ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

ENTRETENIMIENTO

Falcón, desde la ventana

No has avanzado tanto en la carretera, cuando los Médanos de Coro cubren el lugar

por ADRIANA HERRERA  |  imagen: ADRIANA HERRERA | DOMINGO 1 DE OCTUBRE DE 2017
Ir de copiloto en un auto tiene sus ventajas. Los paisajes van desfilando por la ventana y parecen detenerse para que podamos recordarlos bien. Lleva uno esa emoción casi inocente de sorprenderse, esa libertad de decir: "párate un momentico aquí para hacer una foto". Eso ocurre con mucha facilidad en el camino que lleva desde Santa Ana de Coro, hasta el Cabo de San Román, en el estado Falcón. Una mezcla de historia con postales idílicas. Un calor que se apacigua rápido con la brisa constante.

El casco histórico de Santa Ana de Coro es el más antiguo de Venezuela (1527) y por eso es Patrimonio de la Humanidad. Sus calles mantienen el empedrado original, sus fachadas son hermosas y coloridas. Aparece la casa de las cien ventanas, la de las ventanas de hierro o el balcón de los Aracaya. Mucha historia tras esas paredes, pidiendo ser contada, sin cansancio. Más allá, la iglesia de San Francisco, con ese amarillo tan contundente que es imposible no verla. O la catedral, que fue la primera en construirse en el país y ahí sigue, altiva frente a la Plaza Bolívar.

Pero saliendo de esas cuadras, el paisaje se abre, se vuelve insólito. No has avanzado tanto en la carretera, cuando los Médanos de Coro cubren el lugar. De lado y lado, esas dunas se levantan hasta más de ocho metros, tan suaves, tan en armonía con el viento. Si pasan muy temprano en la mañana, o ya cerca de las cinco de la tarde, la arena no está caliente y pueden caminar descalzos por esa inmensidad que se pierde de vista. De hecho, hay rutas médano adentro que se pueden hacer con guías para que el asombro no solo sea de paso.

Más adelante, aparecen Las Cumaraguas como un destello. Esas salinas rosadas que cobran un color más intenso cuando les da el sol de la tarde. Uno se estaciona al frente de ellas, cruza hacia su belleza, pero también hacia su desidia: hay abandono en sus alrededores, porque falta apoyo. Quienes se encargan de extraer las piedras de sal -que parecen cuarzo, que son como hielo- las venden al precio que considere quien las compra, pero hasta hace poco, sí vendían seis kilos de sal molida a 2500 Bs, y es posible que ya el precio haya cambiado un poco. Lo cierto es que la sal se acumula en la orilla y a uno le gana la curiosidad y quiere tocar esa agua tibia con los pies, mientras en la lejanía se ven cactus, cujíes, desierto.

Basta seguir por la carretera, para que el viento la cubra de arena. Si no se agarra bien el volante, el carro se zarandea. Es la brisa falconiana luciéndose al lado del mar. Allá queda El Supí, por allí se adivina Adícora, pero uno sigue hacia el Cabo de San Román, el punto más septentrional de Venezuela, que es mar y desierto.

Por ahí llegaron los españoles en 1499 y descubrieron Paraguaná el 9 de agosto, día de San Román. Y uno va a verlo, con una mezcla rara de curiosidad, porque te dicen, además, que si el cielo está despejado se ve la isla de Aruba. El mar aquí conmueve, se vuelve delirio. Como todo el camino, de ida y de vuelta.

A tomar en cuenta
-Un buen alojamiento en Coro, es la posada Casa de los Pájaros. Roberto, su dueño, ha creado un lugar colorido para viajeros curiosos. Con él pueden hacer sandboard en los médanos, rutas de senderismo y explorar lo que les provoque del estado Falcón. 0268.252.82.15 / casadelospajaros.com.ve


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Recetas para compartir en familia

La buena nutrición de los hijos no depende solo (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir