’”.

¿Practicas algún ritual antes de montarte en la tarima?
“Me conecto con las fuerzas universales. Tengo un espíritu guía, que es como mi ángel de la guarda. No soy católica ni evangélica, pero sí creo en Dios. Y estoy convencida de que, si yo te hago un bien a ti, me beneficio a mí misma. Además, esa es la única forma de reencarnar en un alma más evolucionada”.

¿Cuál es la palabra que, según tú, describe mejor a Venezuela?
“Grandeza. Los venezolanos somos grandes en todas las circunstancias, en todas las situaciones”.

pblanco@eluniversal.com

 

La fundación en carne viva
En estos momentos, su gira nacional coincide con el relanzamiento de su álbum En carne viva en las discotiendas de todo el país “porque ya la gente quiere el original, ya no buscan el quemado”. Pero fuera de este compromiso, Scarlet atiende la obra de la Fundación En carne viva —ubicada en Maracay, Estado Aragua— la cual creó, junto a su esposo, con el objetivo de formar jóvenes talentos interesados en convertirse en intérpretes de música venezolana. “Es una oportunidad que yo nunca tuve. Siempre le digo a mi mamá ‘francamente, usted viéndome mis inquietudes musicales y nunca me puso a estudiar cuatro o a educar mi voz’. Hoy en día, yo disfruto con ella todo este éxito, ella está orgullosa de mí por el momento de mi carrera que estoy viviendo. Cuando va para Maracay, a la fundación, y ve cómo la gente me reconoce en la calle, me dice: ‘Yo como que me vengo de ese monte en el que vivo, porque
esto está muy bueno’”.

 

 

Ver también en Encuentros:
- Jóvenes animadores ¡Que se salve el que pueda!
- Senosalud. Gestos que salvan vida

 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso