Beta
El poder de las redes
En el auge de la comunicación digital se habla de prosumidores y de infociudadanos porque no existe una distinción institucional: el emisor es el receptor y viceversa

ALEXA VIELMA

23/09/2018 12:00 am



Según Byung-Chul Han, la sociedad de la verdad engloba que la información es un fenómeno de transparencia. En el siglo XXI, gracias a las innovaciones tecnológicas a través de Internet, se puede concebir un mundo hiperconectado que ha democratizado la emisión de la información. Luego de la aparición de las Redes Sociales, la comunicación cambió y en la actualidad conforma una sociedad más activa y participativa en el espacio cibernético.


El comunicólogo Marcelino Bisbal explica que a partir del surgimiento de la convergencia tecnológica -que sería la interrelación entre el sector de la informática y de las telecomunicaciones- irrumpieron nuevos medios llamados no tradicionales. “Las Redes Sociales dentro del campo de los llamados medios no convencionales son medios interactivos, que desde la perspectiva de la teoría y sociología de la comunicación establecen de manera inmediata un feedback y son medios a los que te puedes dirigir a públicos específicos”, destacó.

 En ese sentido, se puede definir que las Redes Sociales son herramientas tecnológicas que garantizan, en cierto sentido, un grado más amplio de libertad de expresión con respecto a diferentes temas. En el libro Movilización Social y medios sociales, el sociólogo Manuel Castells indica que “este espacio híbrido de las redes de comunicación y el espacio urbano ocupado (…) es un espacio que sirve a la vez de agrupamiento, de debate, de codecisión y de laboratorio de experimentación de nuevas formas de democracia deliberativa”.

Por su parte, Carlos Delgado, director del Centro de Investigación de Comunicación de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), señala que las Redes Sociales sirven como un distribuidor de información. "Cuando tienes a muchos comunicándose con muchos, con diferentes maneras de transmisión de información sucede que la transmisión de la misma se da de uno a uno y lo más parecido a esto en el mercadeo es el word of mood: el llamado boca a boca”. 

Puede decirse que estas herramientas hacen posible una comunicación directa entre el emisor y el receptor generando el fenómeno denominado por el especialista en tecnología Tim O’ Reilly como la Web 2.0, el cual representa un nuevo espacio comunicativo ya que emula una composición dialógica a través del bloggin y microblogs como Twitter, Instagram o Facebook. Delgado explica que lo revolucionario de estas herramientas es que se interactúa en el tiempo real y se puede desarrollar una conversación.

Las Redes Sociales son instrumentos poderosos de opinión pública. Sin embargo, Byung-Chul Han en su libro La sociedad de la transparencia expresa que “la red digital como medio de la transparencia no está sometida a ningún imperativo moral”. Esto implica, que dependerá de la ética del usuario, la creación de contenido bueno para humanizar y dar un aporte significativo a la sociedad. 

El consultor de brandig de marketing Gabriel Patrizzi, explica que la fórmula para dar un aporte de valor en alguna área productiva es informar, formar, solucionar y entretener sobre el tema. “Siempre coloco el caso de una nutricionista: una nutricionista que está dirigiendo su contenido a atletas de alto rendimiento informa a través de tendencias, estudios, cifras y estadísticas. Forma educando sobre el régimen alimenticio adecuado y cuáles son las cargas calóricas dependiendo de la disciplina. Soluciona teniendo espacios de interacción para responder dudas a estos atletas y entretiene con anécdotas, entrevistas, relatos e historias”, explicó.

Asímismo, señala que Internet y las Redes Sociales de alguna forma permiten esa oportunidad para que el conocimiento y los datos estén al alcance de muchos. “Esto será positivo siempre y cuando la gente tenga una intención, objetivo y propósito para el desarrollo, evolución y crecimiento de su proyecto”, resaltó. 

Delgado enfatiza que las Redes Sociales no son buenas ni malas y que estas audiencias presentes en el espacio cibernético se autorregulan. Cabe destacar que en el entorno digital no está presente el fenómeno del espiral del silencio ya que cualquier persona puede discriminar y distinguir la información, es decir, no hay un filtrado previo que conforme un relato autorizado de la realidad porque dentro de la red, todo se vale. “Actualmente las audiencias marcan que es referencial y que no porque la composición dialógica hace que cualquiera pueda criticar, valorar discernir”, señaló.

Esto se puede evidenciar con el video creado por Tommy Dugarte, estudiante de Derecho de la UCAB quien a través de este material audiovisual generó comunidad y debate frente a una problemática dentro de la política universitaria. “Yo no imaginé que iba a lograr ese impacto”, explicó Dugarte, ya que el video actualmente tiene 15.472 reproducciones y la interacción ha sido masiva.

Sin duda, en esto deriva el poder de las Redes Sociales, ya que como indica Patrizzi, la inteligencia colaborativa y el conocimiento compartido es una implicación positiva que genera espacios de formación y expresión libre ante cualquier hecho.