ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas

Las melodías del plato navideño

Puede que algunos ingredientes para la hallaca escaseen este año, pero uno que no faltará será la flauta de Huáscar Barradas, quien por noveno año consecutivo recorre las principales ciudades del país saciando el apetito de optimismo, esperanza y tradición a través de la música

por FABIÁN SOTO RUEDA  |  DOMINGO 14 DE DICIEMBRE DE 2014
Fotos: Cortesía Huáscar Barradas

Hallaca con flauta es el nombre del espectáculo que nació en Barquisimeto como parte de una iniciativa de una conocida entidad bancaria de la ciudad, interesada en ofrecer un concierto con un formato de tertulia musical.

Animado por la idea, el reconocido flautista Huáscar Barradas convocó a Jorge Polanco (cuatro) y Elvis Martínez (bajo y guitarra), con quienes formaba el Trío Acústico Venezolano, para presentarse en el estacionamiento del Museo de Barquisimeto, un área con las paredes de ladrillo naranja descubiertas que con la iluminación y el escenario parecía las ruinas de un coliseo romano o anfiteatro griego.

"Recuerdo que pregunté quién quiere cantar una canción, que es algo que usualmente hago, y se subieron como 25 personas. Fue una velada espectacular y la satisfacción es mayor al ver cómo de algo tan espontáneo surgió el formato de un concierto que seguimos perfeccionando, convirtiéndose en una tradición cada año", resalta orgulloso Huáscar Barradas al puntualizar que actualmente la escenografía del concierto es la sala de una casa, donde se pone el arbolito de Navidad y el pesebre, entre otros detalles.

El éxito de aquel espectáculo en la capital larense dio pie a un disco de estudio homónimo que incluía algunos aguinaldos, parrandas y clásicos navideños, así como piezas inéditas. Casi de inmediato surgió la necesidad de tener un segundo disco para el que se invitaron a conocidos artistas venezolanos como Francisco Pacheco, Guaco, Víctor Muñoz, Víctor Drija, Kiara y el grupo Caibo, entre otros.

Paralelo a los discos continuaron los espectáculos en vivo que en esta Navidad llega a su novena edición con presentaciones desde el pasado 30 de noviembre en Valencia, Barquisimeto y Caracas. Próximamente será el turno de Maracaibo (14 de diciembre) y Puerto Ordaz (21 de diciembre).

En los últimos años han acompañado a Huáscar Barradas legendarios exponentes de la gaita como Neguito Borjas, Ricardo Cepeda o Betulio Medina, quien este año repite junto a otras figuras importantes del género como Nelson Arrieta, Daniel Somaróo y Ozias Acosta, que a su vez han estado en diferentes años de Hallacas con flauta y que se reencuentran en esta Navidad.

Pero para el virtuoso flautista venezolano, nominado al Grammy Latino en dos ocasiones (2011 y 2013), este espectáculo es mucho más que un compromiso artístico, es una labor trascendental alimentada con sus propias vivencias familiares que se esfuerza en heredar a las generaciones por venir, comenzando por su hijo Kai.

¿Cuál es la motivación de Hallaca con flauta?
"Yo provengo de una familia muy grande de Barquisimeto, los Barradas, una familia muy musical que todavía cuando nos reunimos sacamos guitarra, cuatro, tambor, charrasca y de repente tenemos una parranda familiar. El propósito de Hallaca con flauta es ese: preservar la tradición del encuentro en familia para hacer la hallaca y, principalmente, enseñarles a los niños que nosotros como venezolanos tenemos una Navidad muy particular que debemos conocerla, amarla y cuidarla. Para mí es fundamental que mi hijo conozca canciones como Mi burrito sabanero, Tun Tun o Espléndida Noche, y que sienta orgullo de ese cancionero que nos hace únicos en el mundo. Además tenemos un sonido particular para la Navidad: la gaita".

A propósito de tu hijo, ¿Kai debuta este año contigo en el escenario?
"En realidad debutó desde que aprendió a hablar (ríe). Lo que pasa es que ahora, con cinco años, canta muy bien. Entonces me gusta incorporarlo en algunos de mis conciertos siempre que no choque con su horario de clases en el colegio".

¿Y de tal palo tal astilla?
"El sueño de un papá músico es tener un hijo que lo acompañe a todos los conciertos y comparta con él. A Kai le gusta la música, aunque particularmente cantar y tiene muy buena voz. Al menos mejor que la de su papá, que es terrible".

¿Cómo es la banda sonora de la Navidad de Huáscar Barradas?
"Con gaitas en la voz de Ricardo Cepeda, ese sonido particular de los discos de acetato que tenía mi tía Mada. Pensar que ahora somos muy amigos, con quien compartimos en tarima, eso me llena de orgullo y emoción. En Maracaibo todos los 24 y 31 de diciembre hay un encuentro de gaiteros conocido como El Pozón y yo todos los años hago el esfuerzo para poder coincidir allá en esa fecha para compartir con ellos".

¿Y preparas hallacas o solo las comes?
"Algunos años mi familia hace hallacas y en otras ocasiones las compro. Recuerdo que cuando estaba mi abuela viva, hasta en Houston (Estados Unidos) preparamos hallacas. Fue muy cómico porque no conseguíamos los materiales, inventamos envolverlas en aluminio y se nos quemaron. En mi caso particular lo que sí preparo cuando estoy en Maracaibo es el pernil . Eso se ha convertido en una tradición en mi familia, todos esperan mi pernil. Cuando tengo las manos metidas en la carne colocando el relleno, en ese momento comienza la Navidad para mí. Otra tradición en Maracaibo es jugar el 26 de diciembre una caimanera de softbol familiar, alquilamos un campo y todos participamos jugando o llevando comida, haciendo barra... de todo".

¿Cuáles son tus hallacas favoritas?
"Sin duda las hallacas de mi abuela Barradas y de mis tías de la calle 16 de Barquisimeto. Esa casa todavía existe, allí vivió mi bisabuelo Tomás Barradas y fue donde surgió esa hallaca que es tradición en mi familia. Mis tías guaras son muy importantes para mí, son un símbolo de alegría".

¿Alguna vez has sido el "Grinch"?
"¡No... jamás! Yo soy una persona feliz, optimista, positiva, y no solo yo, toda mi familia es así".

¿Cómo haces para que la nostalgia no opaque la alegría de esta fecha?
"Me enfoco en pensar solo en aspectos positivos y cuando recordamos a personas que ya no están con nosotros me concentro en los momentos felices. Las vivencias están vivas, están en tu corazón y las puedes consultar en cualquier instante. Seguro que hay momentos fuertes, el abrazo del 31 sin esa persona que se fue puede aflorar una lágrima, pero hay que celebrar la vida, la fortuna de tener a todas esas otras personas que están ahí contigo".

¿Qué le pedirás al Niño Jesús esta Navidad?
"Justamente tener más tiempo para vivir".

@SotoRueda



Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

María Isoliett Iglesias, la esperanza como norte

A lo largo de 14 años, María Isoliett Iglesias (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir