- Jaime Bayly, el huracán lleva su nombre
- Las apariecias engañan
- El Monitor se pasea por el teatro
- Delicias capitalinas

 CRONICA
- Roma electrónica, ciudad intensa
Especial de Navidad
- Blanca Navidad
- Cuatro estilos,
cuatro mujeres
- Divino aroma
- A bordo de
El Expreso Polar
- Detalles para los más chicos
- Las manitos
en la masa
- Estrellas dulces
de Navidad
- Con sabor
a tradición
- De fiesta en el Centro Comercial
- ¿Qué regalo?
- La compra inteligente
- Estilo festivo
- Cuide su flor
de Navidad
- Regalos felices
- Cuidado con los excesos
COCINA
- Rollitos calientes
MASCOTAS
- Salir de viaje
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
E-viajes
 
 

Regalos felices

Las compras navideñas no tienen por qué convertirse en una pesadilla. A continuación algunas recomendaciones para regalar con inteligencia y buen tino

Dar y recibir es característico en estas fechas, y la emoción de preparar los regalos anticipa la alegría de las fiestas. Planear las compras navideñas contribuye al cuidado del presupuesto familiar, teniendo en mente el verdadero valor de esta temporada al expresar lo que sentimos a nuestros seres más queridos con un detalle bien pensado que vaya directo al corazón.

Los niños disfrutan esta época más que nadie, y debemos fomentar en ellos el verdadero significado de esta tradición. Un regalo bien pensado, un detalle muy personal que refleje lo que sentimos por la persona que va a recibirlo es una demostración de afecto importante. Los mejores regalos no son necesariamente los más caros. La creatividad y la planificación son básicas para que los regalos sean un éxito y llenen de alegría y satisfacción a quien los recibe.

Es común que las compras navideñas se conviertan en una locura que debemos padecer cada año; caminando por centros comerciales abarrotados y haciendo largas colas para pagar o en el mostrador de envoltura de regalos. Casi nunca hay en donde estacionarse, los precios están por las nubes y el cansancio y la falta de tiempo a veces nos llevan a comprar cualquier cosa con tal de cumplir el compromiso de regalar algo, lo que sea con tal de salir del “compromiso” y terminar con la presión del aguinaldo.

Compras inteligentes. Antes de emprender el viaje hacia las tiendas y perderse en una multitud de gente, es conveniente planificar la forma en que haremos nuestras compras. ¿Para quién?, ¿qué?, ¿cuánto?, son preguntas que debemos hacernos antes de salir a comprar. De esta forma ahorraremos tiempo y, sobre todo, dinero, y evitaremos hacer compras impulsivas de cosas innecesarias e inútiles que únicamente sirvan al propósito de cumplir con compromisos ajenos al verdadero espíritu de la época.

¿Qué y para quién? Antes que nada, debemos hacer una lista de las personas a quienes deseamos obsequiar un regalo e incluir los gustos, preferencias y hasta necesidades de quienes van a recibirlo. En esta lista también podemos añadir algunas opciones de posibles obsequios que podríamos comprar, tratando de ser creativos para que la persona que recibe el regalo sepa que estuvo en nuestra mente al momento de comprar. De este modo no vagaremos por las tiendas al azar realizando compras compulsivas de regalos sin sentido que no serán útiles a nadie. Nuestros regalos deben ser elegidos según el gusto y las necesidades de la persona que lo recibirá. Así el detalle que ofrecemos será un símbolo de nuestro verdadero afecto.

¿Cuánto? Otro paso importante al planear las compras navideñas es fijar un presupuesto prudente acorde con las posibilidades del gasto familiar. Es vital ajustarse a dicho presupuesto y realizar compras prácticas que sean útiles para quien las recibe. Una vez que se tenga la lista de regalos, podemos hacer un estimado de lo que podemos gastar. A medida que hacemos las compras será de gran ayuda anotar la cantidad gastada a fin de ajustarnos a la cantidad planeada. La creatividad es nuestra mejor alidada, y quizá un regalo hecho por nosotros mismos sea una buena opción para un presupuesto reducido. Por ejemplo, un postre delicioso, un pan casero, una lata con galletas, existen muchas cosas que bien presentadas y elaboradas con cariño pueden ser un regalo inolvidable.

Una buena estrategia para realizar compras inteligentes es agrupar el tipo de regalos que se comprará para planear un recorrido por las tiendas. Así, en un sola salida podemos comprar los regalos para los adultos, por ejemplo. También es importante tener en mente la forma de pago que más convenga a nuestros hábitos de compra (tarjeta de crédito, cheques, efectivo). No es conveniente llevar mucho efectivo en el bolsillo, pero tampoco enloquecer cancelando con la tarjeta de crédito y después sufrir al momento de pagar las cuentas pendientes.

¿Dónde? Esto se relaciona con la ruta elegida según todo lo planeado anteriormente. Podemos realizar casi todas las compras en un solo centro comercial o visitar varias tiendas en diferentes días para comparar precios y calidad. Podemos seleccionar tiendas por departamentos, jugueterías, tiendas de ropa o los populares bazares y recorrerlos en días separados, según el tipo de regalo que se va a comprar y el tiempo disponible. Lo importante es tener en mente tiempo y presupuesto para elegir con claridad.

Para finalizar no olvide que la Navidad es mucho más que regalar y recibir obsequios, es una celebración familiar que debe mantener un espíritu alegre y festivo pero sin convertir la tradición en un gesto obligado y sin sentido. l

Ir de compra con los noños

Salir con los niños es una experiencia emocionante y feliz para ellos, pero también puede ser un poco estresante para los adultos. Cuando las tiendas están llenas de gente los niños podrían perderse entre la multitud o ser víctimas de extraños. Es importante prepararlos para que estén conscientes de su propia seguridad y aprendan a cuidarse por sí mismos. Hablar con ellos sobre los riesgos que podrían enfrentar y la forma en que deben comportarse al salir de compras es un buen comienzo. No permita que se suelten de su mano si son muy pequeños. No los pierda de vista. Pídales que no hablen con extraños. Enséñeles a pedir ayuda si se pierden, dirigiéndose al personal de la tienda o de seguridad, nunca a alguien que no conozcan. Pídales que no se vuelvan locos si ven algún juguete o algo muy llamativo que los impulse a separarse de usted, y explíqueles que dedicarán una parte de la jornada a mirar aquello que más les haya interesado en la tienda. Para los niños puede resultar muy fastidioso el hacer las compras con los adultos. Tiene que tener un poco de paciencia y conversar con ellos antes de salir de casa sobre la forma en que espera que se comporten y las razones para esperar dicho comportamiento. Trate de que la jornada de compras sea corta.

Una última recomendación. Para los niños, la ilusión de recibir un juguete en esta temporada es muy grande. No se deje llevar por el bombardeo publicitario, pero tampoco pierda la perspectiva en cuanto a la ilusión que representa para un niño el compartir con sus amiguitos o primos el jugar con aquello que está “de moda”. Los juguetes pueden ser un medio de expresión y aprendizaje muy importante en el desarrollo de un niño. Planifique, piense y elija bien.

 
con personalidad
Envolver los regalos de Navidad puede ser divertido y convertirse en una buena ocasión para compartir buenos momentos en familia o en pareja. Le sugerimos que utilice la imaginación y que experimente con nuevos materiales y diferentes colores y texturas, el papel celofán, el papel lustrillo, los lazos de tela, las hojas de revistas viejas... Depende de usted que su regalo desde el principio se distinga.


Ver también en Encuentros:
- Blanca Navidad
- Cuatro estilos, cuatro mujeres
- Divino aroma
- A bordo de El expreso Polar
- Detalles para los más chicos
- Las manitos en la masa
- Estrellas dulces de Navidad
- Con sabor a tradición
- De fiesta en el Centro Comercial
- ¿Qué regalo?
- La compra inteligente
- Estilo festivo
- Cuide su flor de Navidad
- Cuidado con los excesos

 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso