ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

¿Quieres casarte conmigo?

Natasha Araos, Patty Oliveros, Andrea Villarroel y Carlota Sosa cuentan cómo sus romeos Jesús "Chyno" Miranda, Jorge Palacios, Jonathan Moly y Rafael Romero, rompieron el molde y les pidieron pasar junto a ellos el resto de sus vidas

por YOLIMER OBELMEJÍAS VALDEZ  |  imagen: JOSÉ MAGO | DOMINGO 18 DE FEBRERO DE 2018

Ver también

A 979 metros de altura, en el impactante Salto Ángel, Jesús "Chyno" Miranda esperó a Natasha Araos con un anillo en la mano y un cartel que decía: ¿Te casas conmigo?". La hoy esposa del ganador del Grammy Latino sobrevolaba la maravilla natural del estado Bolívar desde un helicóptero y no daba crédito a lo que veía.

"Cuando comenzamos a salir él me preguntó: "¿qué lugar del mundo te gustaría conocer?" y yo le dije: "soy venezolana, pero no conozco Canaima, así que cuando lo vi ahí arrodillado pidiéndome matrimonio lloré y grité de felicidad", asegura.

Natasha estaba acompañaba por el director Nuno Gomes. Chyno la llevó al extraordinario set con la excusa de grabar el video de la canción "Tú me elevas". "No me imaginaba absolutamente nada. Todo el hotel fue cómplice y además, tenía un poco de cámaras conmigo. Al tercer día, Jesús salió a las 8:00 am para grabar un comercial del hotel y cuatro horas después no sabía de él, así que empecé a preguntar y nadie me respondía. La dueña del hotel fue la única que salió al paso y me regaló un tour en helicóptero para conocer Canaima. Mi sorpresa fue cuando el piloto dijo: ‘El Salto Ángel está despejado' y cuando voltee y vi a ese hombre ahí, me iba a dar".

Intervención divina 

Algunas personas podrían pensar que después de 12 años se acaban las sorpresas en una relación. No es el caso de Patty Oliveros y Jorge Palacios. "Convivimos dos años antes de casarnos, pero siempre esperé el momento en el que me pidiera matrimonio", cuenta la actriz.

El veterano histrión supo interpretar su personaje cuando el 14 de febrero de 2008 pintó como un almuerzo convencional el momento en el que cumpliría ese deseo. "Me dijo: ‘Vámonos a almorzar al teleférico'. Llegamos al restaurant, pedimos una comida deliciosa y ahí en medio del Ávila, en una tarde romántica, con un clima divino y la vista de Caracas, del bolsillo sacó la cajita con los anillos", evoca.

Pero su emoción no quedó ahí. Al leer las alianzas se percató de algo más. "Tuvo un detalle muy lindo. No colocó la fecha de nuestro aniversario. Mandó a grabar nuestros nombres y 27 de noviembre, día de La Milagrosa, porque nuestra relación fue prácticamente un milagro, ya que tuvimos muchos obstáculos para que pudiese fluir y prosperar, como lo ha hecho hasta estos días. Eso me mató".

Crecer juntos

Durante ocho meses, Jonathan Moly preparó minuciosamente el día en el que le propuso a Andrea Villarroel que fuera su esposa. 

El salsero, hijo de la exmiss Inés María Calero y el también cantante Miguel Moly, organizó para su pareja un recorrido que la llevó –a través de cartas- los sitios en los que bailaron y comieron por primera vez y en el que le pidió ser su novia. En cada estación recibió pistas y obsequios que la condujeron hasta el restaurant en el que Jonathan formalizó su ofrecimiento.

"El 7 de julio de 2017 ha sido, fue y será el mejor cumpleaños de mi vida. Ver salir a Jonathan vestido de traje, cantando "Cásate conmigo", que escribió para mí, fue hermoso, sobre todo, porque estaba mi familia y la suya. Ha sido el momento más lindo, especial y verdadero que he experimentado", sostiene.

Andrea y Jonathan se dieron el "sí" por primera vez cuando tenían 17 y 19 años, respectivamente. "Vivimos juntos, hemos cocinamos, peleado, llorado, reído y hecho muchas cosas por primera vez juntos y eso nos ha hecho crecer. Todavía nos faltan muchas etapas por vivir, el matrimonio, si Dios quiere una familia, hijos, pero todo ha sido mágico. El día en que me pidió que me casara con él marcó un antes y un después en nuestra relación. Lo supo hacer bien porque siempre que hablábamos del tema lo evadía. Esa fue su estrategia para que no sospechara". 

A la segunda, la vencida

La de Carlota Sosa y Rafael Romero no es una historia de amor convencional. Antes de elegirse como compañeros de vida, la pareja tuvo algunos desencuentros. "Él se me propuso dos veces y yo no acepté", comenta entre risas.  "En una cena me dijo que se quería casar conmigo y yo le dije que no, que no me quería volver a casar más nunca". La actriz confiesa que fue ella quien terminó con el corazón roto: "Rafael me dijo que si la relación no iba a ir a ninguna parte, mejor lo dejábamos así". Pasado un tiempo, se reencontraron y decidieron casarse. Hoy ya tienen 26 años juntos.

Ante la pregunta de cuál es la fórmula para mantener vivo el amor, responde: "No creo en fórmulas, pero debe haber intereses en común, respeto y admiración. ¡Ah! y también sentido del humor, eso denota inteligencia".  

Bendición Papal

No es alguien famoso, pero Darío Ramírez, venezolano exiliado en Panamá, formó parte de una delegación de 80 diputados y senadores católicos que se reunió con el Papa Francisco en El Vaticano, en agosto del año pasado, y no desperdició la oportunidad para arrodillarse ante su novia y pedirle matrimonio frente al Pontífice. "Le expliqué al Santo Padre que la mujer que estaba junto a mí era la mujer de mi vida. Así que hinqué una rodilla en el suelo y se lo pregunté", contó Ramírez. Ante semejante demostración, El Papa le dio su bendición a la pareja.

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Fútbol y Televisión

Una de las ventajas de tener los años que tengo (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir