Espacio publicitario

  • YOLIMER OBELMEJÍAS

29/07/2018 12:00 am

Anclada en Los Roques, donde fue criada por su madre junto con su hermano, quien se titulara campeona nacional junior de la disciplina cuando tenía 17 años, habla de su pasión por el deporte y dice que sueña con viajar, aprenderlo más y enseñarlo alrededor del mundo

Montada en una tabla y con el arnés del kite sujeto a su cintura, Vrinda Hamal (Caracas, 1994) sonríe mientras se desliza entre las aguas de ese paraíso tropical que llaman Los Roques. Tiene el cabello rubio como el sol y el color de sus ojos compite con el azul aguamarino del archipiélago en el que su mamá la crió junto con su hermano. El viento y los pájaros la acompañan. Su piel ya no es blanca, exhibe un bronceado permanente producto de las largas horas que pasa en la playa practicando kitesurf, el deporte que aprendió de su progenitora cuando apenas contaba con 12 años.

“Venezuela es un país que se caracteriza por el buen viento para practicar deportes acuáticos a vela, mucho más que por las olas, las cuales no son constantes, lo que me llevó a probar esta modalidad de la cual quedé enamorada”, dice quien integró por dos años consecutivos la selección nacional de surf y se tituló campeona nacional junior de la disciplina cuando tenía 17 años.

“Representar a Venezuela es una de las experiencias más lindas que he tenido”, asegura Hamal, que después de la experiencia optó por convertirse en una instructora de kitesurf, emprendedora, cocinera y community manager.

Crecer y practicar los deportes que le apasionan sólo le ha dado paz y felicidad. “Estudié unos años en Margarita, luego estuve en Costa Rica aprendiendo y conociendo un sinfín de cosas hermosas, sin embargo, nunca he dejado de volver aquí con mi madre, en Los Roques. Los Roques permite un estilo de vida muy diferente al de la ciudad. Aquí, el plan del día es dictado por las condiciones climáticas y se despiertan tus sentidos, sentidos que la mayoría de la gente no utiliza por las comodidades que brinda la metrópoli”.

Hacerse de un título jamás le ha quitado el sueño. “No tengo ninguna carrera porque desde muy temprano me di cuenta que las opciones que me daba la vida relacionadas con mis gustos iba ser muy difícil de ligar a alguna rama académica. Tuve una avalancha de buenas oportunidades y corrí con la suerte de elegir las que más me apasionaban. Soy amante de la vida y no hay mejor universidad que ella”.

Hamal se concentra en la old school (vieja escuela), la cual incluye maniobras donde el kite está enganchado a tu cuerpo y los movimientos son más altos y en slow motion (cámara lenta).

- ¿Qué es lo que más le gusta del kitesurf?
- La oportunidad constante que me brinda para aprender. 

- ¿Qué es el freediver y scubadiver? ¿Cómo los define? 
- Son como viajes a otro mundo, aunque parecen lo mismo no son compatibles el uno con el otro. En el freedive o apnea eres un ser más debajo del agua aguantando la respiración compartiendo los mismos sonidos y sentidos que todos los que viven allí, tratando de disminuir tus pulsaciones al mínimo para no consumir tanto oxígeno y poder prolongar el tiempo debajo de ella. En el scubadiving o buceo eres un ser visitante con un traje de astronauta que disfruta de un placentero paseo durante un largo tiempo sin aguantar la respiración y haciendo un escándalo con tus panas (risas).

- ¿Qué requisitos o cualidades se deben tener para poder practicarlos?
- Con los años de experiencia he comprobado que el que quiere puede. La constancia hace la excelencia. Eso sí, para practicar cualquiera de ellos de manera eficiente y segura debes recibir un curso o entrenamiento.

- ¿Qué recomendaciones le daría a quien quiera incursionar en ellos sin importar edad o experiencia?
- El kiting, como conducir, puede ser peligroso si no lo respetas. Las habilidades básicas y una introducción gradual al deporte lo hacen seguro y fácil. La ventaja de obtener lecciones así es que pueden enseñarte el poder de una cometa. Mi lema es que necesitamos más mujeres en el agua. El deporte necesita más elegancia y estilo y nosotras somos las mejores en esos temas.

- ¿Qué sensaciones o sentimientos experimenta al practicarlos?
- Placer. Con el surf me cargo de energía, cada ola es una experiencia única. El kite me conecta profundamente. Sintonizo con el clima, mi cuerpo, el terreno y mi equipo. Somos uno. La apnea es un encuentro conmigo misma y con el océano.

- ¿Qué metas se ha planteado en torno a estas disciplinas?
- Quiero seguir viajando y enseñando a grupos en diferentes lugares del mundo, aprendiendo y compartiendo con otras culturas y ganarme la vida disfrutando de lo que me gusta. También quiero hacer algo por Los Roques. Como venezolana sé lo valioso que es nuestro parque. No podemos permitir que se pierda, hay que luchar para recuperar el estado en el que lo teníamos y proteger aún mejor este archipiélago natural.

- ¿Cómo describe su vida?
- Soy afortunada. Sin embargo, soy de las personas que piensa que la suerte es un tipo de inteligencia.

- La gente constantemente habla de las dificultades que hay en el país, ¿cuál es su opinión al respecto?
- La vida es cíclica y para que haya un cambio debe haber personas involucradas en ese cambio. Soy una persona de fe y creo en la gente que hace algo por su país, por los demás y por ellos mismos. Los venezolanos que aún viven aquí trabajan día a día por sus proyectos, con muchas dificultades pero con determinación y esperanza en nuestra tierra.

- ¿Qué mensaje envía a las personas que quieren iniciar un emprendimiento?
- Los venezolanos que se quedan son los responsables del futuro de este país. Es hora de ser los mejores en cada una de nuestras áreas y trabajar duro por Venezuela. 


Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario