ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

ENTRETENIMIENTO

Venezuela sembrada de orquestas

Dotado de una energía inagotable y con la música como principal herramienta, el maestro José Antonio Abreu mostró la dimensión ideal de nuestro país: una tierra pujante, llena de voluntades, orgullosa de talentos que destacan en todo el mundo

por CHEFI BORZACCHINI  |  imagen: DPTO. AUDIOVISUAL FUNDAMUSICAL BOLÍVAR | DOMINGO 19 DE NOVIEMBRE DE 2017

¿Se imaginó alguna vez ejerciendo la política?
Como político no, y mucho menos en la forma como se ha concebido esta carrera en Venezuela. Yo nunca he querido fragmentar mi personalidad, digamos en el economista, el político y el músico. El ser humano es una unidad indisoluble. Y yo hice lo que quería: desarrollar una carrera al servicio del país, porque ya era evidente que mi camino era el de una vocación absoluta de servicio a través de la docencia.

Imaginamos que hubo resistencia en el medio musical y cultural ante ese nuevo modelo de educación musical que usted quería ejecutar.
Todo cambio de carácter estructural suscita cierta reacción y eso es bueno, es positivo, porque contra esas resistencias es como se prueba la eficacia del proyecto. Sin oposición, el proyecto no puede probarse a sí mismo. De manera que las resistencias nos dieron la oportunidad histórica de probar, de validar, nuestra existencia. Dimos la bienvenida a las resistencias porque las necesitábamos para confrontarnos con nosotros mismos.

En el momento en que nace la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela, el 12 de febrero de 1975, el lema fue "Tocar y Luchar". Son dos verbos que sugieren combatividad, ¿por qué?
Desde el principio, cuando se suscitaron las primeras resistencias, entendimos que no podíamos sólo tocar, que no podíamos abandonar el sentido de lucha que aquello implicaba. ¿Con qué objeto? Probar ante las fuerzas contrarias que nos asistía la razón. Había que vencer obstáculos. Tuvimos que luchar mucho durante los años iniciales para a dar conocer en todos sus aspectos esa reforma de educación musical que desemboca en el proyecto de El Sistema; luego, dar a conocer las bondades, no sólo artísticas sino las sociales y las comunitarias; y, por supuesto, evidenciar la necesidad de que los organismos del Estado y las empresas públicas y privadas apoyaran de una manera permanente y estable, a fin de que se construyera un programa sustentable.

En los testimonios de los fundadores de la Orquesta Nacional Juvenil hay una palabra común: fe. Ellos dicen: "José Antonio tenía una fe que era como un monumento enorme... nosotros creíamos que ese sueño estaba solamente en su cabeza..." ¿Usted percibía esa incredulidad y cómo se sentía en ese momento?
Me sentía muy bien; estaba consciente de que era una cuestión de tiempo y nada más: tiempo para demostrar que estábamos en nuestro camino. No me importaba que momentáneamente se dudara... yo le daba la bienvenida a esas dudas. Porque cuando se duda al principio y luego se cree, entonces se cree doblemente. Nunca tuve angustia por eso, siempre me sentí absolutamente seguro de que estábamos pisando firme.

Desde el inicio, su proyecto tuvo una vocación nacionalista. Era la materialización de un país posible, de otra Venezuela posible. Los ideales de democracia, de justicia, de inclusión social, del rescate de los niños y jóvenes a través del arte, del desarrollo de la sensibilidad en los ciudadanos, del trabajo y la educación como vía de progreso individual y colectivo, son algunos de los valores de ese país musical que usted ha creado tan exitosamente. ¿Siente que ese país de las orquestas, ovacionado mundialmente, está permeando a ese otro país violento que vivimos cotidianamente?

El Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles es la dimensión ideal de Venezuela. Desde el principio vi en las orquestas la más hermosa expresión de unidad nacional. Vi una Venezuela pujante, llena de voluntades y de esfuerzos por conseguir lo que se quiere. Vi una Venezuela orgullosa de sus músicos que triunfan y se destacan al más alto nivel mundial. La irradiación de las Orquestas en la comunidad, en cada estado, en la familia, indudablemente ya se está viendo, es palpable y veraz, ha ido transformando a la sociedad venezolana. En cada pueblo, en cada municipio, donde hemos creado orquestas, la comunidad se ha organizado y se ha responsabilizado de sus agrupaciones y de cada niño que va por las calles con su instrumento. Y lo importante de esto es que si las otras artes siguen el mismo esquema, indudablemente, el arte constituiría un instrumento fundamental, estratégico, único y revolucionario para la transformación del país.

¿Cómo hace para transmitirles su entusiasmo a sus colaboradores y no avasallarlos?
Esa energía inagotable no es mía, es la luz inextinguible que emana del propio proyecto a largo plazo. Este es un proyecto de siglos, de carácter histórico, que emana una energía intrínseca y que encarna en los principales actores, que son los niños y los jóvenes. Ellos son los que reciben en forma inagotable el efecto de esa energía, la emanan, la transmiten y la prolongan.

¿Qué se requiere para que esta fórmula con la que usted dio, se implante en el resto del mundo y que firmemente pueda seguir creciendo en Venezuela?
Que los estados la asuman como proyecto intrínseco del sistema educativo. El día en que las escuelas básicas apliquen en su contenido curricular ordinario la enseñanza de las artes, desde el niño de dos años hasta el nivel universitario, ese día el país será otro. Para que eso ocurra debemos formar más maestros comprometidos con este ideal. Este sería el próximo gran paso: la inserción del Sistema de Orquestas en la educación formal para que la enseñanza del arte y de la música sea obligatoria en la escuela.

¿Cómo concibe usted a la Venezuela del futuro?
Venezuela tiene que ser una gran empresa de educación. A través de una educación sabia, avanzada, profunda y consciente de sus principios, de sus contenidos y de sus propósitos, el país encontrará su camino.

(Banco del Caribe, 2004)


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Tendencias de moda sustentable

Cinco años han pasado desde el desastre en Rana (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir