Tendencias |  MÚSICA

Liubliana de dos cabezas

por OSCAR MEDINA  |  imagen: FOTO: ARCHIVO | DOMINGO 24 DE JUNIO DE 2012

Después de leer Blue Label/Etiqueta Azul, Transilvania, unplugged y Liubliana puedes, claro que sí, encontrar líneas familiares. Hay, por supuesto, un tono narrativo que se va afilando. O perfilando, vaya usted a saber. Están esos elementos comunes con los que Eduardo Sánchez Rugeles hace la arquitectura y la ingeniería de sus novelas: un tipo desencantado o a punto de desencantarse, una mujer arrebatadora que se ha ido o se irá pronto, Venezuela y otro país, un grupo de amigos, el viaje y los viajes y un misterio que también puede ser una gran conspiración trasnacional. Eso, más o menos.
En el caso de Liubliana lo más sencillo será decir que todo encaja. Gabriel Guerrero, el hijo de la Nena, rumbo a la locura, en ese doble espacio en el que lo vemos ahora en Madrid y antes en Caracas, aquí decepcionado de su vida actual, allá en el día a día con sus amigos y sus tragedias; aquí enredándose en una historia terrible que le dejará fuera del juego y en otra -que le dejará aún peor- de un romance obsesivo e imposible con "la niña más hermosa del mundo" y esa ciudad del dragón para los dos y una canción maldita de Joaquín Sabina. Encaja la historia del amor desquiciante, los latigazos que llegan desde el pasado. Encaja la "políticamente incorrecta" denuncia contra organizaciones que quieren salvarnos. Y las relaciones entre los protagonistas y los secundarios y el humor y la queja generacional y gente fabulosa como el Indio. En fin, todo este desvarío para decir que es una novela "redonda" y sólida.
Que sí, que el desarraigo, que el escritor del exilio. Todo eso le calza al novelista caraqueño. Y también que escribe de lo que le rodea: le tocó la ciudad de los años ochenta, madurar en la de los noventa para irse comenzando el siglo XXI y todo lo que ha significado eso. De modo que sí: es su tema. Puede mirar para acá desde allá y hablar con propiedad. Y "nostalgiar" sin cursilerías. Y hasta despreciar sin pedanterías. Sus personajes son esos tipos que tú, treintón, cuarentón, viste crecer en tu edificio, en tu calle, en tu colegio. Solo que a estos les tocó pasar por las manos y la imaginación de Sánchez Rugeles y a ti no. ¿O sí?

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

El Cine Iberoamericano celebra su excelencia en los Premios Platino 2017

En Iberoamérica los procesos de unificación (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Expandir