ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

El ABC y D de las películas

Las cinco primeras letras del alfabeto son usadas para clasificar las cintas de la cartelera cinematográfica, determinando así el tipo de público que puede verlas. Conozca quiénes se ocupan de esta labor y cómo la llevan a cabo

por DULCE MARÍA RAMOS.  |  imagen: ARCHIVO DIGITAL | DOMINGO 14 DE ENERO DE 2018
En Venezuela todo espectáculo antes de su exhibición, pasa por un proceso de clasificación; es decir, un grupo de personas determina qué tipo de público puede disfrutarlo. Dentro de estas categorías entran las producciones cinematográficas; entiéndase largometrajes de ficción, documentales o cortometrajes.

Actualmente solo existen dos juntas de clasificación, una de la Alcaldía del Municipio Chacao y otra de la Alcaldía del Municipio Sucre, ambas pertenecientes al Estado Miranda, cuyas decisiones son acatadas por el resto del país. En los años setenta, ochenta y noventa existían juntas casi que por cada estado, pero los cambios sociales y económicos han reducido en forma considerable su presencia.  

Las juntas de clasificación evalúan cualquier producción cinematográfica de acuerdo a ciertos criterios como el mensaje, la madurez del público y los valores que se promueven. Estos criterios permitirán ubicar una película dentro de cinco categorías: AA, A, B, C y D, en función de su contenido, determinando así el tipo de público que podrá disfrutarla. 

La periodista Edén Valera, quien lleva casi una década en la Junta de Clasificación del Municipio Chacao, destaca sobre este tema: "La clasificación es muy importante porque ayuda a determinar la edad de las personas que pueden ver un espectáculo; por ejemplo una madre está en el cine con sus niños y ve el afiche de "Annabelle", piensa: es la historia de una muñeca; cuando en realidad es una película de terror.  Entonces, la clasificación es una guía para el público".

Valera también resaltó, que no se debe confundir el término "clasificación" con "censura".  En una clasificación jamás se decidirá eliminar algo de un film para su exhibición; de ahí que censurar una producción cinematográfica implica la aplicación de otros procedimientos jurídicos, tal y como ocurrió recientemente con la película venezolana "El Inca" del director Ignacio Castillo Cottin.

Casos memorables
Los tiempos han cambiado y quizás ahora el público es más abierto y tolerante a ciertas temáticas.  Hace poco en Estados Unidos existió una fuerte polémica por la clasificación de la cinta "Suicide Squad" (2016) como PG -13, es decir no apta para niños menores de trece años, cuando en el año 1984 la película "Indiana Jones y el templo maldito" de Steven Spielberg no era recomendada para menores de diecisiete.

En Venezuela han existido varios casos controversiales en cuanto a la clasificación.  El Padre Jesús María Aguirre en la revista Gumilla recoge lo sucedido con el film "Los primeros golpes de Butch Cassidy y Sundance Kid" (1979), dirigida por Richard Lester, que en su momento fue clasificada por la junta del Distrito Sucre como "B".  La distribuidora del film reclamó la decisión, más aún cuando la junta del Distrito Federal la había calificado tipo "A".  En la reclasificación la junta de Sucre determinó que era "C", evidenciando así una fuerte contradicción en los criterios usados.

En los últimos años, vale destacar lo ocurrido con la película venezolana "La hora cero" (2010), de Diego Velasco: "Recuerdo que le pusimos "C" y la producción del film solicitó la reclasificación. La nueva junta opinó igual. Ellos mostraron su malestar, pero independientemente de su clasificación, "La hora cero" fue durante muchos años la película venezolana más taquillera", comenta Valera. 

La periodista, también hizo mención de lo ocurrido con el  documental "Llanerías"  (2015), de Carlos Gómez de la Espriella: "Había una escena donde se explicaba la preparación de un gallo de pelea, una de los miembros de la junta se alarmó. Yo le expliqué que ese tipo de situación es normal en los llanos, es parte de su cotidianidad."

Según el mercado, la clasificación de una producción cinematográfica en mayor o menor proporción siempre será un tema álgido, más aún cuando está en juego para los productores y distribuidores los ingresos por taquilla.

De la A a la D
• Clase "AA": de libre exhibición para menores de doce (12) años.  Comprenden las películas que no presentan escenas de sexo, drogas, consumo de bebidas alcohólicas o violencia y cuyo contenido sea comprensible para los niños.
• Clase "A": de libre exhibición para todo público. Son aquellos films que tocan valores éticos o contribuyen al conocimiento científico, histórico o cultural.
• Clase "B": de libre exhibición para mayores de doce (12) años. Aquí se ubican las películas que son compresibles para un público adolescente con escenas de acción leve de violencia, sexo o consumo de sustancias estupefacientes.
• Clase "C": de libre exhibición para mayores de dieciséis (16) años. Abarcan los films que sean comprensibles para los adolescentes, con la indicación de que puede contener un fuerte contenido en violencia, sexo, consumo de bebidas alcohólicas o drogas.
• Clase "D": de libre exhibición para mayores de dieciocho (18) años.  Aquellas producciones cinematográficas que destaquen o realcen el odio, la violencia, la discriminación o racismo, la guerra, el delito, la injusticia, la pornografía, el irrespeto a la dignidad de las personas, el consumo de bebidas alcohólicas o el uso de sustancias estupefacientes, el vicio o la procacidad.


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

¿Quieres casarte conmigo?

A 979 metros de altura, en el impactante Salto (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir