Beta
Como tener una visión más positiva de la vida

NURY GÓMEZ DE SUCRE

29/07/2018 12:00 am



Las ideas negativas nos afectan a todos de diferente maneras, se cuelan como invitados que no deseamos en nuestra vida, nublando nuestra visión del presente y distorsionando la visión de nuestro futuro, llenándonos de emociones tóxicas y llevándonos a cambiar nuestra realidad, hasta el punto de confundirnos y hacernos ver, que no podremos resolverla o superarla, de manera que lo único que nos quedaría por hacer, es huir de ella, evadirla o hundirnos en la negatividad y en el estancamiento total. Por eso, es tan importante aprender a reprogramarlos positivamente. 


Muchos, hemos sido educados con miedo, por eso mantenemos una actitud negativa, temerosa y pesimista ante la vida, convirtiéndonos muchas veces en el obstáculo más difícil de superar, cuando buscamos alcanzar nuestras metas y cumplir nuestros sueños. 

La buena noticia, es que podemos transformar nuestra manera de pensar e interpretar lo que nos pasa, para convertirnos en personas optimistas, positivas y entusiastas ante la vida. Una actitud positiva, animada y vital siempre nos impulsa a actuar, a disfrutar, a compartir y a vivir plenamente cada momento, nos da una visión y una interpretación mucho más optimista de cada evento que se presenta en nuestro día, y nos protege de la afectación que nos puedan causar las demás personas y las circunstancias difíciles de la vida. 

De una actitud positiva y entusiasta, depende en alto porcentaje el éxito y el bienestar que experimentemos para disfrutar de una mayor y mejor calidad de vida. 

CLAVES PARA MEJORAR NUESTRA VISIÓN DE LA VIDA. 

 • REPROGRAMA TUS PENSAMIENTOS. 
Después de un pensamiento negativo, con tu voluntad e imaginación, construye frases positivas, optimistas y afirmativas que repitas varias veces a lo largo del día. En lugar de enfocarte en desarrollar sus imágenes negativas. Simplemente distrae tu mente, cambia de atención, de actividad y no profundices en ninguno de esos pensamientos negativos. 
 • BUSCA SIEMPRE LO POSITIVO.
Dedícate a buscar todos lo positivo que ocurre a tu alrededor y apóyate en ello para fortaleces la confianza y el ánimo. Puedes hacer una lista con todas las cosas buenas que también te ocurrieron a lo largo del día. 
• VENCE EL HÁBITO DE SUPONER. 
Cuando estés en una situación difícil, por dura que te parezca, evita imaginar que sucederá lo peor. Piensa en que todo se resolverá de la mejor manera, y dedícate a buscar los elementos positivos que esta también tiene. ¡Imagina y espera lo mejor con optimismo! 
• MANTENER UNA ACTITUD POSITIVA. 
Una buena actitud, nos ayuda a descubrir las oportunidades donde otros solo ven dificultades, para asumirlas y afrontarlas de la mejor manera. Evita exagerar o dramatizar los aspectos difíciles o negativos, de manera que sea más sencillo solucionarlos. 
• AFRONTAR LOS MIEDOS. 
Para conocer y cambiar cualquier sentimiento lo primero que necesitamos es ser capaces de reconocerlo, mirarlo de frente, sin negarlo y aceptar que está en nosotros por alguna razón, para luego pasar a la acción, que implica el trabajo consciente de superarlo.